17 may. 2007

Tabasco y del ALBA al Capablanca.






En el Centro Internacional de Ajedrez en Villahermosa, Tabasco, inició el mes de mayo de 2007 con la reanudación del convenio entre la Federación Internacional de Ajedrez y el Gobierno Estatal de Tabasco. Además de la acostumbrada llegada de nuevos aportes de la FIDE en computadoras y material deportivo, el dirigente de la FIDE para América, A.I. Jorge Vega Fernández anunciaba que habrá una serie de seminarios y talleres en dicho centro para preparación de jugadores y entrenadores de países de nuestra América. Asimismo presentó el calendario de eventos en todo el continente, como los zonales y el Continental Absoluto.
Nunca está de más enfatizar la hospitalidad y amabilidad de trato recibida de parte del Director del Centro, el Prof., Jordán, que hizo de mi estancia en Tabasco, en ocasión del curso de la FIDE, una experiencia muy agradable. También sería de resaltar las palabras del dirigente del deporte mexicano, Carlos Hermosillo, que en la inauguración de mi participación en el curso, manifestó la importancia de promover el ajedrez y que el Centro Internacional colabore en la superación del personal docente del ajedrez mexicano y centroamericano.
Luego de Villahermosa, tuvimos que dirigir nuestra atención mucho más al sur.
Con unas simultáneas masivas de ajedrez de más de 5000 tableros se clausuraron los juegos del ALBA en que participaron competidores de 31 países en una serie de diversas disciplinas deportivas. Venezuela toda y en especial Caracas va asentando a pasos gigantes su programa de ajedrez en las escuelas con apoyo técnico de varios entrenadores cubanos, entre los cuales personalmente aprecio particularmente al MI Lázaro Bueno, decano de deportes de la Universidad de Camagüey y que en Venezuela realiza importante labor.
En La Habana se siguen transmitiendo clases de ajedrez en la televisión dentro de los programas de Universidad para todos. En pasados días tuve la oportunidad de analizar la manera en que se desarrollan dichos programas y hacer observaciones de ciertas deficiencias que serían fáciles de corregir, no sin antes aclarar que la iniciativa de tener al aire la considerable cantidad de horas de clase de ajedrez, debiera ser imitada por todos los países de nuestra América, haciendo las adecuaciones requeridas en cada caso; pues la manera de presentarlas en Cuba pudieran no ser tan exitosa en otros países.
De hecho no pude observar la versión venezolana y compararla con las presentadas en La Habana. Máxime que la televisión de Caracas está repleta del mismo tipo de material, aunque hay que apuntar que de menos diversidad y atractivo, que el que se transmite habitualmente en México.
Pero hablando de La Habana, me llama poderosamente la atención la cantidad de horas a la semana de transmisión de los programas de ajedrez, así como el material impreso que, al alcance de todos, en quioscos en los más diversos puntos de La Habana, la teleaudiencia puede adquirir para apoyar el aprendizaje motivado en las clases de ajedrez por TV.
Si bien los manuales impresos son difíciles de mejorar, las transmisiones tienen algunos puntos que pudieran ser fácilmente mejorables.
La presentación del tablero de ajedrez en la pantalla, ocupando prácticamente todo el cuadro, se siente monótono primero e inmediatamente aburrido y sin atractivo después.
Los conductores de los programas son los mismos maestros que crearon el contenido de las clases y a menudo no son muy “televisables”, además de no ser precisamente unos profesionales de la presentación en TV, por lo que a veces es notoria su dificultad en expresarse ante las cámaras, y no tienen el entrenamiento adecuado para hablar ante el micrófono de manera dinámica y que estimule el aprendizaje del teleauditorio con entonaciones y gestos que son comunes en la práctica del enseñanza en una aula, pero que resultan inadecuados en transmisiones masivas.
De cualquier manera los miembros del claustro en el Instituto Superior Latinoamericano de Ajedrez (ISLA), están dedicados en estos días a las tareas que aseguren que la realización del Capablanca in Memorian, que iniciara el 17 de mayo, tenga el éxito acostumbrado y poco interesados, por el momento, a tomar en cuenta observaciones para mejorar las transmisiones que la televisión cubana realiza en la serie de programas Universidad para todos.
Después del Capablanca, seguirá el Torneo Internacional en Santa Clara en memoria del que fuese digno sucesor de Capablanca, el prematuramente fallecido Gran Maestro Guillermo García y posteriormente el ajedrez viajará 700 kilometros para la realización de un evento para conmemorar el inicio de la Revolución Cubana en la Ciudad de Santiago de Cuba. En teoría podían participar jugadores de los cuatro puntos cardinales del mundo.
El Capablanca de nuevo tendrá como escenario las instalaciones del complejo hotelero Neptuno – Tritón, en el oeste de Ciudad de La Habana. Por cierto que en este mayo de 2007 La Habana Vieja tiene una apariencia esplendorosa, con muchos edificios recientemente remozados. La Plaza Vieja cada vez se ve más nueva, conforme a cada una de las otrora majestuosas fachadas van tomando turno para recobrar su antiguo porte. Prácticamente el 80% de ellas están presentables y contrasta mucho con lo que pudo verse, digamos, hace unos cinco años.
La primera quincena de Mayo de 2007, con la clausura ajedrecística del ALBA anuncia una segunda quincena iberoamericana de ajedrez de Mayo que inicia con la nueva edición del Capablanca y continua con un calendario repleto de eventos, como el mencionado Guillermo García in Memoriam.
Por supuesto, aquí, ya en el caribe mexicano, espero que el MI Manuel León Hoyos logre destacada actuación en el Capablanca y esperamos verlo también después en República Dominicana en el podio de triunfadores.