18 feb. 2018

HACE 21 AÑOS FALLECIO UN MAGO DE RIGA EL MI ALVIS VITOLINS.



A los 51 años, uno de los jugadores más creativos de Latvia, decidió salir de la vida y dejar de producir ingeniosas partidas de ajedrez. Un 16 de febrero de 1997, el alumno de Alexandr Koblenz y de Félix Tsirsenis de pronto sintió que se le cerraban los caminos y saltó de un puente para volar a su muerte.
La escuela de Riga tenía como característica producir ajedrecistas de gran viveza y agudeza. Nimzovich, Tal, Koblentz mismo, Shirov, Gipslis y Vitolins.
Me parecía curioso su parecido físico con Fischer, y como él, se distinguió en el ajedrez desde muy joven, dominando los torneos juveniles de la URSS, pero por una razón u otra no se coronó como campeón mundial juvenil. Lo conocían como Tal segundo y aunque aceptaba tener talento natural para combinar en el ajedrez, decía que él no le parecía nada especial la manera en que producía operaciones tácticas. “Es solo ver que peones están vulnerables, abrir líneas y aprovechar cuando uno tiene piezas más activas”. Siempre, decía, empezaba a revisar la posición y si una pieza podría cambiarse por un par de peones y dejar desprotegido al rey enemigo, no había que calcular mucho. Sacrificar y ya. ¿Cómo diferenciaba sus sacrificios a los de Tal? “En primer lugar, Misha tiene oportunidad de jugar con los máximos exponentes del ajedrez mundial y estos no suelen aventurarse con su estructura de peones, así que sus sacrificios son más de medio juego y tarda en envolvernos, y ha ganado el campeonato mundial, y yo me enfrentó con jugadores que a veces se descuidan y debilitan su estructura de peones y sacrifico piezas en la apertura, he ganado Campeonatos de Letonia, mientras Tal ha ganado muchos Campeonatos de la URSS, me lleva 10 años de edad, pero muchos kilómetros en experiencia”.
El fallecimiento de Tal le pesó sobremanera, lo mismo la emigración de varios magos de Riga como Koblentz y Gipslis. De repente era el único mago, los demás, incluso Shirov, se mudaron a Europa Occidental. La situación para los jugadores profesionales cambió mucho en Letonia. Los padres se le murieron. Estaba solo. Y saltó.
Lo curioso es que ocho años antes, un amigo de él y de su edad, el MI Karen Grigorian, tomo la misma decisión y dicen que a Vitolins le sorprendió mucho.
Sosonko, un poco cruelmente, decía que la biografía de Vitolins podía resumirse en pocas líneas, hubo grandes esperanzas y grandes éxitos en torneos juveniles. Exitos que no llevaron a nada. Se esperaba un campeón mundial y se quedó en campeón de Letonia, no logró ser gran maestro internacional, y sus enseñanzas fueron sus partidas, se dedicó a ser jugador, no quiso ser instructor, pues no tenía paciencia. Ni consigo mismo.
Cuentan que en un campamento de estudios juveniles, en que los mejores 10 juveniles de la URSS eran entrenados, Vitolins se peleó con Vooremaa de Estonia, y siendo muy fuerte físicamente lo estampó en la pared y lo obligo a cantar el himno de la URSS hasta cansarse. Todos decían que su potencial era fantástico, pero su carácter era muy dispar. Analizaba y analizaba, y aunque seguía las fórmulas de algoritmos y los utilizaba bien para la táctica, su problema, según Koblentz y Bagirov era la comprensión posicional, pero sus partidas atraían a los aficionados y siempre llamaban la atención.
Tenía detalles muy especiales y yo lo recuerdo con especial afecto y siempre sus partidas despertaban admiración y sorpresa por su inventiva. Es una lástima que no tuviese alumnos, aunque si muchos seguidores y todos hacían caso de sus consejos y de sus fórmulas…
Vitolinsh,A - Zilber,I [B99] URSS, 1973

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4 Ae7 8.Df3 Dc7 9.0–0–0 Cbd7 10.Ad3 b5 11.The1 Ab7 12.Cd5
Vitolinsh era experto en la variedad de sacrificios contra la siciliana en b5, d5, e6, f5. Había que vigilar sus caballos.
12...exd5 13.Cf5 Af8 14.e5 dxe5 15.fxe5 Ce4 16.Axe4 dxe4 17.Txe4
 Con el rey negro en medio del vendaval, un sacrificio sigue a otro. 17...Dc4 18.e6 Faltaba menos.
18...Cf6 19.exf7+ Rxf7 20.Ch6+
Bello remate. 1–0

