22 may. 2016

El libro de detalles de mejora en ajedrez, el famoso “Fontanka” en capítulos.




Cuando buscaba como integrar el trabajo completo que escribiera el GM Carlos Torre durante su estancia en Leningrado (San Petersburgo) en 1925 y 1926, en que conté con la ayuda de varios buenos amigos, estuve entrevistándome con viejos entrenadores que hubieran podido estar en contacto con los que directamente trataron y colaboraron con el maestro yucateco.
Por supuesto la familia de Modell era el objetivo primordial para contactar debido a que se sabía lo ordenado que era el maestro en lo que se refiere a sus archivos y gracias a la magia de los contactos por internet ya había podido tener acceso a fotografías de algunas notas de Modell.
La ciudad de San Petersburgo tiene varias islas, entre ellas Fontanka, que fue sede de algunos clubes famosos de la época de los zares y residencia de algunos entrenadores en la era soviética. El caso es que en los primeros años de la Unión Soviética se creaba ahí una especie de editorial llamada “Fontanka”, como la isla, que luego fue absorbida por la llamada editorial nacional Fizkultura i Sport que fue la que publicó el 90% de los libros de ajedrez de gran tiraje.
Pero la de “Fontanka” se mantuvo de alguna manera hasta poco antes de la guerra mundial en que la entonces Leningrado fue sitiada por los alemanes 832 días, y donde medio millón de civiles murieron de hambre o enfermedades. La “editorial” contaba con tres mimeógrafos que reproducían material que usaban los entrenadores locales. Muchos trabajos apenas llegaron a tener unas 30 copias, si bien el numero promedio era de 100 copias en la época en que el papel no escaseaba.
El caso es que el contenido lo proporcionaban los entrenadores y algunos tenían el cuidado de citar sus fuentes cuando ponían algún ejemplo con comentarios de jugadores famosos o cuando hacían referencia a las palabras de algún campeón. Gracias a esas citas pude rastrear algunas cosas que había escrito o expresado el GM Carlos Torre, mezcladas con otras de Emanuel Lasker y Capablanca; ya que tras los trabajos de investigación sicológica del equipo lidereado por Rudik, la “nomenclatura” del ajedrez soviético determinó que las metodologías empleadas por esos tres jugadores renombrados fueran los pilares del sistema de enseñanza del ajedrez en la Unión Soviética.
Modell hizo una recopilación de esos trabajos mimeografiados, no se sabe si para llevar registro de lo que se reproducía en la “Fontanka” que de alguna manera ayudaba a administrar y a mantener, (hay copias de memorándum en que se le surte de papel a la “Fontanka” de parte de la oficina que dirigía Modell), o porque pensaba que algún día se podrían publicar esos trabajos del equipo leningradense en la editorial nacional Fizkultura i sport, para asi tener un gran tiraje y no los 100 ejemplares que llegaron a tener esos trabajos. De hecho he visto que unos cuatro breves trabajos mimeografiados en Fontanka fueron publicados en la revista Ajedrez en la URSS, todos esos cuatro de gran calidad.
La recopilación de Modell en los años ochenta, ya con la proliferación de las fotocopiadoras en la URSS, que no estaban muy accesibles al público en general; muchos entrenadores de épocas posteriores lograron tener copias de la recopilación de Modell y algunos incluso las hicieron llegar a los Estados Unidos. El caso es que les llamaban el Manual de los detalles de mejora; otros el Vademecum Fontanka, o simplemente El libro Fontanka.
Para algunos es de un tamaño, dependiendo de las copias que consiguieron, para otros es de mucho mayor tamaño porque agregaron trabajos mimeografiados después de la segunda guerra mundial y otros muy posteriores a la muerte de Modell, por eso, aunque afirman que es el Manual de Modell, no puede ser eso así, ya que incluye cosas que no pudo conocer Modell.
El caso es que para mi la copia que conseguí me daba como unas 30 cuartillas de cosas que habían sido escritas por el GM Carlos Torre y otras 50 de cosas que pudieron ser tomadas del maestro, o al menos inspiradas por algunas dictadas por él en las 8 sesiones de entrenamiento que están registradas que Torre dictó en clubes de Leningrado.
El reconstruir la versión original del libro de “Como se forma un ajedrecista” o “Desarrollo de la Habilidad en Ajedrez”, parecía una meta cercana, pero conforme avanza se ven nuevas dificultades, ya que se mezcló mucho lo que decía Torre con lo que apuntaba Lasker y lo que tomaban de Capablanca. No se puede muchas veces definir que corresponde a Torre, a Lasker o a Capablanca, o que es una opinión, o una interpretación, en general no se puede incluso especificar que escribió Modell, Zak o el mismo Botvinnik. Es como si fuera un trabajo común. De toda Fontanka.
La idea es hacer capítulos por temas, actualizando algunos ejemplos, pues no es muy didáctico mostrar un tema, como el de cómo analizar una posición, con ejemplos de partidas de Romanovsky, jugador prácticamente desconocido para el 99% de los jugadores mexicanos, si hay otra partida útil para ejemplificar el tema jugada por Caruana o Carlsen, que son nombres identificables por el aficionado común y por ello el estudiante ponga mas interés en revisar que alguna partida de Romanovsky.
El caso es que ese libro de detalles queda un algo modificado, pero no tanto como para que él mismo Modell no reconociera en el sus ideas o sus recopilaciones.
Mucho ayudaron en las traducciones e interpretaciones historiadores de ajedrez y entrenadores como Sergey Alexandrovich Sumov y Valentina Fedorevna Modell, así como la ayuda en recopilación de Isaac Avramovich Modell que aportó la mayor parte de las copias de los archivos del Maestro Avram Modell que, para mi, fue un pilar fundamental en el desarrollo del ajedrez soviético, además de que como administrador salvo miles de vidas gracias a su ingenio y tesón, durante el terrible sitio que los nazis pusieron a su ciudad. Por ello es uno de los cuatro judíos letones que recibieron el honor de ser Heroes de la Unión Soviética, además de 18 condecoraciones de alto honor, aunque no se le ha hecho un reconocimiento adecuado por sus aportaciones al ajedrez.
El caso es que poco a poco, conforme termine algunos ajustes a los capítulos, podré ofertar el Libro de los detalles de la mejora en ajedrez, un “Fontanka” tropicalizado.