3 jun. 2012

¿El Peor Match? ¿Los medios de comunicación o de tergiversación?


En esta época en que los medios de comunicación parecen más medios de manipulación y en que cada vez es más difícil separar las verdades, las verdades a medias, las fabricaciones y las mentiras ocultas entre dos verdades; emitir un juicio sobre cualquier cosa que este dentro de un contexto de fuertes intereses económicos se hace cada vez más difícil y una tarea casi imposible para una sola persona. Afortunadamente ya no se requiere hacerlo sólo si no puede uno contar con redes internacionales gracias al internet.
Hablaba ya del excelente trabajo de preparación del GM Boris Abramovich Gelfand e inmediatamente una red de entrenadores y amigos se dieron a establecer contactos y conseguir datos que nos ilustraran al respecto, así como completar mucha información que se tenía durante el match y quiero establecer que me despertó una enorme admiración la labor que realizó el equipo de trabajo de Gelfand. Cuando se publique su metodología va a ser una aportación muy importante a la enseñanza general del ajedrez. El talento y esfuerzo invertidos es impresionante y no queda sino decir que los entrenadores y coaches de ajedrez exsoviéticos israelitas poseen un nivel en nada inferior a los de Ucrania, Armenia y Rusia en lo que respecta a metodología y pueden ser, en algunos casos, superiores en lo que respecta al uso de las computadoras en la organización de acervos de ajedrez. No por nada en Israel están los creadores de Deep Junior.
Ahora bien, las redes de entrenadores están aportando sus opiniones sobre el match. Muchos no están de acuerdo en que es el peor match por el campeonato del mundo en muchos años.
Los méritos como jugadores, e incluso diría yo, como jugadores combativos de Gelfand y Anand es muy difícil cuestionarlos. Su calidad mucho menos, su talento también es incuestionable pues desde muy temprana edad destacaron como de lo mejor del mundo y ya desde mediados de la década de los años 90s del siglo XX eran reconocidos como prospectos a campeones del mundo y ganaban decenas de importantes torneos internacionales del máximo nivel y se puede decir que al menos tienen 20 años de estar entre los mejores y demostrando ser de los jugadores más interesantes.
También con sus más de 40 años de edad y decenas de partidas entre ellos se conocen uno al otro perfectamente y no era de esperarse una ventaja evidente del uno sobre el otro y la diferencia en las apuestas fue más bien causada porque muchos deseaban que no ganase Gelfand por lo que representaría para algunos magnates aficionados a las apuestas que un representante del Estado de Israel fuese campeón del mundo en unos momentos en que el ajedrez está siendo promovido especialmente en los países del Islam, pero nadie osaba decir que la diferencia entre Anand y Gelfand era tan grande como para justificar apuestas 15 a 1, que en un momento dado se establecieron entre apostadores.
En lo personal puedo decir que a mi me pareció, desde el punto de vista de entrenador, sumamente instructivo el match, pues el intercambio realizado con muchos entrenadores sobre el tema de la excelente preparación de Gelfand francamente siento que me ha marcado. Fue como tomar un curso super especial sobre preparación de ajedrecistas de muchas horas, pues por motivos de cubrir en español el match en algunas publicaciones y radio difusoras, estuve en contacto con los que estaban presenciando el match en Moscú más de 9 horas diarias y eso significó intercambiar información con entrenadores exsoviéticos de 10 nacionalidades y de diversas corrientes metodológicas y de edades entre 25 y 75 años. Una verdadera experiencia.
Más de 14 horas de videos del evento, más de 30 entrevistas realizadas por diversos periodistas con los entrenadores y jugadores de elite de todo el mundo es lo que me dejó el match. Desde ese punto de vista me pareció maravilloso.
Realice más de 250 páginas de crónicas y más de 10 horas de crónicas en audio, así como analice decenas de posiciones casi hombro con hombro con grandes maestros; incluso escribí 36 cuartillas sobre diferentes obras de arte de la Galería Tretyakov y un video de 45 minutos de un recorrido por todo ese interesante museo que alberga más de 40 mil obras inapreciables.
Como la tecnología cada vez nos facilita las cosas, este match, a pesar de que desde mi punto de vista no aprovecho al máximo las posibilidades, si creo que pueda catalogarse entre los mejores organizados.
Si bien la TV no lo difundió tan ampliamente como se esperaba, otros medios si y tuvo una repercusión política superior a los anteriores, exceptuando el singular match Fischer – Spassky de 1972.
El que Putin se entrevistase con los participantes, siendo que ninguno era ruso, y sobre todo las apreciaciones públicas que hizo, tienen un peso muy importante para el futuro del ajedrez en Rusia, que trata de salir de una crisis y recuperar el nivel que tenía en tiempos de la URSS.
Espero que en Israel también sea muy importante este match, aunque lo más seguro sea la India la que se vea más beneficiada para el desarrollo interno del ajedrez.
¿Peor de la historia? A pesar de todo, a pesar de que las reglas de la FIDE, la organización de los ciclos del Campeonato Mundial, sean perfectibles, a pesar de que los jugadores tuvieron que tomar una actitud demasiado cuidadosa dada las características del encuentro, no creo que sea acertado el calificar este match como el peor de la historia.
Nos señalo muchas facetas a mejorar, a identificar aspectos de una situación en crisis del ajedrez en el mundo, brindó experiencias que enriquecerán el uso del internet en estos eventos. Ha aportado este match muchas cosas.