30 mar. 2009

Perfiles y Maneras de trabajar de los Entrenadores.


Diversos perfiles y maneras de trabajar se observan en los entrenadores más destacados de esta época.
Por ejemplo, Valeri Tsaturian, de Baku, Maestro Internacional, entrenador de Grandes Maestros como Emil Sutovsky, descendiente de Armenios pero nacido en Azerbaizhan, como Kasparov, emigró a Rusia, muy cercano de Kasparov, entrena a jugadores armenios como la GMF y MI Mkrtchian. Ha logrado éxitos con niños con deficiencias mentales utilizando el ajedrez y la música.
Opina que ahora el ajedrez es puro deporte, pero que ha desarrollado su potencial competitivo casi al máximo, mientras que otras facetas del juego, que no son de menor importancia, se han rezagado y que el ajedrez como deporte ya no tiene mucho futuro. El nivel promedio de los ajedrecistas se ha elevado significativamente en los años recientes
Afirma que es debido al equipamiento de nuestros días y a la oportunidad de jugar y coleccionar la información vía el Internet; y debido a nuevas tecnologías en enseñanza de ajedrez. Dice que los entrenadores profesionales saben de que método habla. Es posible desarrollar la habilidad de un alumno al nivel de Maestro en 3 o 4 años, aunque el alumno ha limitado el talento de ajedrez. Lo crítico es el deseo del alumno de jugar y trabajar en el ajedrez.
Incluso un niño de 6 o 7 años podría hacerse un jugador de ajedrez serio a la edad de 10 o12 años, si él tiene una mentalidad estable y una intelecto ya desarrollado. Sostiene que eso se ve ya pasar hoy día en Rusia. Como entrenador de ajedrez, se siento satisfecho por estos métodos; sin embargo, por otra parte, esto a menudo conduce a una actitud consumista hacia el ajedrez. Con eso quiere decir que el jugador se vuelve un obsesionado con resultados de torneo, sólo se concentra en facetas competitivas del ajedrez, y desarrolla una actitud despectiva hacia otros aspectos del juego. La ganancia de premios es todo que cuenta, y este camino conduce a un callejón sin salida, a una crisis, que ya observamos hoy.
Respecto a la evaluación del talento, apunta que un par de lecciones son todo lo que es necesario para ver si su nuevo alumno tiene un futuro en el ajedrez profesional. Ha enseñado el ajedrez durante aproximadamente 30 años, y menciona que siempre informaba a los padres sobre su veredicto. En cuanto a niños dotados, avisaba y prevenía a sus padres como es estresante el ajedrez profesional.
Afortunadamente, las lecciones de ajedrez no son solicitadas únicamente para reclutar y formar a grandes maestros de categoría mundial. Se sintió al principio atraído al juego porque el ajedrez es una forma de juego excelente para las relaciones sociales. En segundo lugar, el ajedrez destapa varios talentos naturales inherentes en seres humanos. Por ejemplo, si se hace aparente durante las lecciones que su estudiante tiene un mayor don para la música o arte, entonces deja que él o ella decidan si hay que cambiar del ajedrez a otra actividad. Y si su estudiante se queda con el ajedrez, siempre trata de dejar "una ruta de escape" para evitar el desarrollo unilateral, dejando una oportunidad de elegir de manera diferente en el futuro.
Desde el punto de vista de Tsaturian, el entrenador es quién ayuda a evitar dar pasos en falso y hace un gasto innecesario del tiempo en cuestiones sin importancia. Él proporciona los métodos para el trabajo independiente, y habla de los resultados con el alumno. El entrenador guarda la pista de como el alumno se enfrenta con sus tareas. Cuando las sesiones con los niños son individuales, entonces cada lección debería estar lista individualmente. No cree, por ejemplo, que cada principiante debe ser al inicio enseñado atacar, sacrificar, y mostrarle el mate del pastor, etc. El aspecto más importante para él es descubrir la personalidad verdadera del alumno, ya que por la edad de siete años ha sido moldeado ya en la mayor parte de los casos. Su posición es que el entrenador es para el alumno, no viceversa. Durante años ha enseñado a muchos niños que habían trabajado antes con grandes maestros famosos o entrenadores, y a menudo tuvo que reconstruir su arsenal de ajedrez. Ellos habían adoptado las aperturas de su antiguo profesor, junto con aquel enfoque personal a la solución de problemas de ajedrez, y ellos analizaron posiciones en las cuales el profesor estuvo interesado. Entonces era como si los estudiantes prácticamente trabajasen para sus entrenadores. En la mayor parte de los casos esto fue completamente en contra de su propia individualidad dentro del ajedrez y la reconstrucción necesaria es un proceso muy difícil. Menciona docenas de discípulos que fueron dañados debido a la ambición o incompetencia de sus entrenadores, afirmando que en ese caso ambos términos se vuelven sinónimos. Dice que el 99% de los Grandes Maestros no entienden nada sobre enseñar ajedrez y que eso es natural.
