2 jun. 2010

Para estudiar y entrenar con computadora.

Hace unos días apareció el programa Rybka 4, que se dice es lo más fuerte en programas que juegan ajedrez entre computadoras. En alguna de esas cuevas en los mares donde navegan Bucaneros y Piratas, me hice del mencionado programa y comencé a hacer experimentos para ver si era tan efectivo como el Fritz 12 para realizar algunos entrenamientos de ajedrez.
Aunque si se denota un poco más de fuerza que el Fritz, ya que en las posiciones seleccionadas para entrenamiento y de las que existen amplios análisis de los grandes maestros, las jugadas que produce Rybka se acercan mucho más, a menudo son exactamente igual, que las que sugieren los grandes maestros en sus análisis, en comparación con las del Fritz. Digamos que el Fritz da el 65% de las jugadas de los grandes maestros, mientras que Rybka 4 rebasa el 85%.
El Rybka 3 inclusive se acercaba más a las jugadas y análisis de las partidas por grandes maestros que el Fritz 12. Y ya que este es un factor muy importante para que el entrenamiento, la práctica deliberada, es señal de que el mejor programa a elegir para el entrenamiento es el rybka.
El uso de la computadora, con posiciones específicas y análisis de grandes maestros profundos de esas posiciones, ha mostrado ser un factor fundamental en la superación de un jugador. Da solución a la problemática de algunos jugadores que residen en poblaciones aisladas y que pueden jugar no más de 20 partidas al año en torneos nacionales y no más de 9 partidas en torneos abiertos internacionales.
Las posiciones específicas que se utilizan para jugar con las computadoras y realizar una práctica deliberada acorde con nuestro plan de entrenamiento, no es sencillo elegirlas. Es un poco lo que pasa con las famosas 300 posiciones básicas de la escuela soviética. Durante años de enseñanza y entrenamiento he podido seleccionar un buen número, más de 600 posiciones que reúnen las siguientes características:
Surgieron en partidas entre grandes maestros.
Tienen un gran historial de análisis y han sido examinadas por muchos grandes maestros y comentaristas de ajedrez. Eso facilita el comparar nuestro desempeño jugando contra la computadora con el de un gran maestro contra otro.
Contienen estructuras de peones que aparecen muy comúnmente en la práctica moderna actual.
Es seleccionada la posición para entrenar en un aspecto muy específico en que se desea mejorar, o para corregir un defecto detectado o una insuficiencia en experiencia tratando posiciones similares.
Ahora bien, entrenar con una computadora, sin tener bien preparada la posición especifica, difumina mucho los posibles logros que se pueden alcanzar si uno lo hace con la posición adecuada.
El jugar desde la jugada 1 con una computadora, puede, aleatoriamente, darnos la experiencia de jugar una apertura que nos interese, pero puede suceder que la computadora elija una variante que no es de nuestro interés.
En los entrenamientos con humanos se ha demostrado la ventaja de hacerlo con apertura obligada al menos y el jugar posiciones avanzadas específicas era un sistema muy usual en la escuela soviética durante décadas. Claro que a mayor fuerza del oponente, más efectivo, en logros rápidos y en experiencias profundas es el entrenamiento. Y ahí la computadora posibilita el jugar partidas de entrenamiento, a partir de posiciones específicas, con un contrincante de gran fuerza y de consistencia envidiable.
Y aunque me parece exagerado lo que dice la propaganda comercial de que un Rybka juega como un gran maestro de 2700 de rating FIDE, si me da la evidencia de jugar como un gran maestro de unos 2450 y 2550 de Elo. Si es entrenar un jugador de 1500, lo mejor es graduar la fuerza a unos 250 puntos más de Elo, y claro, elegir una batería de posiciones de acuerdo a temas relevantes para que un jugador de 1500 se eleve a 1900.
Ahora bien, en la misma cueva donde “acopie” el Rybka, hay todo tipo de programas como el “Chessimo”, “Chess Master”, etc; y creo que el Rybka y el Fritz son los programas más adecuados para entrenar con computadoras.
Para la enseñanza a distancia del ajedrez, como la que realizo en mis cursos, se requiere aprovechar a la computadora de muchas maneras:
Como medio de comunicación con los estudiantes.
Como herramienta de entrenamiento con programas como Rybka, Fritz, Chess Hero, Chess Quiz y Chess Mazes.
Como plataforma educativa con lectores de PDF, de archivos Chess Base, de audio, de videos.
Como huésped de acervos bibliográficos, bases de datos, antologías y cuadernos electrónicos.
Ahora que esta potencialmente excelente herramienta para apoyar el entrenamiento, no funciona sola. Requiere el programa de trabajo y una buena cantidad de programas, muchos que en versión normal son excesivamente caros, y que el poderlos adquirir o no, crearía una brecha de oportunidades entre los diferentes alumnos, por ello la solución son los “genéricos”, o sea programas que son freeware, o programas modificados de tal manera que su uso no se restringa a la necesidad de adquirir costosas licencias para usarlos.
Las posibilidades de usar la computadora para nuestra superación ajedrecística es tan grande, que han alimentado dos libros que realice sobre el tema, uno en 1998, con muchas posiciones y metodologías, y uno en 2006 que ya venía acompañado de un CD con programas y colecciones de posiciones. Ya a finales de 2009 tuve que hacer una actualización y examinar libros similares sobre como usar la computadora para entrenar, lo que resulto en un “vademécum” que ha tenido bastante aceptación en el tipo de lector al que va dirigido.
Mi idea en los cursos es que los alumnos puedan ser dotados de todo lo necesario para su entrenamiento y adquisición de habilidades y conocimientos, sin que tengan que gastar aparte de pagar su curso.
La informática aplicada al ajedrez sigue en continuo crecimiento y creo que continuará brindándonos innovadoras herramientas que podrán ser la diferencia en nuestra superación continua y los alcances a que pueda llegar esta.