13 oct. 2008

Retorno a las crónicas del blog.




Periódicamente los entrenadores tienen que ir a entrenarse. Hay que ver que hay de nuevo por el mundo, observar sin prejuicios y liberarse de algunas cargas, pensamientos firmemente arraigados que funcionan como rémoras y abordar con mente abierta lo que ofrecen los avances en otras partes.
En casi dos meses de silencio en este blog han pasado muchas cosas en el ajedrez que serán mejor transmitidas en el Bucanero 30 y en el inevitablemente pronto seguidor Bucanero 31, que saldrá como necesario continuador para evitar que algún evento muy importante no tenga su reflejo en los Bucaneros, para muchos la única manera de mantenerse al tanto del mundo del ajedrez y que debe ser testimonio completo, aunque breve, de nuestro tiempo en el ajedrez. Para eso fue creado, entre otras cosas.
El intento de publicarlo en inglés desde un paraje anglo caribeño no fue exitoso y Bucanero se conservará iberoamericano ante todo.