10 abr. 2018

ENTRENARSE EN AJEDREZ A LA CIEGA, PASO FUNDAMENTAL A LA SUPERACION.




En el número de abril de 2018 de Chess Life for Kids, se dedicó un artículo completo al juego de ajedrez a la ciega, escrito por Jennifer Vallens. En su introducción apunta:
“El Ajedrez a la ciega ayuda a su memoria visual y  espacial por lo que  es una gran herramienta de entrenamiento para mejorar su juego.
Pero así como el aprender a caminar es necesario antes de que usted  pueda correr, es mejor empezar con breves ejercicios de 20 minutos o algo así, para  las prácticas de visualización diarias. ¡De esta manera usted podrá pronto  jugar una partida de ajedrez completa a la ciega  y quizás un día romper el récord mundial de partidas simultaneas de ajedrez a la ciega
Comprender la relación de las piezas entre sí y con las casillas es  la piedra angular para jugar al buen ajedrez, sea a la ciega o de manera normal”
Luego da algunos tips de como mejorar el ajedrez a la ciega.
Hay muchos manuales escritos sobre el como jugar a la ciega y ejercitarse en ello.
Pero hay uno editado en México que yo recomiendo:
En el excelente libro del Dr. Manuel Lopez Michelone (auto apodado “La Morsa”), “Perfeccione su Ajedrez”, que originalmente él pretendía titular “Ajedrez a la Ciega” antes de que un entrometido editor decidiese poner el título final, se recopila una serie de artículos y opiniones de reconocidos autores sobre el juego de ajedrez a la ciega y como dominarlo, y me parece un excelente compendio sobre como mejorar la visualización en ajedrez, habilidad fundamental para el cálculo de variantes y la elección de la jugada.
Al entrenarse en ajedrez es importante acostumbrarse a estudiar libros de ajedrez sin usar piezas y tablero, reproducir las partidas y variantes en la mente.
Ya que al jugar ajedrez de torneo no se pueden mover las piezas al considerar y comparar jugadas para decidirse por una, una habilidad bien entrenada del jugar “a la ciega”, es prácticamente una necesidad para jugar a buen nivel.
Comentaba en un escrito anterior que muchas veces el problema del ajedrez en algunas poblaciones es el ámbito. Pero que ese impedimento tiene formas positivas y hasta estimulantes de solucionar.
“A los dueños de restaurantes y cafeterías pueden poner objeciones al ver piezas y tableros, pero si se hacen torneos de entrenamiento con solo utilizar unos cuadernos, no pueden poner ninguna traba, es como si se reunieran a platicar.
Torneos a la ciega son excelente entrenamiento para jugar torneos serios y para muchos entrenadores es fundamental e imprescindible que sus alumnos practiquen el ajedrez a la ciega. Basta que haya un árbitro que anote las jugadas y tenga a lo mucho una aplicación de ajedrez en su celular o Tablet”.
También comenté que durante semanas prepare a un jugador de más de 2100 con solo dos tablets y realizamos los entrenamientos  en una cafetería y nadie imaginaba que estábamos entrenando ajedrez.
Si los niños juegan los torneos a la ciega en cualquier área común de comida rápida que abundan en los “Malls” o centros comerciales, verán rápidamente los progresos.
En lo que toca a clases de ajedrez, es conveniente que un instructor use rotafolios con posiciones, ya sea con proyector o impresas, para dar las lecciones. Y si tiene que recurrir a un tablero demostrativo, hay que emplear una cortina. Es importante que los alumnos no vean los cambios de posición visualmente jugada a jugada, sino cada dos o más jugadas para acostumbrar a visualizar los movimientos de las piezas mentalmente.
Esta práctica es fundamental para hacer más intensa y productiva la clase.
Mi consejo es que juegue y comente partidas a la ciega frecuentemente,