27 oct. 2011

Kasparov en Georgia.

Aunque en algunos momentos la crisis entre Georgia y la Federación Rusa entró en una escalada peligrosa, de manera casi tan aguda como en los últimos días de julio de 2008; Kasparov realizó una visita a la capital de Georgia, Tiflis; que no dejaba de parecer similar a la de Ilumishinov a Gadafi en Tripolí, última llamada a la cordura; o como podría decir García Marquez, “Una muerte anunciada”.
Kasparov como líder de un fuerte grupo de oposición a Putin, hace en entrevistas una serie de evaluaciones sobre la situación de las relaciones políticas entre la Federación Rusa y Georgia, que no son fáciles de asimilar y mucho menos de aceptar. Claro que como nativo de una República cercana a la zona, seguramente está más capacitado que muchos analistas extranjeros, pero habiendo sido víctima de persecuciones étnicas en su propio suelo natal, uno esperaría que hiciera un análisis más completo sobre la situación de las minorías étnicas en Osetia y algunas otras partes de Georgia. A veces sufre de lo que llaman el “síndrome de Botvinnik” que es cuando algunos ajedrecistas creen que porque saben mucho de ajedrez pueden opinar de cualquier tema. Todos tenemos que cuidarnos de ese síndrome, porque a veces hasta de futbol quiere uno opinar. Bueno, alguien por ahí de Tiflis me puso, muy airado como mote “Stalinista de Closet”, lo que me hizo gracia, máxime que siendo Gori el lugar natal de Stalin y que hay allá muchos aún que tienen retratos y bustos de Stalin, no siempre se toma como insulto, y fue en respuesta a que hice una cita de Juan Pablo II, de la encíclica Pensar y Creer.
El caso es que las declaraciones de Kasparov son de las más interesantes que ha hecho de la política rusa y logró gran difusión en la prensa norteamericana y “le hizo el día” a muchos periodistas extranjeros reunidos en Georgia.
Kasparov acaba de publicar en inglés su primer tomo de Kasparov por Kasparov. Me pregunto, ¿Cuánto valdrá ese libro dedicado por Kasparov, firmado por la excampeona mundial Nona Gaprindashvili, por el Presidente de Georgia, por el GM Azmaiparashvili, con un sello especial de la visita de Kasparov a Georgia? Quedan 10 ejemplares en oferta.