15 oct. 2008

Bent Larsen y Victor Korchnoi, Cuarenta años después.


En este mes terminaron dos torneos. Ambos iniciaron el 29 de septiembre, uno en Buenos Aires, Argentina, el otro en Banja Luka, Bosnia. En cada uno compitió un jugador que hace 40 años era candidato al Campeonato Mundial, lo que significaba que, tras una serie de elimnatorias, pasando por campeonatos nacionales, zonales e interzonales, se clasificaban entre los ocho mejores del mundo, de donde saldría el retador al Campeón Mundial Tigran Petrosian. Estos dos jugadores, a pesar de ser los que más torneos internacionales ganaron entre 1967 y 1969; no lograron ser retadores al match con el campeón mundial, sino lo sería en 1969 Boris Spassky. Hablamos de los grandes entre los grandes maestros, Bent Larsen y Victor Korchnoi. La situación de ambos jugadores es muy diferente, pues mientras Larsen prácticamente está retirado desde hace 10 años, Korchnoi ha seguido compitiendo sin parar desde que inició su carrera hace más de 55 años. Para Korchnoi jugar en Banja Luka en un torneo categoría XI contra casi una decena de Grandes Maestros es cosa normal. Sólo perdió una partida, contra el fuerte GM Milan Drasko, pero ganó tres partidas para un buen más dos y el segundo lugar con 5 y medio puntos de nueve posibles para una performance de 2582, lo que hará que baje un par de los 2602 puntos de Elo que posee. Larsen, con un rating actual de 2461, en un torneo categoría IX se enfrentaba a una tarea difícil, aunque sólo estaban presentes dos Grandes Maestros, Andrés Rodríguez y Carlos García Palermo. Este último también veterano, (recuerdo que jugamos un torneo internacional en México en 1977, hace 31 años). El caso es que Larsen perdió todas las partidas, jugando unas aperturas bastante inferiores, como si estuviera dedicado a autoinmolarse. Una carrera tan brillante, sin una mácula similar en más de los 52 años de carrera en primera línea, (Larsen fue la revelación juvenil de la Olimpíada de Moscú en 1956, a sus 20 años de edad), no debió empañarse de esta manera. ¿Qué circunstancias están detrás de una cosa así? A veces uno juega sin ganas un torneo y no acepta que debe uno retirarse cuando tiene uno la mente en otro lado. A mi hay veces que en un mismo torneo pierdo partidas sin combate, con grandes errores ante jugadores inexperimentados, Afortunadamente me pasa rara vez y tengo que admitir que juego sin poner atención y que lo que debí hacer es no entrar al torneo para empezar. Pero el caso de Larsen es raro, pues jugó partidas como si quisiera perderlas desde el inicio. Pareciera que estaba en protesta, pero no se sabe de que. ¿Por qué jugó en ese torneo sino estaba dispuesto a combatir? De alguna manera estaba obligado y decidió “jugar sin jugar” Ya a los 72 años que tiene le quedan pocas oportunidades para cerrar su carrera con un buen resultado a nivel internacional. Espero no sea el último torneo de Larsen.
Una vez leí en un artículo ruso que Kasparov tenía pocas probabilidades en las elecciones de Rusia, pues a los menores de 30 años el nombre de Kasparov no les era tan familiar, como a los mayores de 40.
En el caso de Larsen, a muchos jugadores que no vivieron las épocas doradas de Larsen entre 1960 y 1988; les es indiferente el nombre. Muchos incluso solo lo recuerdan como uno de los dos grandes maestros de primera línea que perdieron 6 a 0 contra Fischer.
Es una pena el olvido, pecado frecuente de las grandes masas del ajedrez.