Vitolinsh,A - Anetbaev,B [B99]
Camp.Latvia. Tomada de revista "64", 1975
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4 Ae7 8.Df3 Dc7 9.0–0–0 Cbd7 10.Dg3 b5?!
Provocando a que Vitolinsh demuestre su especialidad: sacrificio en la Siciliana. [10...h6]
11.Axb5 axb5 12.Cdxb5 Db8 13.e5 dxe5 14.fxe5 Cxe5 15.The1 Cc4 16.Dc7! Con gran ingenio.
16...Cd5
Poniéndose a tiro para otro sacrificio. 17.Txd5 0–0 18.Axe7 1–0

Vitolinsh,Alvis (2425) - Daverkausen,Bernd (2285) [B60] Porz op27 Porz (7), 1991
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 Ad7 7.Axf6 gxf6 8.Ae2 Da5 9.0–0 Cxd4 10.Dxd4 Tc8 11.Rh1 Dc5 12.Dd3
Parece que el negro no esta tan mal, pero ya tiene problemas para terminar su desarrollo y mantener el rey seguro.
12...Ag7 13.Cd5! e6
Parece lógica, pero el peón debilitado en d6 no podrá ser defendido.
14.Dg3 Rf8
 Pierde forzado. [La alternativa 14...exd5 tampoco es muy agradable debido a 15.Dxg7 Tf8 16.exd5 Y el rey negro esta inerme en el centro.]
15.b4 Dc6 16.Ab5
La dama negra ya no puede cuidar d6. [16.Ab5 Dxb5 17.Dxd6+ Rg8 18.Ce7+ Rf8 19.Cxc8+ Rg8 20.Ce7+ Rf8 21.Cg6+ Rg8 22.Cxh8]  1–0

12 feb. 2018

COMO PROGRESAR EN AJEDREZ Y QUE RECOMIENDO EN MIS CURSOS.



A menudo me preguntan de que tratan mis cursos y cuáles son los requisitos (aparte de los costos y lo que cobro y si soy carero). Adelanto un poco de que es lo que pido.
Dedicar Tiempo a entrenar.
Es muy difícil mejorar entrenando solo una hora a la semana o solo hacerlo en la sesión presencial o en la de on line de dos horas con el entrenador. Es necesario que esta hora sea seguida con más entrenamiento. Incluso algunos entrenadores y profesores en Rusia aún confían en la regla clásica de que si uno quiere ser bueno en algo se necesita dedicar 10 mil horas a entrenarse. Si ese es el caso con dos horas de la sesión conmigo en entrenamiento presencial o en la de online, en 104 años cumplimos la meta y garantizo que logra su título internacional. Requeriremos encontrar la fuente de la eterna juventud que buscaba Ponce de León.
Aunque si entrena 8 horas diarias, tomará 3.43 años.  Pero yo creo que más importante que entrenar mucho es hacerlo con calidad. Esa era la fórmula en la URSS, aprender y entrenar solo lo relevante. El trabajo más importante como entrenador es saber que es relevante que estudie un pupilo y como hacer el entrenamiento más eficaz. Por eso me enfoco en las asignaturas:
A.   Actitud al jugar.
B.   Principios Básicos del Ajedrez (Táctica y Estrategia)
C.   Visualización de posición de piezas actuales y en variantes.
D.   Visualización prospectiva de piezas y peones,
E.   Sistematizar el razonamiento con algoritmos,
F.    Ejercicios de resolución de posiciones,
G.   Aprender a Darse Cuenta, identificar y responder a las demandas de la posición,
H.   Análisis de partidas propias,
I.      Mejorar el cálculo de variantes,
J.    Formar y alimentar la intuición, con amplia cultura ajedrecista,
K.   Las reglas de la pieza en su lugar “soñado”,
L.    Pryomes y procedimientos y
M.   Repertorios económicos, bien cuidados y
N.   Técnica de finales.

