7 abr. 2007

¿Monopolio Global?


Uno de los atractivos para un grupo patrocinador de un evento de ajedrez es la posibilidad de posicionarse y obtener, tras uno o dos eventos, una justa compensación a su inversión. ¿Qué hubiera pasado con los primeros patrocinadores de un torneo como el de Hastings o el Carlos Torre in Memoriam si se les hubiera limitado a realizar sólo un evento? La primera edición de un evento tiene siempre fallas, pero si en esa primera edición solo un número pequeño de jugadores asiste, uno sabe que en la segunda edición vendrán más participantes y en la tercera se irá consolidando el torneo y luego ya estará posicionado y todo lo invertido comenzará a rendir frutos. Los inversionistas por ello siempre ponen la cláusula de que ellos tendrán una posición privilegiada y la opción de seguir patrocinando el evento para tener así varias oportunidades para recuperar su dinero primero y luego empezar a ganar. Imagínense que sería de Las Vegas si usted solo pudiera hacer una vez su apuesta en cada juego. Solo una vez jugaría ruleta, solo una vez 21. Sin revancha. Cuando a Botvinnik le quitaron la posibilidad de su revancha se retiro de competir por la corona mundial. El siempre recuperó su título perdido en los matches de revancha.
La creación de Global Chess BV anunciada por la FIDE fue una puñalada al Mundial de México 2007, pues limita la posibilidad de posicionarse y sus inversionistas solo tendrán una sola oportunidad. Primero declararon que el evento de México sería la última vez que un torneo definiría el título mundial, agregando que el que lo obtuviera en ese evento sería tal vez el campeón mundial más efímero de la historia, unos cuantos meses. Ahora manifiesta la FIDE que Global Chess BV sería el organismo privado que realizaría los mundiales de un futuro cercano. BV, suena como “Batear a Veselin”, pues Topalov parece ser la principal victima.
Si hubo muchos empresarios iberoamericanos o hispanos de Estados Unidos que se habían interesado por tratar de hacer mundiales de ajedrez en caso de que la aventura mexicana rindiese frutos, ahora se dan cuenta que la oligarquía de Europa Occidental se llevará la posibilidad de hacer los eventos. Parece que se regresará a la época que el control de la FIDE lo tenía un solo continente. Lo que sucedió de 1924 hasta 1980, en que los líderes tenían que ser de la Europa Nórdica, regresa de nuevo. 27 años de que el mando estuvo fuera de Europa Occidental pareció demasiado a algunos, que ya expresan que la “era Campomanes” creo el desorden en la FIDE. El ajedrez se globalizó en esa “era”, pero ahora con Global Chess BV, puede venir una marcha atrás.
En cambio es paradójico el hecho, de que un otrora ciudadano mexicano, que muchos conocimos en su tiempo de residencia en México, el príncipe de Sajonia, sea pilar de otro evento mundial, pero en el Dresden del centro de Europa.
No se porque pensé en otros príncipes europeos que militaron en el Ejército Imperial Mexicano como el príncipe Salm Salm y en los Legionarios Franceses de Camarón, Veracruz. Fenómenos de la “Globalización”…
Bueno, peor sería aquello de “América para los Americanos”, pero el GENS UNA SUMUS suena meridional y no quisiera alguna frase nueva en idioma nórdico.
El colmo es el rumor de que la FIDE establecerá que las transmisiones de Internet de las partidas “en vivo” del Mundial de México 2007 serán retrasadas 20 minutos para evitar la posibilidad de trampas. Eso sería como si las peleas de box las retrasaran. Las apuestas serían imposibles, como la película “El golpe” de Paul Newman demostró hace más de 20 años…
Parece que no hay planes de mercadotecnia en la FIDE o que alguien está decidido a matar el ajedrez en Internet, único medio de comunicación en que el ajedrez ha tenido verdadero éxito.
Las transmisiones en vivo a veces han sido desastrosas y las partidas parecen algo ilógicas. Urge hacer algo y eso no es retrasar 15 o 20 minutos las “on line”.
El Mundo del ajedrez se estará volviendo loco, loco, loco.