15 jun. 2012

Curioso.


En las semanas que duró el match entre Anand y Gelfand recibí solo 36 correos solicitando los boletines de bucaneros y 12 preguntando sobre clases, etc.
Pero en las dos últimas semanas en que poco he escrito en el blog, recibí más de 194 correos preguntando porque no actualizaba el blog más seguido. Incluso dos eran de protesta, pues alegaban que todos los días revisaban el blog y se sentían frustrados por no hallar nada nuevo.
En un momento me sentí decepcionado de que enviaba los boletines del mundial y en la primera semana sólo 18 correos recibí agradeciendo el envío, a pesar de que lo envíe a más de 290 direcciones. La segunda fue mejor, 63 correos de agradecimiento.
Por otro lado el blog tenía un promedio de 296 visitas diarias.
Pero lo que realmente me desanimaba a escribir en el blog es haber visto una serie de sitios internet donde se desvirtuaba mucho de la realidad del ajedrez mexicano y de su historia. Eran muchos datos falsos por refutar y decidí mejor ocupar mi tiempo en recolectar material documental y ver que fuese escaneado y ya con esa documentación probatoria ver la mejor manera de exhibir a aquellos que publicaban falsedades, que por cierto, eran muy fáciles de desmentir. ¿Cómo alguien afirma que tal o cual persona ganaron varios campeonatos nacionales si existen registros impresos de aquellos años que demuestran que tales personas no ganaron siquiera el campeonato de una ciudad, ni mucho menos de un  país?
Además eso de colgarse medallas de torneos inexistentes, o de darse por galardonados cuando ya en Internet puede consultarse todo lo sucedido en la FIDE desde hace más de 60 años parece increíble.
Uno llega al descaro de hacer una lista de ajedrecistas mexicanos muertos, unos 60 más o menos y luego hace descripciones falsas de cada uno de ellos, sin ningún respeto; a pesar de que hay documentación muy fácil de aportar para desmentir casi cada palabra. El colmo es la cantidad de errores obvios al citar nombres. Total un caso.
Ignoro si en su país lo tengan considerado como demente, pero parece que no han pasado inadvertidas sus afirmaciones, pues todos los días llega un correo donde alguien se expresa con palabras terribles sobre el tipo y da alguna aclaración.
En otro sitio internet, pero afortunadamente en un idioma poco conocido fuera de su región, hace un autor tal apología de si mismo que da risa.  Por curiosidad trate de confirmar un dato sobre algunos de sus triunfos y, como era de esperarse, no era confirmable.
El caso es que aunque trato de hacer una exploración seria en Internet, existen decenas de sitios con información dudosa que hace perder mucho el tiempo y a veces requieren confirmarse los datos varias veces antes de tomarlos en cuenta para escribir algo. Eso hace que cada artículo que toca temas en que hay que dar un dato me obliga a una investigación de horas, pues parece que hay muchas personas que gustan de publicar las cosas de manera muy diferente a como sucedieron. Incluso una fecha de nacimiento aparece diferente en varios sitios, por muy confiables que parezcan. Hay que ir a las fuentes documentales y eso toma un tiempo muy valioso. Todo por tantos que, sin cuidado, transmiten un dato por sus blogs sin verificar, haciendo que los que los leemos más que informados, salimos desinformados al visitar su blog.
Por eso muchos se creen eso de que si el GM Carlos Torre se desnudo en la calle, si el Maestro X ganó 8 campeonatos de México, si aquel ya es Gran Maestro, que si tenemos un niño en México que a los 7 años ya juega como maestro y debe ser patrocinado para un torneo en que puede vencer al mejor jugador del mundo, que si Kasparov no aceptó el reto por un millón de dólares de un jugador de 1800 de rating, que si aquel maestro fue campeón de Rusia, pero lo que paso es que ganó el torneo del Hotel “Rusia” de su pueblo. Así y así.
Por eso uno quisiera escribir más seguido, pero es que hay que caminar en terreno minado…