27 oct. 2011

¡Reprobado!

Según un consejo de entrenadores de San Petersburgo, saque un 75 de calificación sobre 100, no alcanzando los 80 para aprobar.
Según eso mis programas de estudios tienen algunas aseveraciones que no están científicamente comprobadas y dependen en mucho de que los alumnos dispongan de computadoras, los videos son algo lentos y el uso del lenguaje es demasiado liberal, además que inmiscuyo en mis lecciones muchas opiniones religiosas y políticas. Entre las 33 observaciones negativas se encuentra el que no he logrado que todos mis alumnos cumplan con sus monitoreos periódicamente y que no fomento la lectura independiente de libros, sino que paso temas “demasiado digeridos”.
Existen elogios en la selección de temas, el uso de acrónimos y algoritmos; así como “herramientas que son útiles, pero solo fuertemente recomendables para jugadores de menos de 2450 de Elo FIDE, pero que pudieran ser inadecuadas para jugadores de niveles superiores”
Me dan un plazo para hacer los cambios y si son aceptables mis programas podrían ser propuestos para ser oficialmente reconocidos por la Federación (algo que no solicité), si las traducciones al ruso son aceptables, pues anotan algunos errores, “aunque poco relevantes”.
En todo caso, ya que pedí la evaluación y sé que en ella participaron una decena de entrenadores titulados de Rusia y uno Emérito de la URSS, no puedo sino estar agradecido y sobre todo con la gran cantidad de material que me proporcionaron con la revisión, que vale diez veces más que lo que cobraron por hacerla, precio nada más nominal, además de que una hora de clase de cualquiera de ellos vale el doble, y según vi, dedicaron más de 100 horas en total para hacerla. Tan solo 7 horas de charlas en messenguer fueron como un seminario de entrenadores al más alto nivel. Además de que en el documento expresan que es muy superior mi metodología a la que ha sido observada en cualquier escuela iberoamericana, si bien declaran no haber podido hacer un examen tan minucioso y documentado como hicieron con mi metodología que comprendió más de 1300 cuartillas, 40 videos y 4500 archivos (entre partidas comentadas y fragmentos) en chess base, para cumplir un programa de 40 creditos académicos internacionales (SATCA para México, SENECA de España, Turing, Malchev, etc; para Europa o el de CONAHEC para América del Norte) equivalentes a 640 horas con dirección docente; es decir con cada acción de aprendizaje para 640 horas de estudio.
De hecho en Iberoamérica hay pocos programas bien definidos con Guías de Aprendizaje, Planeación Educativa con cada actividad de cada clase, como se que hay el oficial en Cuba y varios en Argentina y Venezuela; pero sólo el de Cuba sigue, como el mío, una metodología similar a la que fue usada en la URSS y ahora en clubes de la Federación Rusa (Rusia como se conoce coloquialmente, no me refiero a la Federación de Ajedrez de Rusia, ), aunque ahora no son programas unificados.
En la parte presencial la calificación de la metodología fue alta, 88, pero en los de via email, 62, que fue muy baja. Pero como la presencial era la que estoy proponiendo a la SEP de México, el aval obtenido será muy útil para mis gestiones ante las autoridades educativas de mi país, mientras que creo que puedo hacer las adecuaciones a mis cursos de email en relativamente poco tiempo, con la comprensión y buena voluntad de mis alumnos. De cualquier manera ya había decidido hacer una reorganización general, máxime ahora con todo el nuevo material.
Lo único malo de la experiencia fue los problemas en el uso del Internet en algunos países. Creo que en Rusia, Georgia y Cuba las facilidades para usar el internet por el individuo común, así como turistas y periodistas son sumamente deficientes, por lo que creo que en México se vive un uso privilegiado de este medio de comunicación. Lástima que algunos dedican el 80% del uso del internet para chatear sin sentido o para llenar su Facebook y cosas así.