12 feb. 2018

COMO PROGRESAR EN AJEDREZ Y QUE RECOMIENDO EN MIS CURSOS.



A menudo me preguntan de que tratan mis cursos y cuáles son los requisitos (aparte de los costos y lo que cobro y si soy carero). Adelanto un poco de que es lo que pido.
Dedicar Tiempo a entrenar.
Es muy difícil mejorar entrenando solo una hora a la semana o solo hacerlo en la sesión presencial o en la de on line de dos horas con el entrenador. Es necesario que esta hora sea seguida con más entrenamiento. Incluso algunos entrenadores y profesores en Rusia aún confían en la regla clásica de que si uno quiere ser bueno en algo se necesita dedicar 10 mil horas a entrenarse. Si ese es el caso con dos horas de la sesión conmigo en entrenamiento presencial o en la de online, en 104 años cumplimos la meta y garantizo que logra su título internacional. Requeriremos encontrar la fuente de la eterna juventud que buscaba Ponce de León.
Aunque si entrena 8 horas diarias, tomará 3.43 años.  Pero yo creo que más importante que entrenar mucho es hacerlo con calidad. Esa era la fórmula en la URSS, aprender y entrenar solo lo relevante. El trabajo más importante como entrenador es saber que es relevante que estudie un pupilo y como hacer el entrenamiento más eficaz. Por eso me enfoco en las asignaturas:
A.   Actitud al jugar.
B.   Principios Básicos del Ajedrez (Táctica y Estrategia)
C.   Visualización de posición de piezas actuales y en variantes.
D.   Visualización prospectiva de piezas y peones,
E.   Sistematizar el razonamiento con algoritmos,
F.    Ejercicios de resolución de posiciones,
G.   Aprender a Darse Cuenta, identificar y responder a las demandas de la posición,
H.   Análisis de partidas propias,
I.      Mejorar el cálculo de variantes,
J.    Formar y alimentar la intuición, con amplia cultura ajedrecista,
K.   Las reglas de la pieza en su lugar “soñado”,
L.    Pryomes y procedimientos y
M.   Repertorios económicos, bien cuidados y
N.   Técnica de finales.

La clave es entrenar mucho pero haciendo las cosas correctas y apropiadas. Lo relevante.
Pero lo mínimo para entrenar es una hora diaria. En mis cursos email envio cada semana material para entrenar unas 10 horas a la semana. Recomiendo diez posiciones diarias como mínimo, dedicando tres minutos máximo a cada solución, además de que en mis lecciones siempre el material es de preguntas y con tiempo medido para las respuestas. Sin esas diez horas a la semana, no respondo.
Pero lo ideal es superar la hora diaria. Mientras más tiempo se invierta, más grande será el beneficio y más pronto llegará.
Inicio con exámenes diagnósticos, que llamó de ubicación. Solo así puedo construir un plan de desarrollo. Envío todo tipo de papelería de seguimiento de proyectos, agendas, etc. Formatos en que cada paso del entrenamiento se registra. Es muy importante estructurar el entrenamiento. El diseño de un plan de desarrollo personal es una tarea que todos debieran hacer. Pero se requiere hacer un diagnóstico y saber dónde uno está y a donde uno quiere ir. Si no sabemos adónde vamos, no habrá camino que nos lleve.
En el ajedrez tenemos que aprender a evaluar la situación actual, darnos cuenta de lo que podemos alcanzar y fijarnos objetivos y metas, hacer el plan y luego elaborar como llegar a la posición que deseamos. Ya con la posición en mente, vemos los obstáculos y los removemos.
Como estoy contra el consumismo y el neoliberalismo en la educación, trato de proveer todo el material necesario para el estudio, la idea es que si quiere alguien gastar en ajedrez, mejor me pague mis clases y no gaste en nada más. Tuve una biblioteca de ajedrez de valor de varias decenas de miles de dólares, pero cargarla era como cargar una casa rodante completa. Ahora la tengo en discos duros de un cuarteto de teras. Son decenas de miles de documentos en PDF, desde el libro de Ruy Lopez del siglo XVI hasta mis dos libros sobre el GM Carlos Torre.  Creo que he traducido del ruso más de 6000 cuartillas, y tengo publicados en mi blog más de 2000 artículos y tengo unas 3000 clases escritas de las que he enviado desde 1998 y cada clase tiene como un promedio de 80 láminas y en cuartillas unas 30. La base en pgn de las clases ya tiene más de 11 000 partidas comentadas. O sea material a pasto. De ahí han salido 45 videos, y unos 112 cuadernos de estudios y 4 libros impresos. Como desde que empecé a dar clases de ajedrez en la UNAM en 1975 (más de treinta años de catedrático en la máxima casa de estudios), llevo registro de cada clase, cada partida seleccionada y cada posición de ejemplo, pues está difícil que le diga a un alumno que necesita comprar un libro para estudiar algo. He donado más de 400 libros de ajedrez y unas 600 colecciones de fotostáticas, así como más de 3000 documentos en PDF,  a jugadores estudiosos de 11paises. De mis clases en PDF hay más de 160 en descarga gratuita por internet y un curso completo de más de 1000 cuartillas. Así que si quiere gastar dinero en libros, videos, hágalo, pero en mi curso ya no necesita mas que lo que cobro yo, y creo que no hay en el mercado comparación. Tengo becados, como regla, siempre al 10% de los que se matriculan conmigo.
Pero un plan escrito de desarrollo y un expediente al día, son parte fundamental de todo.
Hacer una lista, ya sea larga o corta de lo que uno cree que necesita estudiar en las sesiones de entrenamiento es fundamental, y todos debieran tener su agenda, ya sea diseñada por un profesional en el entrenamiento de ajedrez o por uno mismo. Hay que señalar en ella lo que nos parece interesante y lo que parece aburrido, porque a lo mejor, lo que no nos gusta es lo que tenemos que mejorar más.
Pero en el plan de estudios es básico saber identificar lo que es relevante, pues lo peor es gastar tiempo viendo clases en video malas, o estudiar libros con títulos rimbombantes, pero sin sistema. Es muy importante el que tanto se estudia, pero más que es lo que se estudia. Si no sabe de ajedrez, siga la regla del abuelo: “Capablanca, Lasker, Nimzovich, los soviéticos, Kotov, Botvinnik,  Fischer y Evans, y lo demás ya sabrás escogerlo cuando te sepas todo lo de Capablanca”.
Solo falta jugar torneos fuertes, nunca de categorías bajas. Y luego analizar las partidas propias y las de los grandes maestros clásicos. Y progresa uno porque progresa….