7 nov. 2015

Cursos jugador entrenador, reclutamiento y organización.




La experiencia de atraer emprendedores a que trabajen en ajedrez como un medio de auto empleo y darles una preparación básica no en ajedrez sino en organización y el uso del ajedrez como posible herramienta pedagógica, es sumamente interesante. Eso de alejar del ajedrez su faceta deportiva, de quitarle ese aspecto competitivo, dejarlo como práctica intelectual y de herramienta en aulas y en hospitales o cárceles, es totalmente novedoso.
En los países que son tradicionalmente practicantes del ajedrez, la enseñanza del llamado deporte ciencia va con un enfoque competitivo. Se busca que la competencia con uno mismo y la confrontación con oponentes sea formadora de carácter y estimule el esfuerzo. Es una actividad de conflicto, de lucha, donde el éxito se mide por los triunfos, por las partidas ganadas y se reconocen a los más destacados exponentes del ajedrez como campeones.
Durante las últimas seis décadas en Alemania, Rusia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Armenia, Ucrania, Australia, China y muchos otros países el enfoque ha sido como deporte, como competencia y se han desarrollado sistemas de enseñanza y entrenamiento muy elaborados, en donde lo importante es preparar jugadores para que ganen partidas y así formen su carácter y se espera que estimulando al esfuerzo, mejoren sus maneras de razonar y sean mejores ciudadanos.
Pero este nuevo enfoque planteado para usar el ajedrez como herramienta pedagógica sin afán deportivo,  es una novedad que ninguna escuela de ajedrez conocida había planteado.
Ajedrez como empresa ante todo, parece un homenaje a Friedrich August Von Hayek, aquel austriaco que tenia al mercado como Dios. Con el sistema de precios pretendió justificar de modo natural el desenvolvimiento de una economía autónoma y no planificada para regular a la sociedad a través de la ley de oferta y la demanda.
Este enfoque da una nueva faceta muy interesante al ajedrez y lo pone al altura de las empresas más de moda actuales como los Casinos y los Netflix y etc. Para hacer una empresa de ajedrez, organizar torneos, clubes e incluso ligas y asociaciones no se necesita saber ajedrez, sino ser emprendedor y conforme se demanden servicios se buscará al personal que lo realizará, basándose en que cobren salarios los más bajos posibles y los usuarios, ya no discípulos o socios, sino usuarios, mientras mejor paguen, atraídos por variedad de servicios, mejor.
No se les alejará en base a que compitan y quieran ser jugadores competitivos. El nuevo enfoque propuesto es otra cosa. Si un club de ajedrez es rentable, tiene derecho a existir. Es venta y compra de un servicio.
Ahora que según anuncian hay varios miles de emprendedores de ajedrez ya capacitados, esos se dirigirán al mercado, pero , por otra parte, el enfoque antiguo requiere entrenadores y docentes que busquen que los participantes sean discípulos que aprendan el ajedrez competitivo, para aprender a pensar en el fragor de la confrontación de ideas que es una partida de ajedrez. No se buscan usuarios, se buscan, como en la vieja Europa, luchadores intelectuales que gusten del debate y del pensamiento crítico, discípulos ante todo, ya en un esquema de economía mixta, en que el Estado es responsable del desarrollo integral del individuo para que, en unión de los demás, formen una mejor sociedad y en consecuencia un mejor estado.
Aquí el problema es preparar instructores de calidad, y como eso lleva años, recurrimos a los que ahora son jugadores experimentados, que han logrado su excelencia más en base a su vocación y amor por el ajedrez que por la guía académica, pero la añoran y respetan.
Por eso los cursos que convocó por solicitud de organizaciones civiles y gubernamentales de ámbito federal primero,  y que poco a poco se permeará a los tres niveles de gobierno, y a organizaciones civiles totalmente nacionales, busca jugadores que ya demuestren estar involucrados como misión de vida a amar al ajedrez y quieren compartir las bondades de ese amor a sus semejantes, que serán para ellos no los clientes, sino los hermanos de afición, pues aquí lo que se trata es compartir una afición, hacer un proselitismo.
Claro que hay que ver como convivan los dos enfoques, porque uno ya demostró durante décadas su valor, y lo nuevo es lo que hace avanzar. Digamos que uno es de ideología mixta y el otro de un moderno y actual neoliberalismo. Ambos y muchos otros nuevos que surjan similares, deben conocerse, y ya sus efectos en la sociedad y no simplemente la ley de demanda y oferta, irá poniendo cada cosa en su lugar.
Ahora, aunque el enfoque de mis cursos son viejos y aun cargan sistemas que se originaron en Moscú 1925 con pensadores como el GM Carlos Torre Repetto y Avram Model, Romanovsky, Lasker, Nimzovich, y muchos otros; se basa en informática aplicada al ajedrez, teniendo como contenidos los de las escuelas rusas y ucranianas, así como la exitosa escuela cubana que ha superado a las de habla hispana como la Argentina, aunque la del Perú ha sobresalido y está casi a la par. También se toman en cuenta los mejores pedagogos de habla hispana, los de la escuela catalana que emigró a la América para enriquecerla.
En los nuevos locales  en Ciudad de México sobre Tlalpan a unos metros del Metro Viaducto se darán los cursos a jugadores – instructores de nivel arriba de 2000 de Elo y de educación superior, pero se continuarán cursos en varios estados como los realizados en Tamaulipas y Guanajuato, Veracruz, etc. Informes en chesscom@hotmail.com
Pronto habrá de diversos niveles.
En esos cursos se busca mejorar como jugador primero y paralelamente aprenderá como instruir a los demás, por eso se llaman cursos de jugadores instructores, para que quede claro que se formarán y desarrollarán jugadores de competencia. Subir de categoría competitiva y al mismo tiempo prepararse para ser docentes de docentes, pues a la larga prepararán a profesores de grupo de escuelas para que den a conocer el ajedrez a todo escolar y luego preparar a aquellos que les llame el querer ser competidores de torneos de un nivel cada vez más alto.
Invito a los interesados de otras entidades a que podamos contactarnos en el Festival en recuerdo de mi gran amigo, el GM Marcel Sisniega Campbell, en donde el 12 estaré en charla en mesa redonda con mi amigo Arturo Rentería (Xicotencatl) y Hugo Javier Vargas, para, en mesa de redonda tratar de acercar un poco el recuerdo de Marcel a las nuevas generaciones que no tuvieron la oportunidad de verlo en el tablero.