14 dic. 2017

ESTUDIO DIRIGIDO EN AJEDREZ PARTE PRIMERA





Cómo hacer esquemas, resúmenes y sacar ideas principales de las partidas y textos de Ajedrez.
Las partidas de grandes maestros con abundantes comentarios, como aparecen en algunos libros notables, como por ejemplo Camino a la Maestría de Max Euwe, Como piensan los Grandes Maestros de Paul Schmidt, El Ajedrez como yo lo Juego, de Paul Keres, o el de Neishtadt, Paul Keres Master Class,  tienen mucha información de gran utilidad para entender la esencia del ajedrez, lo que es relevante, el “Darse Cuenta” de lo importante de la posición, como diría el gran, super gran, gran maestro Oscar Panno, pero para mejorar la adquisición de la información es importante registrarla en nuestra agenda y saber sintetizar la información que apuntamos ahí  y organizarla de tal manera que la experiencia de analizar una partida, sea propia o ajena, o de estudiar un texto, podamos reafirmarla y repasarla, de tal forma que la asimilemos y sea realmente nuestra. Hacer esquemas y resúmenes, ser capaces de exprimir la experiencia del estudio y asimilar las ideas principales son habilidades básicas para que el estudio sea eficaz. Muchos estudian y estudian ajedrez y realmente no avanzan ni llegan a comprender una posición por una mala manera de estudiar, que, por otra parte, se enseña en muchas universidades y por maestros de las diversas disciplinas, pues en esto los conocimientos adquiridos en cualquiera de ellas; llámese ajedrez o matemáticas, son similares en lo que toca a metodologías que potenciarán el aprendizaje y nos ayudaran a mejorar el desempeño en  torneos de ajedrez o en una carrera universitaria.
Los que estudian ajedrez tienen que aprender a extraer las ideas principales, plasmarlas en un resumen y organizarlas en un esquema, y los métodos para hacerlo se han usado durante siglos, pero incluso en las universidades es una asignatura muchas veces pendiente, aunque los entrenadores de ajedrez, para ser efectivos,   tenemos que enseñarles a nuestros pupilos a hacerlo. El estudiante autodidacta de ajedrez se verá muy beneficiado de hacer un estudio especial sobre este tema.
La agenda, la papelería con formatos de diversos tipos con los que acompaño todos mis cursos, basados en viejas y probadas maneras de trabajar en la añorada Unión Soviética, son de mucha utilidad, pero en la Internet abundan formatos de diversos tipos para hacer agendas y expedientes de estudio, y colocar ahí nuestros esquemas y resumenes de las partidas que analizamos.
El esquema y el resumen son maneras de organizar y trabajar la información. Tienen muchas utilidades ya que así podemos disponer de la información organizada y reducida, con lo relevante, deshaciéndonos de la “hojarasca”, como decía en sus conferencias el MI Eldis Cobo,  y debo añadir y resaltar que el simple  hecho de elaborar en esquemas y resúmenes la información implica comprenderla, procesarla y aprenderla.
El jugador de ajedrez, de cualquier edad, pero sobre todo los infantes, aprenden al elaborar el resumen y el esquema lo que  es parte muy importante del estudio de cualquier disciplina  ya que requiere “elaborar”, tenerla, por así decirlo, en nuestras manos,  la información y trabajar con ella.
¿Cuáles son los pasos? Muy similares a los pasos para analizar una partida propia o ajena.
Primero la lectura comprensiva, que todo niño debiera hacer esta tarea de manera casi automática. Para esto, en su agenda anotar las ideas principales. Es como revisar la papeleta de la partida de torneo y anotar en una hoja en que jugada aparece una posición crítica.
Luego, “El Darse Cuenta” dar, con lo que importa en las posiciones críticas. Ver las partes principales del tema a estudiar, para ponerle especial atención.
Pasamos entonces a la “Bitacora”, que en mis formatos les llamo Bitacora del Torneo, ahí anotamos de que se trata la partida o el texto, que estudiamos, para asi clasificarlo y poderlo “recuperar” cuando en un estudio en espiral veamos un tema similar y queramos reforzar nuestra experiencia reciente con otras pasadas.

