20 abr. 2007

Articulos Refritados.

La preparación moderna de Aperturas
Algunos jóvenes jugadores, cuando comienzan a estudiar ávidamente las aperturas, aún no entienden cuál apertura corresponde a su estilo y copian los esquemas de moda de los jugadores de punta en el ámbito internacional. Muy a menudo se encuentran en posiciones de medio juego que no comprenden y no saben manejar.
Es común que sientan que la enorme cantidad de las horas que emplean en estudiar ajedrez no les brinda los beneficios que esperan. En principio, mi principal recomendación es que el tiempo que tenemos para el estudio de ajedrez debe enfocarse a dos aspectos principales: el medio juego y el análisis de las partidas propias.
El estudio de las aperturas y el final deben hacerse en forma un tanto secundaria y siempre relacionada al medio juego.
Por otra parte, el estudio de partidas propias debe ser prioritario. Esto no implica no estudiar partidas de grandes maestros, lo que de todas maneras se hará cuando analizamos las partidas propias ya que continuamente nos referiremos a las partidas de los grandes maestros, tanto en las referencias de las aperturas que jugamos como de los métodos que utilizan para explotar algún tipo de ventaja que no logramos capitalizar en nuestras partidas.
Para hacer esto claro, si podemos dedicar 6 horas a la semana para estudiar ajedrez, separamos 3 horas para estudiar teoría, 2 para el medio juego y otra para aperturas y finales, 3 para estudio de partidas, 2 para las propias y una para las de los grandes maestros.Como entrenador, cuando establezco los planes de trabajo de los grupos de mis alumnos sigo la proporción de estudiar posiciones de medio juego el doble de tiempo que de aperturas y finales. Para compensar, doto a mis alumnos de material de aperturas para que estudien individualmente en casa, pero en grupo el medio juego, siempre relacionándolo con el final y la apertura, es el foco de nuestro trabajo.
Pero regresando al estudio de aperturas, de acuerdo a la Escuela Soviética de Ajedrez el método más apropiado es desarrollar un repertorio de aperturas correspondiente al nivel general de juego del estudiante. Para esto hay que seguir un método histórico. Es decir, el estudiante debe avanzar como lo hizo la humanidad en el desarrollo histórico de ajedrez, como pasando por las escuelas históricas del ajedrez.
Para esto, por supuesto, debe tener una idea del desarrollo histórico de la preparación de las aperturas. El estudiante debe comenzar con aperturas abiertas, gambitos u otras aperturas con juego activo de piezas, ya que en los jugadores jóvenes su comprensión del centro es desarrollado después. Así jugaba la escuela italiana del Renacimiento y la de Morphy y Anderssen.
Después seguir con la escuela moderna de Steinitz en adelante. Entonces ellos deben jugar aperturas semiabiertas con sus típicos avances de peón en los flancos y luego pasar a las posiciones cerradas y posiciones con tensiones de peones en el centro.
Los soviéticos recomendaban que los jóvenes buscaran un ídolo entre los grandes jugadores y "semi copiarlo" en su repertorio.Ya que también para eso es necesario tener una idea de la historia del ajedrez, no podría avanzar sin hablar de esta. Para dar una panorámica completa de dicha historia del desarrollo del estudio de las aperturas, tome como fuente una serie de artículos aparecidos en la prensa especializada soviética, principalmente escrita por el Gran Maestro Adrian Mikhailchisin y por los Grandes Maestros Alexandr Kotov y Evgueni Sveshnikov para sintetizar de alguna forma dos siglos de desarrollo. Veamos:
La apertura moderna (o más precisamente, el enfoque moderno a la preparación de la apertura) comenzó con Akiba Rubinstein, quien desarrolló un número de sistemas profundos de apertura que han resistido con gran éxito a las pruebas del uso y del tiempo.
Es suficiente mencionar sus esquemas contra las Defensas Tarrasch y la Grunfeld, o contra la Apertura de los Cuatro Caballos tras 4…Cd4!, y qué decir de la variante Merano que él puso en uso (no se sabe por qué no se denomina con el nombre de Rubinstein).