La clave es entrenar mucho pero haciendo las cosas correctas y apropiadas. Lo relevante.
Pero lo mínimo para entrenar es una hora diaria. En mis cursos email envio cada semana material para entrenar unas 10 horas a la semana. Recomiendo diez posiciones diarias como mínimo, dedicando tres minutos máximo a cada solución, además de que en mis lecciones siempre el material es de preguntas y con tiempo medido para las respuestas. Sin esas diez horas a la semana, no respondo.
Pero lo ideal es superar la hora diaria. Mientras más tiempo se invierta, más grande será el beneficio y más pronto llegará.
Inicio con exámenes diagnósticos, que llamó de ubicación. Solo así puedo construir un plan de desarrollo. Envío todo tipo de papelería de seguimiento de proyectos, agendas, etc. Formatos en que cada paso del entrenamiento se registra. Es muy importante estructurar el entrenamiento. El diseño de un plan de desarrollo personal es una tarea que todos debieran hacer. Pero se requiere hacer un diagnóstico y saber dónde uno está y a donde uno quiere ir. Si no sabemos adónde vamos, no habrá camino que nos lleve.
En el ajedrez tenemos que aprender a evaluar la situación actual, darnos cuenta de lo que podemos alcanzar y fijarnos objetivos y metas, hacer el plan y luego elaborar como llegar a la posición que deseamos. Ya con la posición en mente, vemos los obstáculos y los removemos.
Como estoy contra el consumismo y el neoliberalismo en la educación, trato de proveer todo el material necesario para el estudio, la idea es que si quiere alguien gastar en ajedrez, mejor me pague mis clases y no gaste en nada más. Tuve una biblioteca de ajedrez de valor de varias decenas de miles de dólares, pero cargarla era como cargar una casa rodante completa. Ahora la tengo en discos duros de un cuarteto de teras. Son decenas de miles de documentos en PDF, desde el libro de Ruy Lopez del siglo XVI hasta mis dos libros sobre el GM Carlos Torre.  Creo que he traducido del ruso más de 6000 cuartillas, y tengo publicados en mi blog más de 2000 artículos y tengo unas 3000 clases escritas de las que he enviado desde 1998 y cada clase tiene como un promedio de 80 láminas y en cuartillas unas 30. La base en pgn de las clases ya tiene más de 11 000 partidas comentadas. O sea material a pasto. De ahí han salido 45 videos, y unos 112 cuadernos de estudios y 4 libros impresos. Como desde que empecé a dar clases de ajedrez en la UNAM en 1975 (más de treinta años de catedrático en la máxima casa de estudios), llevo registro de cada clase, cada partida seleccionada y cada posición de ejemplo, pues está difícil que le diga a un alumno que necesita comprar un libro para estudiar algo. He donado más de 400 libros de ajedrez y unas 600 colecciones de fotostáticas, así como más de 3000 documentos en PDF,  a jugadores estudiosos de 11paises. De mis clases en PDF hay más de 160 en descarga gratuita por internet y un curso completo de más de 1000 cuartillas. Así que si quiere gastar dinero en libros, videos, hágalo, pero en mi curso ya no necesita mas que lo que cobro yo, y creo que no hay en el mercado comparación. Tengo becados, como regla, siempre al 10% de los que se matriculan conmigo.
Pero un plan escrito de desarrollo y un expediente al día, son parte fundamental de todo.
Hacer una lista, ya sea larga o corta de lo que uno cree que necesita estudiar en las sesiones de entrenamiento es fundamental, y todos debieran tener su agenda, ya sea diseñada por un profesional en el entrenamiento de ajedrez o por uno mismo. Hay que señalar en ella lo que nos parece interesante y lo que parece aburrido, porque a lo mejor, lo que no nos gusta es lo que tenemos que mejorar más.
Pero en el plan de estudios es básico saber identificar lo que es relevante, pues lo peor es gastar tiempo viendo clases en video malas, o estudiar libros con títulos rimbombantes, pero sin sistema. Es muy importante el que tanto se estudia, pero más que es lo que se estudia. Si no sabe de ajedrez, siga la regla del abuelo: “Capablanca, Lasker, Nimzovich, los soviéticos, Kotov, Botvinnik,  Fischer y Evans, y lo demás ya sabrás escogerlo cuando te sepas todo lo de Capablanca”.
Solo falta jugar torneos fuertes, nunca de categorías bajas. Y luego analizar las partidas propias y las de los grandes maestros clásicos. Y progresa uno porque progresa….

4 feb. 2018

SABIDURIA Y JUEGO PRÁCTICO.



