9 sept. 2007

Preparación para Olimpíadas Nacionales.

Uno de los participantes en mi curso de instructores via email, solicitó que lo apoyara en la preparación de sus alumnos para participar en fases eliminatorias en su estado.
Residentes en una pequeña población, a unos 120 kilometros de la ciudad capital del estado, competían en desventaja con los niños que estudiaban en dicha ciudad capital con un entrenador que es Maestro Nacional.
Anteriormente, había yo estado reuniendo partidas de las olimpíadas nacionales para establecer patrones de juego, identificar niveles e incluso detectar maneras de jugar de muchos de los protagonistas. Con la ayuda de computadoras es relativamente fácil hacer tales estudios y por medios estadísticos determinar que nivel tienen los ganadores de cada categoría y en donde residen sus fortalezas y debilidades, de que conocimientos carecen y en que áreas se distinguen o en que otras se notan serias deficiencias para su desarrollo posterior. En base a las últimas seis olimpíadas nacionales y a 4500 partidas de tales eventos, tanto de fases estatales, regionales como nacionales, queda pronto muy claro que perfiles tienen los triunfadores y se puede crear un programa de preparación para lograr éxito en tales eventos. Lo que hay que cuidar es que tal programa no sólo sirva para ganar en esos eventos sino que además no se perjudique el desarrollo posterior del jugador; pues muchos entrenadores han priorizado lograr el triunfo en las olimpíadas pero han descuidado lo que será el futuro del jugador. Logran éxitos temporales pero hipotecan la carrera de su jugador después de sus etapas juveniles.
La mayoría de las partidas examinadas muestran serias deficiencias en varias áreas y denotan también en que aspectos si han trabajado los jugadores. Incluso se pueden establecer claramente de que entrenador han tenido influencia, pues se marcan sus ideas en el juego de sus alumnos. Muchos instructores han hecho excelente labor y han llevado a sus alumnos al máximo nivel que ellos pudieran guiarlos, aunque luego se observa un freno en el desarrollo por no tener manera de canalizarlos a entrenadores de nivel superior, ya sea porque no los hay en sus poblaciones o porque a veces estos ya están saturados o simplemente no se logra buena química con un entrenador mejor preparado.
Es curioso pero en la Unión Soviética y en Cuba se hicieron estudios similares, aunque como era en la época en que las computadoras no eran fáciles de conseguir en esos países, lo hicieron con un número mucho menor de partidas examinadas. En este sentido Vladimir Zak desarrolló un sistema para evaluar dichas partidas, que presenta en base a 1000 de ellas en una ponencia presentada a la Federación de Ajedrez de la URSS en 1972 sobre los juegos escolares soviéticos. Extrae conclusiones y propone un cambio en el programa de estudios. Sus recomendaciones se ajustan bastante a lo que se pudiera hacer en México ya que mi observación de 4500 partidas resulta en identificar deficiencias similares y modelos de éxito parecidos en las partidas de los escolares mexicanos, pero en otro horizonte técnico. Es decir, mientras que en la categoría de menores de 16 años varones en México el promedio real de juego es equivalente a un 1700 de promedio en la final, en la URSS era de 2150. Pero aún así los planes de trabajo se pueden adaptar, pues en las etapas eliminatorias en la URSS, en lo que respecta a pequeñas ciudades, los niveles de rating son similares a los de las finales de México y sus recomendaciones nos pueden orientar para desarrollar las que deben hacerse acá.
En resumen, he podido desarrollar una serie de planes de estudio por edades que se pueden aplicar por un instructor o por el mismo alumno y que podría ser la solución para los niños en poblaciones pequeñas o aisladas donde no hay entrenadores de nivel. También para el trabajo autodidacta de niños que por razones de horario o demasiada carga académica escolar no puedan asistir con regularidad a algunos de los llamados Centros de Alto Rendimiento que han proliferado por todo el país.
Los planes diseñados son:
Para categoría menores de 10 años varonil.
Para categoría menores de 10 años femenil.
Para categoría menores de 12 años varonil.
Para categoría menores de 12 años femenil.
Para categoría menores de 14 años varonil.
Para categoría menores de 14 años femenil.
Para categoría menores de 16 años varonil.
Para categoría menores de 16 años femenil.

Estos planes de estudio y contenidos son útiles para los jugadores promedio, en casos muy especiales, por ejemplo jugadores de esas categorías que posean más de 2000 de rating, no se pueden seguir planes de estudio tipo estándar sino que requieren cursos personalizados, como los que se han ofrecido en otras ocasiones y que actualmente no hay plazas.
En los planes de este tipo, que se diseñan una vez y se elaboran sus contenidos sin que sea necesario modificar más que levemente para adaptarlos a jugadores específicos, las plazas son más numerosas que los cursos personalizados y hay menos posibilidades de que se saturen.
En estos cursos el entrenador a distancia, que sería yo, sólo requiere estar monitoreando periódicamente avances, pues las lecciones ya están elaboradas y casi no se hacen modificaciones, mientras que en el personalizado los temas son elegidos y desarrollados conforme a requerimientos específicos identificados a través de examenes previos y monitoreos periódicos, máxime que los alumnos suelen ser de muy diversos niveles y edades, además de muchas variables en sus condiciones para desarrollo. Los 8 planes de estudio que he elaborado son consecuencia del examen y análisis estadístico y cualitativo de más de 4500 partidas de participantes de Olimpíadas Nacionales en diversas fases, y de elaborar una base de datos de cientos de participantes, caracterizandolos y estableciendo los perfiles de un ajedrecista que deba vencer en ese tipo de competencias. O sea el plan de estudio es para tener éxito en ese tipo de eventos nada más, al mismo tiempo que sentar bases para posteriores avances en competencias futuras cuando el alumno haya pasado ese nivel.
Informes e inscripciones a estos Planes de Estudio en chesscom@hotmail.com Estos cursos tienen una duración limitada pues están diseñados a desarrollarse en un período de tres meses, por lo que habrá un cierre de inscripciones al 20 de septiembre de 2007.