Hay que mencionar las investigaciones filosófica de Nimzovich, para quien la apertura no era una colección de variantes, sino que desde el mero inicio de la partida buscaba los caminos óptimos de alcanzar su original estrategia.La Defensa Nimzoindia ha siempre permanecido como una apertura seria y correcta, pero el retorno de la élite moderna a los esquemas favoritos de Nimzovich 1.e4 e6 2.d4 d5 3.e5 (y también 1.e4 c6 2.d4 d5 3.e5!, hay que recordar la famosa partida Nimzovich-Capablanca, ganada por el cubano, que enterró por medio siglo esta variante actualmente muy popular), o para el negro 1.e4 e6 2.d4 d5 3.Cc3 dxe4, testifica su gran influencia sobre el desarrollo de la apertura hasta hoy. Aquí la influencia de los hipermodernos sobre el concepto del centro comenzó, la de Reti 1.Cf3 y la Defensa Grunfeld.
La siguiente frontera en el desarrollo de la apertura fue, por supuesto, Alekhine, él no tenía un enfoque fundamental a la apertura, pero logró profundizar la teoría de aperturas de esa época, y lo que es más importante, en adaptar la apertura a su estilo (con Capablanca y Lasker, la apertura era "separada" de su principal fuerza, el complicado medio juego).
Tras esto un rompimiento revolucionario en la comprensión de la apertura fue realizado por Botvinnik, quien desarrolló las ideas de Rubinstein a su extensión completa. Él logró crear varios esquemas a gran escala, uno de ellos, la Variante Botvinnik, se ha convertido en una especie de esfinge, cuya evaluación real es aún oscura, y la evaluación práctica ha cambiado varias veces, virtualmente cada año, dependiendo de nuevos análisis conducidos por los expertos líderes de esta variante. La principal fuerza de Botvinnik radica en el desarrollo fenomenalmente profundo de sus planes en la transición de la apertura al medio juego. Él mismo una vez mencionó a Gligoric como uno de los pocos jugadores no soviéticos que enlazaron la apertura con el medio juego.
El Gran Maestro yugoslavo Svetozar Gligoric desarrolló durante varias décadas excelentes trabajos sobre aperturas, principalmente en sus columnas en la revista "Sahovski Glasnik" (que eran traducidos y publicados en "Chess Life" y la revista cubana "Jaque Mate" y ocasionalmente en muchas otras como "8x8" y "Europe Echecs"), consistente en presentar una partida completa con numerosas referencias de fragmentos de las partidas relacionadas.
Como Botvinnik, Gligoric daba mucha importancia a la relación de la apertura con el Medio Juego y sus trabajos para la FIDE son básicos para la enseñanza de las aperturas. Por otra parte, varios autores yugoslavos siguieron su estilo de artículos, como ejemplo notable se puede citar al GM Marovic y por supuesto al fundador de "El Informador Ajedrecístico" el GM Alexandr Matanovic.
Este método fue modernizado por Isaac Boleslavsky y David Bronstein, quienes retornaron el uso serio de la Defensa India de Rey y ciertas variantes de gambito. Los continuadores de esta rama de investigación fueron los grandes teóricos Efim Geller y Eduard Gufeld.
En contraste, los sucesores de Botvinnik: Vasily Smyslov, Mikhail Tal, Tigran Petrosian y Boris Spassky, no llevaron el desarrollo de la apertura más allá; ellos eran grandes prácticos y estudiaron la apertura sólo en circunstancias específicas, principalmente mientras estaban en preparación para los matches por el Campeonato Mundial.
Aunque hay que decir que el trabajo de Boleslavsky, Suetin y Petrosian para el match de este último contra Botvinnik en 1963, fue importante para algunas variantes del Gambito Aceptado de Dama y que los matches entre Tahl y Botvinnik de 1960 y 1961 atestiguan del interesante trabajo realizado por Koblentz y Tahl en variantes de la Caro-Kann con maniobras del Ce2-f4 y posibles sacrificios en e6.
Spassky también contribuyó a la reactivación del Gambito de Rey, así como la Defensa Tarrasch y algunos esquemas involucrando los peones colgantes, derivados de su preparación con Bondarevsky para los enfrentamientos de Spassky contra Petrosian en los matches de 1966 y 1969. Tanto para Spassky como para Smyslov, les era más conveniente refutar las ideas de otros jugadores.