En la bitácora debemos poner enunciados cortos, frases breves que nos digan el texto.
Al estudiar partidas propias o ajenas es muy importante seguir un método para que nada relevante se nos escape de analizar y registrar.
De ahí surge el obstáculo mayor. El identificar que es relevante. Muchos autores afirman que la gran diferencia entre el jugador promedio y un maestro es la capacidad de identificar cual es el factor, de los que integran una posición, sobre el que se debe uno enfocar para diseñar el plan. En pocas palabras, identificar la demanda prioritaria de la posición.
Entonces, para identificar lo relevante de una partida para nosotros dependerá de la demanda de nuestra situación como estudioso del ajedrez. Cuando el “estudioso” tiene el apoyo de un entrenador bien capacitado y realmente involucrado en la colaboración con su alumno; lo apoya en el diagnóstico de su situación como jugador y ambos pueden identificar que demanda, que necesita para seguir dando pasos adelante.
Pero si el “estudioso” no tiene ese apoyo, necesita saber guiarse para hacer su propio diagnóstico y lo único efectivo es el análisis de sus propias partidas, y para analizarlas y extraer lo relevante, necesita establecer la demanda de su situación como jugador, cerrando así un círculo vicioso. Para auto diagnosticarse, necesita analizar sus partidas, para analizar sus partidas y registrar lo relevante para su diagnóstico necesita conocerse y diagnosticarse. ¿Cómo convertir este círculo vicioso en círculo virtuoso? Forzosamente, si ya lo ha intentado solo mucho tiempo y no percibe progresos más o menos proporcionales al tiempo, esfuerzo y dinero que dedica, se requiere algo externo o de plano, en dialogo interno, seleccionar el área del ajedrez donde su corazón le dice que está su mayor deficiencia.
Lo que puedo decir es que tras hacer diagnósticos de un par de cientos de jugadores, una deficiencia muy común es el no poseer una metodología para seleccionar la jugada en el tablero. No tener el algoritmo para hacerlo. Por eso lo que casi siempre es el inicio de mis cursos, tras un diagnóstico , que llamo examen de ubicación, comienzo con los algoritmos básicos, derivados de las ideas de Capablanca, Lasker y Carlos Torre Repetto como publique en mis libros, recientemente en el dedicado a Carlos Torre y que ya se agotó y estoy desarrollando una continuación.
Cuando tiene una persona conocimiento y asimilación de los algoritmos da un salto de calidad en lo que respecta a la comprensión de la posición, pero debe ser reforzado con conocimientos que puede extraer con más facilidad al poder identificar más sistemáticamente lo que es la demanda de la posición.
Ahora, en lo que toca al estudio de partidas propias y ajenas, ya con los algoritmos puede relatar en resumen lo que pasa en la partida como quien describe una película o una novela que ha leído a un amigo.
Es como decir de que se trata la novela, de que nos habla, las moralejas, en enunciados o frases cortas. ¿Cuál es el tema? ¿Qué mensajes percibimos de parte del autor? ¿De que nos dimos cuenta?
Esa frase genial del GM Oscar Panno, “Darse Cuenta”, resume en dos palabras lo esencial en ajedrez y en la vida.
Debemos darnos cuenta de las ideas principales de la partida, de cómo estas se relacionan con la estructura de peones, con situaciones de piezas, con la seguridad del rey, etc. Tratar de ver que es lo que era importante en la posición y determinar la demanda de la posición y como los jugadores la interpretaron y así hacer el resumen escrito que va a nuestra agenda. 

Ya que tenemos establecidas las ideas principales, elaboramos el resumen.
Ya que hablamos de algoritmos, ¿Cuál podría ser el algoritmo para hacer un resumen?
Primero anotar las ideas principales y en que número de jugada se presentó la posición donde esas ideas comenzaron a expresarse.
Segundo, relacionar las ideas principales. Preguntarse, ¿Qué tiene que ver esta idea con esta otra?
Tercero, organizar todas las ideas y valorar si se tomaron bien en cuenta durante la partida.
Cuarto, determinar los planes usados y establecer si los ejecutaron adecuadamente, con éxito o si fallaron y porque. Si se siente que no hubo plan alguno o fue muy parcial anotarlo.
Quinto, pasamos a la redacción con nuestras palabras habituales.
(Es muy importante que cuando uno enseñe a un niño a hacer su resumen, estimularlo  a que lo haga con su propio lenguaje, no, en el caso de estudiar partidas ajenas de maestros, utilice las palabras de los comentaristas.)
Sexto, Lea el borrador y compruebe que se entiende lo que uno quiera decir. A menudo, cuando escribo a mano un texto digo que al principio solo Dios y yo entendemos lo que yo escribo con mi mala letra, después, solo Dios.
La idea es que si en un futuro lejano o cercano, recurre uno a las notas, o sea a resumen,  podamos comprender lo que se quiso resaltar sin ninguna duda.
Séptimo. Ya después de aprobado o corregido el borrador en su caso, pasarlo en limpio y plasmarlo en las agendas y bitácoras.
Luego pasaremos a hacer el esquema, o mapa mental, cuadro sinóptico, lo que mejor manejemos en otras disciplinas, o en formatos sugeridos en las agendas.
Un esquema, según la definición más aceptada es: Una exposición ordenada de las ideas o puntos principales de un contenido que se relacionan con líneas y otros símbolos gráficos para representar sus relaciones. El esquema es una herramienta visual, por lo tanto debe tener pocas palabras (las justas), las palabras ya las hemos empleado en el resumen, pero sí debe tener conexiones visuales.
Es muy útil tener este esquema, que muchos llaman “Infografia”, pues asi, visualmente, de un golpe, nos damos cuenta de las ideas principales y el tema de la partida.
Tratare de sugerir un algoritmo para hacer el esquema:
Primero, Anotar las ideas principales y establecer las posiciones en que se expresan con diagramas de la posición y flechas o señales en ellos que representen a donde va cada pieza parte de la idea.
Segundo, Buscar la relación entre las ideas o los temas principales
Tercero, anotar las ideas secundarias, que son aquellas que complementan las ideas principales y relacionar las secundarias con su principal.
Cuarto, preparar la estructura del esquema, como las vamos a colocar para que este claro y se resalte lo más importante. ¿Qué tipo de signos gráficos usaremos en los diagramas y en los textos,  llaves, flechas, cajitas, etc.? ¿Qué tipo de colores uso para cada cosa, ideas principales, secundarias, etc.?
Quinto, ya hacer el esquema, recordar que hay que usar pocas palabras y relacionar bien todos los conceptos.

