23 de abr. de 2015

El mejor libro para mi, el de Mikhail Tal.




El Mago de Riga será siempre conocido así, a pesar de que los actuales gobernantes de Latvia lo hubieran catalogado como “ciudadano sin derechos” si viviera en estos días. Parece increíble que se remontasen con sus leyes a la época de Livonia o del viejo imperio Lituano Polaco, pero quiero pensar en una Riga donde hay monumentos y parques en honor de Tal y a la larga la historia no hará diferencias de que si en unos años los de origen judío, o ruso, o alemán no pudiesen convivir en tan pequeño país.
El Mago de Riga es ya de todo el mundo. Con orgullo recuerdo cuando organice allá por 1968 el Club Mikhail Tal en el Instituto de Amistad México –URSS y recibí una misiva de Tal que fue el inicio de algún contacto con el insigne gran maestro.
En Niza 1974 tuvo Tal un traspiés al subir en el autobús de transporte al Palacio de las Exposiciones y el Maestro Benito Ramírez lo levantó del brazo en vilo apenas a tiempo para que no se hiriera siendo arrastrado. Tal en broma decía, “Siempre le daré tablas cuando me lo solicité” Luego comenté que Benito estuvo a punto de ganar el primer torneo en honor de Tal en Ciudad de México y comentó: “Ya para mi es el nuevo campeón”.
Tal visitaría México en el Interzonal de Taxco y en una ocasión aceptó firmar cuanto libro juntamos de él, incluso unas copias fotostáticas. El GM Suetin también participó en esa sesión de firmas y Tal se quejaba de que sus libros estaban menos cuidados que los de Suetin y este comentó “Es que los míos los leen menos y eso que hay varios en español y en inglés”. Como no había ninguno en alemán, Suetin me regaló unos que traía y me los dedicó. Tal para no quedarse atrás me dio un libro en letón, pero era una novela que no tenía que ver con el ajedrez, pero si hablaba de su padre. Me lo autografió y yo no quise comentar que tenía libros en letón, pero que eran de Gipslis, eso si, todos autografiados.
Entre mis posesiones en PDF puedo presumir que tengo cada ejemplar de la revista Ajedrez de Riga, desde 1959 hasta 1992 cuando desapareció, para unos meses después la reviviera Sveshnikov para transformarse en Ajedrez Báltico.
En este día del libro, puedo recomendar ampliamente como el mejor libro de ajedrez para todo nivel y de toda época el de Mikhail N. Tal.

Los libros interminables de Ajedrez.




Estoy haciendo una revisión a la versión final de mi libro sobre el GM Carlos Torre Repetto y no termina uno de querer agregar una cosa por allí, o un dato recientemente conocido, a pesar de ya haberse entregado la versión final a los que van a hacer la parte final y cosmética del libro, la de formación y presentación, parte fundamental para “enganchar” al lector.
Mientras tanto también estoy terminando el original de la versión actual del libro que ya había publicado sobre el GM Marcel Sisniega, que más que cuadruplicó el tamaño de la pequeña edición que hice en 1994. Ya es un grueso volumen de 450 páginas, excediendo en más de 150 páginas lo que se específico en el contrato. Habrá que discutir con editores, etc,
El del GM Carlos Torre requirió revisar una muy extensa bibliografía y un enorme archivo de copias fotostáticas, páginas escaneadas, y copias de manuscritos en alemán, ruso e incluso ucraniano. Expedientes de hospitales, dependencias de migración, artículos periodísticos de toda índole, mucho material que relata versiones improbables e incluso calumniosas sobre “excentricidades” de ajedrecistas notables como Reuben Fine, Pablo Morphy, Edward Lasker, Robert James Fischer, Kasparov, Tal y el mismo Torre, por supuesto.
El caso es que después, con la información que tengo, pero sin datos duros comprobatorios, a lo mejor me hago una novela por entregas sobre las especulaciones sobre la vida del insigne maestro.
El problema es que no sea algo pastoso. Todavía recuerdo cuando me leí el libro en ruso sobre “La gran guerra patria 1941-1945” de 12 tomos, 10496 páginas, nada menos que en PDF un archivo de 543 megas, editado en 2011 por Editorial Militar en Kuchkovo Pola. Un Vademecum.
También estoy por sacar una edición corregida y aumentada de mi libro de 2012, Desarrollo Humano y Ajedrez, que fue acogido con mucho éxito en una edición por suscripción y que ha sido muy aumentado gracias a las experiencias con “Ponte al Cien” y a las investigaciones realizadas con la colaboración de la facultad y los alumnos de la Facultad de Ciencias de la UNAM y el ESCA del IPN, así como de facultad de las Universidades de diversos países, principalmente Austria, Cuba y Venezuela.
Pero como con el libro de Torre, primero, batallar para que lo quisieran contratar, segundo, batalla para que lo paguen, ahora más lucha para que ya se publique y la más difícil batalla, luchar para que lo lean….