Botvinnik una vez escribió que la fuerza de Smyslov se manifestaba particularmente en su refutación de variantes preparadas por el oponente. "Smyslov se sentará una hora frente al tablero, con sus orejas enrojecidas por la tensión, y él encontrará la mejor solución". Pero con el trabajo para el segundo match contra Botvinnik en 1957, realizado con sus entrenadores Simagin y Makogonov logró demostrar tan interesantes logros que Botvinnik sugirió que Smyslov había descubierto nuevos métodos de preparación de aperturas, los cuales Smyslov nunca reveló.
Evidentemente este enfoque fue lo que posibilitó que Smyslov en su segunda juventud ajedrecística (cuando llegó a la final del Torneo de Candidatos en 1984), no fuera inferior, sino superior en la apertura a sus oponentes que eran 40 años más jóvenes que él.Es interesante lo que Karpov una vez dijo de Spassky: "El diletantismo de Spassky era también un peligro; en el tablero él podía pensar algo que uno no encontraría en ningún libro". Y esto resultaba en partidas notables como aquella con Rashkovsky en Moscú 1973.De Petrosian, muchos años con la colaboración de Boleslavsky y de Suetin, se podía decir que él tenía un enfoque estratégico hacia la apertura, y en realidad fue el preconizador de los tres principios que algunas escuelas postsoviéticas, como la rusa, la ucraniana y la china pregonan, los de Estrategia, Estructura y Espacio, que pretenden imponerse a los de Desarrollo, Tiempo y Centro que eran habituales en las Escuelas Clásicas, Moderna e incluso en la Soviética temprana.
Petrosian principalmente jugaba variantes de sentido común, pero él introdujo variantes propias en la India del Rey y su creación de 4.a3 en la India de Dama ha ensombrecido prácticamente a todas las otras variantes y se ha convertido en la principal arma moderna contra la India de Dama. Su predecesor era Vladimir Makogonov, quien es poco conocido fuera de Rusia y por cuya escuela pasaron grandes jugadores, entre ellos, incidentalmente, Garry Kasparov.
Los trabajos de Simagin y Makagonov los mencionamos relacionados con la "preparación especial" de Smylsov, pero también había que apuntar las citas que Petrosian hace de él en muchos artículos y la fuerte influencia que tuvo en la Escuela China que lidereaba el notable Liu Wenshe, pie de veterano de los actuales notables éxitos que la escuadra China tuvo en el último Campeonato Mundial por equipos, donde casi sobrepasan a la fortísima escuela rusa.Una nueva era en la preparación de la apertura llegó con la aparición de Bobby Fischer con un enfoque completamente nuevo al estudio y formulación práctica de la apertura.
Primeramente se volvió típico el jugar tan agresivo como fuese posible, no sólo con blancas sino también con negras. "El secreto de Fischer" como él mismo decía, era que él no pretendía igualar con negras primero, antes de emprender acciones ofensivas contra las blancas, sino que lo hacía desde un principio, sin esperar a igualar. Esto lo realizaba con la Variante Najdorf en la Siciliana y con la India de Rey y la Defensa Grunfeld.
Segundo, la profundidad de la preparación de variantes específicas se incrementó al máximo; y tercero, fue una fe sin límites en la viabilidad de los sistemas elegidos.
Es interesante, en relación a esto, la aseveración de Kasparov en sus libros sobre sus predecesores, de que Fischer era un compilador de aperturas y que Karpov introdujo mucho más en la teoría de las aperturas. Aunque si tomamos en cuenta las declaraciones de Fischer sobre Kasparov y Karpov en 1992, podían ser exageradas las declaraciones de Kasparov y pudieran ser una pequeña revancha. Es indudable la creatividad demostrada por Fischer.
Parecido al enfoque de Fischer entre los soviéticos se puede encontrar en Polugaevsky y entre los occidentales se pudiera citar a Larsen, si bien su enfoque está muy ligado al de Emanuel Lasker y al del mismo Nimzovich (de quien también el de Petrosian está muy relacionado). Larsen jugó variantes muy raras y agresivas con ambos colores, las cuales ponían en aprietos a sus contrincantes. Larsen decía: "Los grandes jugadores tiemblan cuando uno los blofea", muy a la manera de que hablaba John Von Neumann sobre el bluff en economía.