9 dic. 2017

LOS LIBROS SOBRE LAS LECCIONES DEL GM BORIS SPASSKY.





Comentaba en artículo anterior de lo mucho que había aportado el GM Boris V. Spassky pero que era desconocido por muchos aficionados al ajedrez de habla hispana. En México fuimos afortunados en tenerlo en nuestro país en varias ocasiones, aunque nunca en períodos tan prolongados como los del GM Robert J. Fischer, pero a diferencia del maestro americano-islandès, Spassky jugò varios eventos oficiales de la FIDE, como son un Interzonal y un match del Torneo Candidatos. En las notas sobre lo que el GM Tolush entrenaba con Spassky hablaba de lo principal a inculcar a un jugador, que era el identificar lo que debía ser la lista de tareas. En esto cabe citar al académico B.Teplov:
 "La capacidad de captar lo que es realmente importante, así como una constante evaluación del material son los más importantes factores que permiten unificar análisis y síntesis, el auténtico equilibrio entre los aspectos de la actividad intelectual, los que distinguen el trabajo cerebral de un buen comandante." (del libro La mentalidad del jefe militar, citado por Boris Zlotnik, un gurú del entrenamiento en ajedrez).
Para los militares de alta estrategia, los de los Estados Mayores de operación, la sección segunda de los ejércitos se clasifican las las velocidades del pensamiento: la captación, o sea identificación rápida de situaciones en un proceso casí automático,  y la evaluación permanente, monitoreo continuo, realizado en todo tiempo durante un combate. Más adelante agrega: "El auténtico genio militar es a la vez el genio del conjunto y de los detalles." O sea lo que en ajedrez es perspectiva o visión táctica y la comprensión estratégica. En el libro Lecciones de Spassky, editado en 2017  Kalinichenko selecciona la famosa partida de Spassky contra Lothar Schmidt de Varna 1962, donde Spassky realiza una obra de arte estratégica combinada siempre con sensibilidad estrátegica.
Este libro de Kalinichenko, junto con el del GM Zenon Franco sobre Spassky, la selección de partidas es muy afortunada y si se unen los comentarios, se puede apreciar el nivel de un jugador casi completo, que Spassky modeló con sus creaciones. Como en el caso de Capablanca, las situaciones del entorno influyeron en que sus períodos como campeones mundiales fueran breves y a menudo uno siente que hay algo trágico en sus destinos y que de alguna forma no se aprecian con justicia sus alcances.
Tolush hablaba de que a un Blackburne de mediados del siglo XIX no se le apreciaba en su justa magnitud, por tantas figuras con que compartió sus mejores momentos. Spassky, prácticamente de la misma edad que Mikhail Tal, y un poco mayor que Fischer, ambos con tantas luces y atractivos, hicieron que no tuviera tantos seguidores y lectores de las producciones de Spassky.
El modelo de jugador de Spassky, a mi personal modo de ver, es sumamente instructivo, lo que el libro de “Lecciones” de Kalinichenko refleja bien. Si desgraciadamente no se han publicado las notas de Tolush, que tanta influencia tuvo en Spassky, el de Kalinichenko, escritor prolífico y brillante, tal vez apoyado por un buen grupo de auxiliares como los tuvo Alekhine en sus producciones en España de los tomos de Ajedrez Hipermoderno, sobre todo con la figura de un realmente enorme Francisco J. Pérez, es un libro de texto magnífico. Ojala en el futuro haya traducción adecuada para que los lectores de habla hispana conozcan verdaderamente lo magnífico que era el juego del brillante jugador leningradense Boris Vasilievich Spassky. No por nada su vencedor histórico Robert James Fischer lo valoraba tanto…