29 nov. 2016

Ponerse al Cien como instructor de Ajedrez.




Debido a que cada vez la sociedad mexicana y las autoridades educativas en los tres niveles de gobierno, así como la iniciativa privada que hace de la educación su actividad empresarial, están mas conscientes de las diversas ventajas que el ajedrez puede dar a los escolares que lo practiquen, se han abierto innumerables fuentes de trabajo para aficionados y profesionales del ajedrez.
Desgraciadamente hay muy pocos instructores bien entrenados y capacitados y está cubriéndose la demanda de instructores con muchos aficionados bien intencionados pero mal preparados, ocasionando que muchos escolares no reciben orientación ajedrecística adecuada y muchos improvisados instructores viven verdaderos via crucis tratando de realizar una labor de la que desconocen fundamentos generales y metodología.
Me parece inevitable que se sigan aceptando laboralmente a personas no adecuadas para cubrir posiciones que son delicadas, pues el escolar muchas veces será marcado en su desarrollo integral por un mal instructor.
Pero se puede hacer algo. Ahora que se “regalan” certificaciones de todo tipo en un comercio de ventas de patentes de corsario de diversas organizaciones, incluyendo una federación internacional que nos ha demostrado que si el negocio lo justifica, permite que un título de campeón mundial se dispute en partidas rápidas como si fuera un torneo promocional de esos que se realizan en un  solo día y no tienen otro fin que dar un poco de circo al ajedrez para atraer nuevos aficionados, ya no se puede esperar que un “certificado” realmente este bien armado para enfrentar una labor.
Es importante concientizar a esos “instructores” que su falta de entrenamiento y capacitación no solo dañara a sus pupilos, sino que hará su jornada laboral muy sufrida.
Necesitan metodologías, herramientas y alguna experiencia “de chalán”, para mejorar su servicio y para disminuir su sufrimiento al realizar una tarea desagradable a causa de su ignorancia en “el como se hacen las cosas”.
Es deber de los que tienen más experiencia y poseen herramientas y material para realizar esa labor, ofrecerla al menos a los que tengan responsabilidad y aspiren a dar un servicio adecuado a sus alumnos.
Durante años he recopilado material y traducido métodos y contenidos de las escuelas más exitosas del ajedrez  como son la rusa, ucraniana y la cubana. 

He desarrollado sistemas de enseñanza con que se apoyen los noveles instructores, con antologías en PDF de libros traducidos y clases, adaptaciones, etc., y que se pueden aprovechar con impresiones económicas o tablets o pcs.
Estoy organizando con la organización Ponte al Cien y fundaciones que son respaldadas por la Secretaría de Educación y la Secretaria de Salud, pequeños talleres de “regularización” de instructores, con el fin también de contar con un numero amplio de instructores capacitados que puedan trabajar en escuelas públicas y privadas.
Los costos de los cursos son mucho más económicos que los de “certificaciones” fáciles, el material ofertado es sumamente económico, pues la idea es que el dinero no sea la barrera para que se regularice un instructor. Los cursos serán de diez horas presenciales y 50 a distancia, costo promedio de $1200, según nivel. Fechas de inicio 8 de diciembre. 

Tenemos dos sedes en instalaciones de Ponte al Cien. Informes se dan en chesscom@hotmail.com Se darán becas a personal que demuestre experiencia, vocación y que aspire a integrarse en un equipo profesional que tiene como meta que en el mayor número posible de escuelas públicas se imparta ajedrez adecuadamente.