Desde los inicios de la fase de la apertura, Larsen enfrentaba a sus contrincantes con posiciones poco comunes que, sin embargo, eran muy familiares para él. Obligaba, como recomendaba Alekhine, a que sus oponentes "pensaran por si mismos" y no se apoyaran en la teoría conocida. Esto le resultaba particularmente exitoso en los torneos mixtos de los años 1965 a 1980, cuando los torneos de la FIDE estaban compuestos de varios Grandes Maestros, Maestros Internacionales y Maestros Nacionales.
Pero no funcionaba bien este enfoque en los torneos de élite, como abundan actualmente, donde cada ronda se tenía que enfrentar a Grandes Maestros de primera línea. Esto pudo ser la causa de sus derrotas en los matches de candidatos, como con Spassky y Fischer, donde fue abatido abrumadoramente.Entre los soviéticos que siguieron el enfoque de Larsen, algunos autores, incluyendo su compañero de equipo Mikhailchisin, citan a Oleg Romanishin, aunque hay que apuntar que este gran jugador de Lvov tuvo su mayor éxito deportivo en un Torneo donde sólo fuertes Grandes Maestros participaron, el Torneo Internacional de Leningrado 1977.
Su enfoque estaba a un nivel mucho más profundamente fundamentado posicionalmente hablando que el de Larsen. Pero como le tocó otra época, en la que había pocos torneos mixtos, no cosechó la gran cantidad de laureles de Larsen internacionalmente y su fama nunca ha sido de la dimensión popular que la del gran maestro nórdico. Romanishin desarrolló un gran número de importantes sistemas de apertura que han logrado mantenerse vigentes por más de dos décadas.
Tras Fischer, llegó Karpov, a quien Mikhailchisin llamó un "consumidor de análisis de aperturas". Pero esto puede parecer así debido a que Karpov dedicó la mayor parte de su estudio siempre al Medio Juego. En esto tuvo la fuerte influencia de su mentor el Gran Maestro Semión Furman y también de Botvinnik que, en las últimas tres décadas de su vida, preconizó una escuela, o más bien una subescuela propia dentro de la soviética, en que el estudio del Medio Juego se prioriza respecto al de las aperturas o el Final. Dicha escuela de Botvinnik es la que ha influenciado las más recientes de la era posterior a la desaparición de la URSS, como la rusa, la ucraniana y la china, donde las dos bases de estudio son el medio juego y el análisis de las partidas propias.
Los trabajos de Dvoretsky, Suhin y Shashin por parte de los ex soviéticos, y los de Liu Wenzhe, son los que siguen esta línea, que es lo que yo consideró el verdadero enfoque del inicio del siglo XXI.
Karpov se apoya más en el medio juego, pero, como afirma Mikhalchisin, "él sutilmente sentía después de cada partida donde su juego debía ser mejorado".
Casi igual que Capablanca, sobre quien Botvinnik escribió que "Cuando Capablanca en alguna partida experimentaba desilusión, mientras aún estaba frente al tablero, usualmente encontraba nuevas ideas, para luego en la siguiente partida estas ideas serían empleadas y luego perfeccionadas en el curso del torneo, en casa ¡Capablanca no trabajaba!"
Este parece haber sido también el enfoque del Gran Maestro Leonid Stein, nos dice Mikhailchisin. Como el gran Stein llegó un poco tarde en edad a la competencia de élite, su preparación teórica no era, al principio, del nivel de sus competidores, pero partida a partida y torneo a torneo su conocimiento de variantes y posiciones se fue mejorando rápidamente, pero su corta vida no alcanzó para que pudiéramos atestiguar su "gran estilo" en plenitud, como dijera Carlos Torre.
