8 feb. 2007

Informes de Utilización de las Computadoras en la Enseñanza del Ajedrez.

En los sitios webs han aparecido informes de grandes maestros que han trabajado en la preparación y entrenamiento de jóvenes jugadores con el auxilio de computadoras. El primero, que fue con un proyecto piloto en Moscú con el apoyo de la firma Convekta, fue publicado hace unos cuatro años. En el se describe el uso de varios programas y bases de datos desarrollados por Convekta. Esta firma es la que diseño y desarrollo el “Chess Assistant”, que ha tratado de discutirle el liderato al Programa de base de datos “Chess Base”. La discusión sobre cual de los dos programas, Chess Base o Chess Assistant, es mejor, sería interminable. Lo mismo si discutiéramos cual es más popular. Entre los jugadores que hablan ruso, el Chess Assistant es el líder; entre los que no hablan ruso, el Chess Base. El caso es que si hay 20 millones de jugadores de ajedrez que usan computadoras, 12 millones seguramente son rusos o ucranianos o de un país de lo que era la esfera soviética y hablan ruso. Pero si hablamos de Europa Occidental y América, el Chess Base es el amo.
Me parecen poco confiables algunas cifras que publica en su blog la GM Susan Polgar sobre la cantidad de ajedrecistas en Internet, según ella: En 2005, se estimaba que entre 600 y 700 millones de personas jugaban ajedrez en el mundo (esto me parece creíble); y que aproximadamente 285 millones de personas juegan en línea a través de diferentes servers de ajedrez en Internet (esto es lo que se me hace dudoso. También dice que se estimaba, en 2006 que 45 millones de personas en los Estados Unidos sabían jugar ajedrez (esto es posible). Ahora bien si son 285 millones de jugadores, lo que yo creo que no pasen de 200 millones, seguramente más de la mitad son de rusofonos, una tercera parte o son chinos o hindús, y unos 40 millones son de países de la esfera “Chess Base”, pero obviamente no son usuarios de Chess Base, pues dudosamente esa firma ha vendido más de un millón de programas Chess Base. Tal vez unos 300 mil, como máximo. En México conozco 10 o 20 personas que tienen Chess Base comprados a la compañía y unos 300 que lo han comprado “pirata”, según creo principalmente al famoso traficante “Ibrahím”. El que este libre de culpa…
Bueno, volviendo a los informes, el primero que se hizo especifica que base de datos de Chess Assistant fue usado a cada paso y que efectos tuvo para que un jugador de 2100 de rating llegará a 2450 en dos años. Da ejemplos de seis jugadores rusos que lo lograron y de 2100 de rating, en los dos años programados se volvieron Maestros Internacionales. Por supuesto que, viviendo los seis en Moscú, rodeados de Grandes Maestros, con fuertes competencias continuas, tal vez se hubieran convertido en Maestros con o sin computadoras. Aunque luego ponen por comparación otros seis que tenían más o menos el mismo rating y edad de los que participaron en el curso y que ninguno logró el rating deseado en dos años, argumentando que ahí se nota la diferencia entre trabajar o no con computadora. Yo pensé con tristeza en aquellos seis que fueron elegidos para no trabajar con computadoras y perdieron la oportunidad. Me gustaría saber como los eligieron y en que se basaron. Parece ser que fue la selección aleatoria. Mala suerte. El caso es que de los seis no favorecidos, sólo uno logró pasar de los 2400. Mala suerte.
Otro informe, este de San Petersburgo, habla del uso de las computadoras con más de 100 estudiantes y observa que, comparando los avances de estos 100 estudiantes con los registrados en otras épocas, anteriores al uso de las computadoras, de 100 estudiantes de rating y edades similares al muestreo, se observó que los 100 que trabajaron con computadoras avanzaron en un año lo que los otros que no lo hicieron, en otra época, avanzaron en tres años. Este estudio me pareció más interesante.
En la Ciudad de México estuve evaluando varios jóvenes menores de 18 años, y los que trabajaban con computadoras normalmente tenían un promedio de rating de 200 puntos de rating más que los que no lo hacían. Luego traté de hacer un análisis nacional con base al rating publicado y con interrogatorio simple a 40 jugadores menores de 18 años, el resultado fue abrumador. El promedio de rating era casi de 250 puntos más a favor de los que trabajaban con computadoras. Los tres mejores de esa edad en México usan computadoras, luego del quinto al octavo lo hacen y entre los 20 de más alto rating, son 14 los que trabajan con computadoras.
En pocas palabras, si un jugador no es entrenado con computadoras está en una amplia desventaja ante los que si lo hacen. De eso no hay duda y no tenía yo que esperar ver esos informes para saberlo. Pero si me parecen valiosos porque me indican las cargas de trabajo. En esos informes destacan varios hechos: La computadora la utilizan para facilitar la repetición de posiciones. La adquisición del “lenguaje” ajedrecístico, por medio de la familiarización de posiciones. O sea, ven una misma posición una y otra vez hasta que se la “apropian” la conocen al dedillo. Tal y como Ziatdinov lo enfatiza en su excelente libro GM – RAM.
