8 ago. 2007

Monitores e Instructores, Proyecto Comitán, Chiapas.



A pesar de que se ha estructurado un curso para instructores consistente en 25 lecciones para realizarse en 5 meses via email, resulta que queda una necesidad muy importante por cubrir: los monitores.
¿Cual es la diferencia? Durante el congreso técnico de una agrupación que abarca 125 escuelas privadas en los Estados de Chiapas, Yucatán, Tabasco, Quintana Roo, Louisiana, La Florida y Belice, que culminará en un magno Centro Regional de Ajedrez Escolar en Chiapas para preparar diversos niveles de becarios, desde jugadores de Alto Rendimiento preparados por Grandes Maestros en campamentos vacacionales o seminarios especial hasta profesores de educación básica que quieren prepararse para ser instructores en escuelas bilingües del sur de Estados Unidos; muchos de los asistentes expresaban que el Centro era magnífico, con computadoras, bases de datos de 7 millones de partidas, lecciones ya estructuradas en Chess Base, modulos de enseñanza des de 1300 de rating a 2300, una planta docente que dispone de 2 Grandes Maestros, 6 Maestros Internacionales y un total de 5 FIDE Trainer; pero que la principal demanda de la red de colegios no eran los instructores ni atender a 200 jóvenes prometedores para hacerlos grandes maestros. El plan propuesto se había cumplido a satisfacción, pero ahora surgiría otro. Capacitar a más de 500 profesores de educación básica y media básica de los Estados Unidos a que pudieran acercar a sus alumnos de origen hispano al ajedrez, o sea enseñarles nada más a mover las piezas y canalizarlos después, a los más interesados y avanzados, a los instructores, que se plantean sean unos 50, para que vayan progresando en ajedrez competitivo. Esto plantea la necesidad de un programa para que angloparlantes den clases de ajedrez en español. Es decir, necesitan algo que los lleve de la mano, palabra por palabra, imagen por imagen, con el menor margen de error, para inducir a que los escolares jueguen ajedrez.
Bueno, esto de alguna forma yo lo había estructurado en la Ciudad de México, con cursos para formar monitores en 15 horas, dotándolos de algo de material. Aquí sería el problema ampliar el material para “llevar de la mano” al monitor.
El acuerdo fue crear un curso para que incluso alguien, un profesor de educación básica, o Kinder, que no sepa casi ni mover las piezas bien, enseñe a un niño con otro idioma nativo, a jugar ajedrez lo suficiente para que continué practicando y después pueda ser canalizado, si el ajedrez le gusta lo suficiente, a un instructor.
Para un curso de 15 horas, no me parece económico que me los traigan a Comitán desde los Estados Unidos, cuando se pueden dar los cursos via Internet.
Comitán es hermoso, aunque no he podido deambular mucho por aquí, debido a las cargas de trabajo, mudanzas, instalación del centro, etc; pero el costo de traer a un profesor a que se capacite para monitor no tendría caso. Inclusive he diseñado un curso para que un instructor prepare sin problemas a monitores, y con el material ya modificado, los monitores ·”egresados” de los cursos, no tendrán problemas con sus alumnos aunque tengan diferente idioma nativo. Por supuesto que representantes de las escuelas mexicanas también solicitaron esos cursos, aunque no tengan el problema de la instrucción bilingüe.
Esto permitirá que la red de escuelas y colegios no tenga decenas de instructores, 50, sino además 500 monitores o más; además de atender a jugadores competitivos al máximo nivel, todo con un capital privado internacional.
Para la Secretaría de Educación Pública sería tan fácil y barato crear un sistema así, máxime que la experiencia que se ha adquirido facilitaría todo. Por lo pronto, buscaré hacer algo similar con redes de colegios de todo tipo, aunque muchos meses pueden pasar aquí en Comitán conforme este plan especial crece. Ahora es crear una especie de ICC , con clases y competencias via Internet, para esta red de colegios.
Para los interesados en capacitarse como monitor, la propuesta es esta:
Curso email de 5 lecciones, para ser desarrollada en 3 horas, en un mes, con envío de todo el material para imprimir rotafolios, utilizar una TV con un lector DVD, con el rotafolio completo tanto en mpeg y Jepg. El costo, $25 dólares o $250 pesos. En este tipo de cursos se requiere solamente llenar un cuestionario inicial.
Los cursos de instructor requieren más estudios y material, por lo que son cinco meses, cinco clases por mes, al costo mensual igual al del curso completo de monitor. En este hay que hacer un examen previo de ubicación.
Existe la idea de que en algunas temporadas realizar en Comitán cursos para jugadores e instructores.