Dice que todos ellos son gente con habilidades excepcionales, que han dedicado mucho tiempo al desarrollo de sus habilidades. Es casi imposible para tal persona descender al nivel de un principiante y dar clases desde el principio. La ayuda de gran maestro es útil para un jugador ya desarrollado que está cerca del nivel de maestro. Aquí es valioso hablar de varios temas de ajedrez, analizar posiciones, y opiniones de acción. El sólo reunirse con el gran maestro trae mucha confianza al estudiante. Uno puede ver entonces que el ajedrez no es algo sólo para dioses, y que hasta los grandes jugadores cometen un error simple en sus cálculos y caen en dobletes o dejan piezas colgadas.
Para hacer una clasificación bastante primitiva, el gran maestro medio conoce aproximadamente 1,500 - 2,000 posiciones típicas, incluyendo la apertura, los planes posibles de medio juego y algunos esquemas del final. Los super grandes Maestros, como Kramnik o Anand, tienen un conocimiento más amplio y más profundo. En cuanto a Kasparov, su conocimiento es realmente de punta. Calcula Tsaturian que su número de posiciones podría exceder a las 10,000. Menciona que la memoria de Garry es fenomenal, y que esto hasta le causaba remoras durante el juego. Le limitaba la habilidad creativa mientras jugaba.
Otro entrenador famoso, Igor Tsyn, de la era antes del Internet, se concretaba a trabajar con posiciones escogidas de su libreta, organizadas, como Dvoretsky para “curar” deficiencias por medio de su estudio o análisis. Su método lo ayudo a hacer de candidatos a maestro de 13 en Maestros Internacionales de 18.
Formó entrenadores destacados como Konstantin Maslak, entrenador en jefe de Volgogrado de 25 años y un Maestro Internacional con 2529 de rating FIDE. Entrenamiento a base de posiciones, de rejugar posiciones una y otra vez.
Maslak ahora es una de las estrellas de los torneos por Internet y a su vez entrena via Intermet, pues no le agrada dar clases presenciales, máxime que en Rusia esta muy mal pagado.
Maslak afirma que uno puede mejorar el juego de aperturas, así como ajedrez general y su comprensión con el blitz por internet. Aunque esto pasa, por supuesto
sólo si el jugador pone el esfuerzo en tratar de entender al opositor y espera sólo sus jugadas fuertes. Maslak cree que el juego contra la computadora es también muy provechoso, uno puede aprender mucho de las máquinas, según él, y que aunque. muchas personas discrepan con esta opinión, Maslak tiene plena fe en ello.
Difiere también de muchas maneras con su entrenador Igor Tsyn, pero reconoce que fue fundamental para que lograse ser Maestro Internacional y que se acercó al Internet mucho después de eso.
Según Maslak, las diferencias principales entre ajedrez de Internet y ajedrez sobre el tablero son tres diferencias principales. Primero, uno siempre sabe quien es su
opositor en un juego sobre el tablero, mientras en el Internet podría ser algo complicado asegurarlo.
Segundo, una persona que maneja al ratón mejor en los segundos finales por lo general tiene más triunfos y los que no realmente ceden muchos puntos. Tercero, a veces se aprovecha la Red mientras para hacer otras cosas, que obviamente conducen a una atención disminuida al juego y a veces hay que cerrar todas las ventanas suplementarias y recobrar el interés en la partida.
Las ventajas del blitz sobre el ajedrez clásico, según Maslak es que es más rápido, es más emocionante, y uno puede jugar muchos juegos más en la misma cantidad de tiempo.
Sobre su papel como entrenador en Internet, cuenta que lo ha hecho por 2 años y ½ ya. Primero, trataba de mostrar ejemplos de libros, pero rápidamente comprendió que era inútil. Que cada estudiante tiene que ser manejado en una manera única. Uno tiene que analizar sus partidas, encontrar sus debilidades y trabajar en ellos, como hace Igor Tsyn. Este es el camino más corto al éxito, aunque a veces los estudiantes hacen lo qué ellos están acostumbrados y no importa como usted trate de enseñarlos. Pero sobre todo se trabaja en la fijación de debilidades y trabaja en el repertorio de aperturas del estudiante y mejora sus habilidades posicionales, también. Esto es hecho casi exclusivamente por el análisis de las partidas del estudiante. Copia sus lecciones de manera que puedan repasarse. Aunque se lamenta que no muchos estudiantes realmente hacen esto. Y de todos modos, la mayoría de ellos mejora, a veces hasta considerablemente.