15 dic. 2008

Uso de las palabras en las clases, terminología Koblentz-Tahl, la Escuela de Ajedrez en Riga.

Recientes artículos recuperan importantes experiencias de la que fuera una notable escuela de Ajedrez en la Letonia soviética en los años 1955 a 1990.
Un prototipo del buen entrenador fue el Maestro Nacional Alexandr Koblentz que fue el profesor de los Grandes Maestros Mikhail Tahl, Aivar Gisplis y los Maestros Internacionales Vitolinsh, Klovan y hasta cierto punto los Grandes Maestros Lanka, Shirov y Bagirov.
Se cuentan en decenas los jugadores del más alto nivel internacional preparados y “graduados” por Koblentz, pero no menos rica fue la producción de libros y manuales de enseñanza de ajedrez escritos por Koblentz, destacando los escritos en unión del excampeón mundial Mikhail Tahl: “Camino del Éxito” y “Estudie Ajedrez con Tahl”. Pero uno de sus mejores trabajos, su Manual para preparación de entrenadores, editado en pequeño número de ejemplares y en mimeógrafo, era prácticamente desconocido hasta hace unos meses en que se digitalizo y circula ahora por la Internet.
Sin embargo, la Escuela de Riga no destaca sólo por los trabajos de su mentor de más antigüedad, sino se conjunta con los trabajos de Mikhail Tahl, que escribió dos de los libros que se consideran entre los veinte más importantes de la historia: “Vida y Partidas de Mikhail Tahl” escrito en coautoría con su amigo, el prolífico periodista Damsky, y el libro de su match con Botvinnik de 1960, que se conoce en español con el título de “Práctica Magistral”. Su serie de artículos “Meditaciones ante el Altar”, también se considera un gran clásico del ajedrez. Pero los libros y artículos de Aivar Gipslis y los muchos números de la Revista “Shah” de Riga, entre 1960 y 1990, fueron la gran contribución del ajedrez de la Letonia soviética al ajedrez mundial.
Según Koblentz, uno de los grandes señalamientos que los letones hicieron en los Congresos de Enseñanza del Ajedrez en la URSS, fue el uso de las palabras adecuadas al enseñar ajedrez a niños y jóvenes. El seleccionar las palabras que tuvieran el efecto buscado por el entrenador al comunicarse con sus pupilos era un aspecto muy cuidado y se consideraba fundamental en Riga.
El concepto del “Rech”, palabra rusa que se refiere a las palabras en un sentido más profundo que la usada con el termino “Slova”, fue durante la URSS primordial para ser manejado por los entrenadores soviéticos y era uno de los aspectos que más contaban en la evaluación de la eficiencia de un entrenador.
Koblentz y Tahl destacaron en su uso, en el caso de Tahl sus estudios universitarios de filología y literatura le ayudaron para encontrar las palabras adecuadas, pero el gran talento empírico de su maestro, seguramente fue la influencia decisiva.
Para entrenadores de otros idiomas, el manual de Koblentz en su capítulo de “Rech” es de gran ayuda, pero requiere un buen esfuerzo de ingenio e investigación el adaptar las frases rusas de Koblentz al castellano o al inglés.
Por lo pronto me felicito que el capítulo de “Rech” esté escrito en ruso y no en letón, pues de otra manera estaría fuera del alcance de la mayoría de los ajedrecistas del mundo, mientras que el ruso es una especie de idioma generalizado en el nivel internacional del ajedrez, casi al mismo nivel de difusión que el inglés entre los jugadores del circuito de la FIDE.