Otro aspecto importante es la repartición del tiempo de estudio: 65% Posiciones de Medio Juego, 20% estudio de Finales y sólo 15% de estudio de aperturas. Además el balance de dos horas de estudio por cada hora de práctica. Es decir, si juegan un torneo y emplean en él 40 horas (10 partidas de 4 horas cada una) estudian entre torneo y torneo 80 horas. Las clases presenciales con el profesor eran en proporción de una hora por cada 5 de tarea en casa. En el programa de 100 estudiantes, todos visitaban al profesor una vez a la semana, 4 horas como mínimo, y luego en su casa trabajaban con la computadora 20 horas a la semana. En el informe de los seis jugadores de 2100, todos estaban becados y trabajaban 4 horas diarias en el mismo centro de estudios, pero la proporción de torneos y horas de estudio eran iguales. La conclusión de ambos informes es que una hora de estudio por computadora equivalía a 5 horas sin computadora. Otro dato interesante es que un estudiante le cuesta trabajo estudiar más de 15 horas a la semana sin computadora, pero cuando utilizan la computadora pueden trabajar fácilmente 25 horas a la semana, ya que la computadora se les hace más entretenida. Entonces si alguien sin computadora está dispuesto a trabajar sólo 15 horas (que equivalen a 3 con computadora) y con computadora están dispuestos a trabajar 25 horas, quiere decir que con computadora trabajan más de 7 veces más que sin computadora.
Si además vemos los costos, la cosa es terrible. Una biblioteca mediana para un Centro de Ajedrez necesitará unos 300 libros (90 informadores, unos 50 de texto, otros 50 de monografías de apertura, otros 100 de revistas, torneos, métodos de estudio, libros clàsicos, historia, etc, y unos 10 de finales) que costarían un promedio de $200 pesos mexicanos, lo que da una inversión de 60 mil pesos en libros. Mientras que 4 computadoras a 4 mil pesos cada una, 16 mil pesos, y unos 10 CDS con más de 600 libros, entre ellos un CD con los Informadores del 1 al 91, otro de los Chess Base Magazine del 1 al 100, etc, otro con 500 libros en PDF, costarían, si no son piratas, unos 20 mil pesos a lo sumo (piratas hasta 2000 pesos), lo que da un total de 36 mil pesos, para una biblioteca mucho mayor que la de los 60 mil pesos, con la facilidad que copiarles los 10 CDS a los alumnos costará 50 pesos mexicanos, mientras que fotocopiar los libros costaría unos 15 mil pesos cuando menos. De Internet se pueden bajar artículos diariamente que en una semana equivaldrían a un libro de 300 cuartillas, costando sólo la impresión y el papel, unos 100 pesos a lo máximo.
Ahora si doy yo una clase sin computadora, los alumnos la pueden grabar y oir repetidas veces, o filmarlas; lo que costaría en cintas y cassettes bastante, mientras que si doy la clase con presentaciones Power Point y archivos en Chess Base, la copia para que la vean una y otra vez, costaría lo que un CD grabable. Bueno, claro que aparte de lo que les cobraría por aquello de la autoría, lo que sería igual que con los cassetes o video filmaciones.
De junio de 2005 a septiembre de 2006 di en el Centro de Alto Rendimiento en la Ciudad de México unas 250 clases, todas grabadas en Power Point y Chess Base, con más de 100 temas tocados a diferentes niveles, con unas 70 troykas. Si todo eso lo hubiese grabado en video, serían más de 400 horas de grabación y necesitaría cajas para guardar tantos videos. Pero en Power Point y Chess Base, sólo llenan tres CDS, y ahí tengo trabajo de clase directa de 400 horas, pero un trabajo para elaboración de más de 1000 horas. Claro que ahora podría dar 250 clases en cualquier lado utilizando ese mismo material preparado, pero siempre estoy modificando y aumentando por ahí.
Ahora, he ido recopilando el material utilizado para dar cursos en varios países, y así he incorporado ideas y conceptos de China, Cuba, Rusia y Ucrania a mis clases, además de más de 4000 clases en archivos Chess Base. Si tuviera que guardarlo en forma de libro, tendría que tener un espacio para unos 400 libros. Si así ya estoy ahogado en libros, mi caso sería patético, pero gracias a la computación 1000 libros en PDF me caben en un DVD que ocupa un espacio miles de veces más pequeño.
En otras “entradas” del blog, seguiré comentando esos informes.
Ya que esta usted leyendo este blog, seguramente estudia ajedrez con computadoras. Entonces le puedo decir que usted tiene un 300% más posibilidades de superarse en ajedrez que uno que no lo hace, de acuerdo a esos informes.