Para preparar a un grupo de niños y jóvenes estudiantes.



Recientemente la asociación de un estado vecino a la ciudad donde radico me propuso diera un curso a la selección que competirá en la olimpiada nacional.
Deseaban que los preparará en aperturas y en algunas cosas de “digestión rápida” para que en unas diez horas de entrenamiento lograr un avance que los ayudase a mejorar sus resultados.
Reflexionando en ello traté de recordar mis experiencias con diversos entrenadores y determinar que programa o que actividad me había sido más provechosa.
En 1980 tomé en la Organización Deportiva Panamericana un curso con el GM Aivar Gipslis, afamado entrenador de muchos jugadores, al menos una decena de grandes maestros y de la campeona mundial femenil por muchos años Nona Gaprindashvili y del equipo de trabajo del Maestro Koblentz con el campeón mundial Mikhail Tal.
El curso fue impartido a un grupo muy pequeño de jugadores entre los que destacaba el GM Alonso Zapata. Pero lo que aprendí en ese curso de unas 30 horas fue mucho menos importante que muchas pláticas que tuve con Gipslis fuera de las horas de clase y los días de asueto en que lo invité a convivir con mi familia en la casa que teníamos de campo en Cuautla, Morelos; en que pude preguntarle muchas cosas sobre el trabajo de entrenador. Varios años después compartiría muchas horas más en Innsbruck, Austria donde Gipslis iba de entrenador de la futura GM Galimova y del futuro GM Gata Kamsky, también conviví ahí con el GM Nesis, entrenador del futuro campeón mundial de la FIDE Khalifman, con quien he tenido oportunidades de colaborar en San Petersburgo.
Otros momentos importantes fueron los largos intercambios de información y convivencia con los maestros cubanos Jesús Rodríguez y Jesús Nogueiras, que incluso se hospedó en mi casa varios días.
Los meses con Fischer, en que casi nunca se habló de ajedrez, también fueron importantes, porque me permitió observar muy de cerca a uno de los mejores jugadores de la historia y en un plano muy humano, que aunque no pareciera relacionado con el ajedrez, en realidad fue de mucha información para mi en todo aspecto. Debo decir que ajedrecísticamente me pareció más importante las conversaciones en esos días con el GM Miguel Angel Quinteros en que si hablamos mucho  de ajedrez.
¿Entonces que es lo más importante a transmitir? ¿Qué es lo uno más aprende de estar cerca de un entrenador o un jugador muy experimentado?
No son las aperturas, sino el contacto con una forma de ser y actuar. De ver sus hábitos de trabajo. El rasgo común de todos esos grandes jugadores y entrenadores fue la búsqueda, el pensar por si mismo, el criticar todo, el dudar de todo, sus algoritmos y sus hábitos que a veces se pueden describir en tres horas, pero que el ejecutarlos requiere entrenamiento de años, eso es lo esencial.
Conocer a tantos jugadores considerados de gran talento lo primero que causa es comprender que el talento no es algo nato y que el talento implica muchas cosas. Ya afortunadamente sicólogos y pedagogos han cambiado mucho la definición habitual de talento y ahora entendemos más de ello.
Hay poca duda de que los jugadores que logran un nivel internacional están dotadas con cantidades diferentes de dotes cognoscitivas como la memoria a largo plazo y habilidades de visualizaciones mentales, pero tanto la memoria como la visualización se pueden mejorar, como todas las dotes cognoscitivas, nada de conformarse con lo que nacemos, todo es desarrollable, no determinado, porque usamos una parte mínima de nuestros recursos cerebrales y de nuestro cuerpo.
La capacidad de trabajar mucho durante días hasta el final sin perder el enfoque es un talento.
La capacidad de seguir absorbiendo nueva información después de muchas horas del estudio es un talento.
Está claro que tal vez no seamos capaces de cambiar nuestro hardware, pero podemos mejorar definitivamente nuestro software.
Esto es lo básico que se debe transmitir. Que entiendan para poder emular, lo que es un jugador que ha alcanzado un cierto nivel, ver las herramientas que usa, que diga como se usan y como se fortalecen los hábitos de usarlas. Los métodos más que la simple información, que son datos solamente si no causan cambios en la conducta del estudiante. El mejor curso es el que cambia esquemas mentales, no el que atiborra de información.
Así me queda claro que debo aportar en apoyo a esa selección que desean comparta experiencias con ellos, que aprendamos todos juntos.

21 de abr. de 2015

Convoco a Curso Taller de Ajedrez de Desarrollo Sistema VICO.