Cada vez que realizo un examen de ubicación a nuevos alumnos para conocerlos mejor y poder colaborar con ellos, e incluso para saber si de verdad puedo colaborarles, me encuentro con que no hay evaluación exacta, sino solo aproximados, que a menudo, con los siguientes monitoreos, tengo que cambiar, al menos en un 20%.
A veces, en torneos rápidos, me sucede que enfrento jugadores de alto elo, un poco más de 2300, que me doy cuenta que no comprenden la posición y si me doy un poco de tiempo, llega a uno a ganarles con más facilidad. Pero también enfrento jugadores con 1800 o menos de rating, que juzgan bien la posición, establecen el plan adecuado, pero cuando me siento ya con grandes problemas, cometen un error táctico y pierden la partida.
Hay veces que yo emprendo el plan correcto y luego me concentro demasiado y me informa el oponente que perdí por tiempo, cuando la partida estaba prácticamente ganada y me hubiera tomado segundos seguir el plan mas simple y estaba yo entretenido en dar con la manera más efectiva de ganar.
El caso es que a veces uno sabe demasiado y en el ajedrez de torneo hay que ser más pragmático y no querer hacer buenas partidas en el blitz, cuando lo realmente efectivo es no complicar cuando tiene uno ventaja, sino simplemente tirar golpes.
Según muchos entrenadores, incluyendo a Botvinnik, hay tres elementos fundamentales que debe tomar uno en cuanta para definir el nivel de un jugador:
o La comprensión posicional, el “Darse Cuenta”, como dijera el excelso GM Oscar Panno, visualización prospectiva de piezas;
o La visión combinatoria  o sensibilidad táctica
o La capacidad de calcular, visión de colocación actual de piezas y en variantes.

En los exámenes he podido medir bien el grado en que  un potencial alumno puede  Juzgar una posición con exactitud, que, como decía Modell, es el “summum de la sabiduría” en ajedrez.
Pero el más fuerte jugador en torneos no es aquel que juzga mejor la posición, solo es el más sabio en ajedrez y los torneos los gana un práctico, aunque tenga deficiencias en comprensión.
Hacer de un jugador que tiene mucha sensibilidad táctica un gran jugador posicional es muy posible; pero mucho más difícil es hacer de un jugador posicional un buen táctico. Ya decía Nimzovich que antes de nada, uno debe ser jugador táctico, pues aquel que tiene facilidad natural para sentir las posibilidades tácticas, pasará fácilmente a tener la sensibilidad posicional. En eso el excampeón mundial Tigran Petrosian, en muchos artículos (como los publicados en el libro titulado “Ajedrez en la Cumbre”), lo expresó reiteradamente.
Pero las deficiencias en táctica y cálculo concreto son consecuencias, las más de las veces, de falta de fórmulas para que el jugador tenga su razonamiento organizado, Luego que aprenden los algoritmos y practican los pasos a seguir, suben a una velocidad sorprendente para ellos. Sienten como si descubrieran América. Pero luego sigue el trabajo arduo de aprender a soñar las posiciones prospectivas de las piezas y eso lleva más tiempo.
Llevar agendas, analizar partidas propias, ser muy críticos, identificar camelos y falacias en los libros y revistas de ajedrez, a la larga es lo más difícil. El “Darse Cuenta”. Pero luego hay que cuidar que no sean más sabios y mantengan el sentido práctico.
El pensar en ello me recordó a un gran jugador que muy joven venció en un torneo, el Campeonato del DF, la final round robin y reunía sabiduría y era muy práctico. Como estaba muy comprometido con su carrera, a la larga fue personal especializado de alto nivel y colaboró con la NASA en el proyecto de los Challengers, no llegó a Maestro Internacional, pero su fuerza era a los 18 años de ese nivel. El caso es que en las platicas que teníamos me advertía: Ser sabio en ajedrez no es de mucho éxito en torneos, pero es indispensable para ser entrenador, porque el triunfo en los torneos requiere una forma de ser, quizás no muy agradable para muchos. Tiene más éxito él que sabe poner celadas y argucias, que aquel que busca crear algo trascendente, por eso Alekhine, que reunió ambas cosas, sabiduría y argucias, venció a Capablanca, quien tenía mucha comprensión, como Reti, pero no era un guerrero salvaje como Alekhine. En esos días, a mis diecisiete años, me llamó mucho la atención esas afirmaciones, pero en platicas posteriores con grandes del ajedrez como Carlos Torre, Fischer e incluso Karpov; todos coincidieron en los conceptos del Maestro Fernando Collazo.
Por eso, en los exámenes de ubicación trató de identificar el grado de cada una y otra cara de la moneda; para buscar el justo equilibrio. Además, algunos desean estudiar ajedrez para pensar mejor y no necesariamente para ganar a toda costa. He ahí la dificultad para hallar las mediciones exactas. Me ayuda mucho la experiencia acumulada de décadas de la escuela soviética  y luego la rusa de ajedrez, donde han hecho de la detección de talentos y de la superación de jugadores, a base de diagnosticos y práctica deliberada un arte. Pero siempre hay dudas.