Después del advenimiento de Karpov al trono en 1975, surgió el estudio de las aperturas auxiliado por computadoras. El primer campeón mundial que se "computarizó" fue Kasparov, si bien el mismo Karpov ensayó con sistemas iniciales de bases de datos cibernéticos, como el efímero "Tolynka" bautizado en honor de él; Kasparov fue el primer promotor, y por lo visto el usuario inicial con más fe de la excelente herramienta que hoy conocemos como "Chess Base".
Desde la versión Chess Base 1, que sólo trabajaba con una computadora diferente a la hoy popular "PC", la hoy casi olvidada "Atari", Kasparov fue el fundador del enfoque computarizado del estudio de las aperturas. Gracias a esta herramienta, Kasparov podía hacer enormes "árboles de variantes" de cada posible continuación en cada posición en análisis caseros.
Ya que Kasparov recibió una educación fundamental de parte del mismo Botvinnik y llegó a desarrollar críticamente el método de investigación de nuevas ideas en la teoría de las aperturas, así como tuvo la posibilidad, gracias a sus éxitos económicos, de reclutar a grandes maestros e integrar con ellos un grupo selecto de investigadores y de compiladores, logró llevar a un nivel de excelencia, insospechado antes de las computadoras, la precisión en variantes específicas.
Antes de las computadoras y el método de Kasparov, Mikhailchisin nos afirma que la búsqueda de nuevas ideas en las aperturas se hacia basado en los gustos propios, agregando las ideas de otros jugadores que eran examinadas y desarrolladas, mientras que tras Kasparov, se puede abarcar todo tipo de planteos y adecuarlos después a los gustos, no al revés, sin verse limitado de ninguna forma. Los jugadores de la élite posterior a la desaparición de la URSS, adoptaron este enfoque "algorítmico" y ahí se citan a Gelfand, Shirov e Ivanchuk. En el caso de Ponomariov, me parece que él sigue las enseñanzas de su tío y primer entrenador quien preconizaba la escuela de dar prioridad al Medio Juego.
Muchos jugadores aprovechan la facilidad de analizar con ayuda de los "engines" como Fritz (del 4 al 9), para chequear sus ideas.
Mikhailchisin se lamenta que la aportación de muchos grandes maestros formados en los postreres años de la escuela soviética y plenamente desarrollados en las escuelas derivadas, ha sido subestimada. Cita particularmente al Gran Maestro Sergey Makarichev y, por supuesto, el "gurú" , el Gran Maestro Evgueni Sveshnikov, este último particularmente notable por revolucionar la Defensa Siciliana, tanto con negras como con blancas. Sus líneas son de las más populares hoy día.
Incluso Mikhailchisin pasa por alto los enfoques del estudio de aperturas desarrollados por la escuela bielorrusa, otra subescuela importante dentro del gran tronco que denominamos "Escuela Soviética", donde destacan el mismo Boleslavsky, Suetin (bielorruso por un tiempo), Shereshevsky y Kupreichik.Poco se menciona sobre el que yo considero uno de los jugadores más creativos en la apertura, el gran Vitolinsh y el "técnico" de los estudios de apertura, el Gran Maestro Aivar Gipslis, sustentos de la escuela letona de las postrimerías de la era soviética.
En San Petersburgo, el entrenador Shashin ha realizado estudios y trabajos que pueden ser los más revolucionarios para el estudio de la apertura y el medio juego de los primeros años del siglo XXI, pero que son casi desconocidos en occidente.
No se puede hablar de enfoques en el estudio de la apertura y pasar por alto los trabajos de divulgación del Gran Maestro Lev Alburt, y de su equipo de colaboradores, entre los que destaca el Gran Maestro Chernin y el Gran Maestro Dzindzichasvili; quienes en libros y DVDs han tenido sensible impacto en las nuevas generaciones de jugadores occidentales, principalmente en los Estados Unidos. Su enfoque deriva claramente de la escuela de Botvinnik, pero incorporan varios aspectos pragmáticos adecuados a los nuevos sistemas de competencia con ritmos acelerados en el tiempo de reflexión.Nuevos conceptos, basados en los sólidos creados por la escuela soviética, son desarrollados en la era de las computadoras. La mayoría de los entrenadores preconizan el estudio prioritario del medio juego, pero fundamentalmente ligado al de aperturas, pero limitado con el precepto de "conocer un poco de todo y todo de poco"