Convoco al siguiente curso especial.
Entrenamiento para saber hacerse preguntas al jugar ajedrez.
18 horas de curso presencial y 120 a distancia.
Temas:
Herramientas para razonar en ajedrez (Algoritmos y formación de hábitos)
Enseñando para Aprender.
Conformación de planes de entrenamiento.
Como presentar planes de trabajo de ajedrez para una escuela.
El examen de ubicación y diagnostico, parte fundamental.
El Análisis de partidas.
Pryomes y estructuras de peones para estudiar aperturas.
Finales prácticos.
Estudio del Idioma Ruso y el Ajedrez.
Sicología Práctica y Ajedrez.
Preparación Física y Ajedrez.
Método del Taller:
Estudio de Casos, enseñanza problémica. Partidas Troykas. Ejercicios Caseros.
Parte Presencial:
Nivel único.
Lugar: Club Omnichess Segovia 114 segundo piso. Ciudad de México. (A tres cuadras estación del Metro Viaducto.
Fechas y horarios.
Viernes 1 de mayo de 18 a 21 horas.
Sábado 2 de mayo de 10 a 14 horas y de 16 a 21 horas.
Domingo 3 de mayo de 10 a 14 horas y de 16 a 19 horas.
Parte a Distancia.
Tras examen de ubicación, se enviará en tres niveles.
Meses de Mayo a Julio. 10 envios
Al final de la parte presencial se darán antologías y cuadernos de trabajo para auto entrenamiento y entrenamiento de alumnos, nivel general. En la parte a distancia se enviará material de acuerdo al nivel que se le ubique.
Solo se aceptan 12 alumnos.
Requisito: Enviar Curriculum a chesscom@hotmail.com
Costo Total del Curso Taller: $400.00 adultos, $500.00 jóvenes de 14 a 18 años.
Cierre de Inscripciones  Martes 28 de abril de 2015. Conforme se inscriban se dará el cupo.

El GM Yakov Estrin, entrenador eminente de ajedrez.




En un día como hoy en 1923 nació Yakov Borisovich Estrin, reconocido teórico del ajedrez soviético y campeón mundial de ajedrez por correspondencia.
Autor de varios libros sobre aperturas, como el escrito sobre Los Dos Caballos, con el excampeón mundial Tigran Petrosian, también fue un notable recopilador. Dos de sus grandes trabajos de recopilación fueron publicados en castellano en los años 1970s.
Destacó como planificador de programas de estudio, pero poco conocida es su labor como entrenador y “sekundant” de grandes jugadores.
En ocasión de que se celebra en estos días en Azerbaiyán un gran torneo de elite  en memoria del GM Gashimov, algunos comentaristas recuerdan los talleres de ajedrez que Makogonov tenía en Bakú, donde varios grandes ajedrecistas soviéticos de etnia rusa habían sido formados en tierra azeríes.
El GM Bagirov tras trabajar con Makogonov en sus años de servicio militar ya había alcanzado la fuerza de maestro y en la reglamentación de aquellos años para adquirir el título de Maestro del Deporte de la URSS en ajedrez, se requería se enfrentase a un match con algún reconocido maestro. Decía Bagirov que fue más difícil para él lograr el título de Maestro de la URSS que el de Maestro Internacional y el posterior de Gran Maestro.
El caso es que se preparó para ese match, con ayuda de Chepukaitis, otro ruso que andaba también haciendo su servicio en la base aérea de Bakú y con el muy joven Sajarov, que llegaría a ser el instructor de Kasparov en su adolescencia.
Ya iniciado el entrenamiento se enteraron que el rival sería el moscovita Yakov Borisovitch Estrin, ya con incipiente fama de teórico en aquellos días de 1958.
Decidieron buscar complicaciones tácticas y evitar variantes teóricas y finalmente Bagirov ganó el match y su título, pero requiriendo un supremo esfuerzo.
Las sesiones post mortem tras cada partida fueron notables  y Bagirov terminó prácticamente solicitando los servicios de Estrin como entrenador.
Según eso, Estrin fue pieza fundamental para que el joven Bagirov llegase a Gran Maestro.
Estrin era muy reconocido por su cultura en pedagogía y la creatividad en general. Diseño técnicas para aumentar la atención y la concentración, así como realizó, en conjunto con su amigo Malkin un manual para que los alumnos de ajedrez mejorasen sus métodos de estudio y la manera de prepararse para las competencias. “Diseño”, por así decirlo, decenas de antologías para que sus alumnos progresaran no solo en su ajedrez, sino en su desarrollo humano.

En mimegrafo se publicaron en Moscú muchos apuntes de Estrin que me parecen invaluables para el jugador medo superior de ajedrez  En revistas soviéticas se publicaron numerosas colaboraciones de Estrin, que eran buscadas por los muchos adeptos a leer sus escritos.
Las antologías de Estrin publicadas en Ediciones Martinez Roca deben ser parte de toda biblioteca. En inglés también se publicaron con el sugestivo título de “The World Chess Champions Teach Chess”. En ruso el título era “Teoria i praktica Shajmatista”.