26 ene. 2012

ACTA y el Nazismo en la información.


ACTA son las siglas de Anti-Counterfeiting Trade Agreement o Acuerdo Comercial contra la Falsificación.
Un acuerdo que se venía trabajando para conservar el poder del conocimiento a través de controlar los productos del conocimiento. Como la “guerra de la porcelana” o la “guerra del ron” de que hablaba.
Veamos los datos duros:
Declaración del Parlamento Europeo en 2008
“La proliferación de infracciones contra los derechos de propiedad intelectual supone una amenaza creciente al desarrollo sostenible de la economía mundial. Es un problema de serias consecuencias económicas y sociales. Hoy enfrentamos un gran número de nuevos retos: el peligroso incremento de bienes falsificados (farmacéuticos, comida y bebida, cosméticos o juguetes, autopartes); el auge y velocidad de la reproducción digital; el crecimiento de la importancia del Internet como medio de distribución; y la sofisticación y recursos de los falsificadores internacionales. Todos estos factores han hecho el problema más peligroso y difícil de controlar.”
Leamos entre líneas: una sociedad poderosa, como la norteamericana o la alemana, con grandes universidades, con grandes científicos; elabora una medicina contra una pandemia, ¡Loados sean! Luego tienen las patentes y venden las medicinas, un 70% del costo de la medicina es por el derecho de patente, la medicina en si no vale más del 5% de elaboración, unos 2% de distribución y unos 23% de comisionistas. Los enfermos de los países pobres, que son los enfermos más numerosos, pues los peor alimentados e instruidos son los mas vulnerables a enfermarse, pagan por cada 100 pesos, 70 a la patente, y solo 5 pesos van a lo que verdaderamente cuesta el producto, 2 pesos por el envío y 23 al que lo vende. Si recibe la medicina de un gobierno, este cargará con los 70 pesos. Si alguien la “falsifica”, o sea, la hace exactamente igual, puede venderla en 40 pesos y ganar mucho, 10 pesos, o ahorrarse al comisionista y venderla en 17 pesos y ganar los mismos días pesos. Para el comprador la diferencia está entre pagar 17 y pagar 100 pesos. Claro que es un robo “intelectual”. Si la patente cobrase solo 10 pesos en lugar de 70… Comprarían tal vez la original en 27. Ahora que un producto médico requiere de inversión. ¿Pero cuanta? A equipo científico no le tocarán ni .5 centavos por los 70 pesos que recibe el laboratorio. Se calcula que le tocan en realidad .005 de cada 100 y solo por una década. La Bayer ganó más de tres millones de veces lo que invirtió por la Aspirina…
Claro que los países pobres gastando en patentes de medicina, de tecnología varia, de libros traducidos, etc; se vuelven más pobres y los países ricos más ricos si hay casos que recuperan varias miles de veces su inversión en cada innovación. Pero viene la piratería, QUE NO ES UN MERO DELITO, SINO UN TRUCO POR LA SUPERVIVENCIA, y ha sido muy difícil de controlar por los países dominantes; léase Europa y Estados Unidos… Por lo que desean revisar  aduanas y todo lo posible para detectar la mínima copia pirata.
Ahora tienen miedo del Internet, pues todos los secretos de las patentes van a circular, y pueden ser copiadas y mejoradas.
¿Mejoradas? Casi cada medicina que hay hoy en día ya fue mejorada por el laboratorio creador, pero se toman unos cinco años en sacar las nuevas, pues hay que agotar la existencia de las anteriores. ¿Qué algunos mueren por tomar medicinas menos eficaces que las que esperan a ser comercializadas? Mala suerte, pero negocio es negocio y los laboratorios y sus dueños no van a perder.
Esto se aplica a todo, incluso a programas de computación. Todo lo que hay hoy en venta es anacrónico, pues en lo que se comercializo, ya se inventó algo mejor. La jugada de hoy esta en base a la jugada dentro de tres jugadas, lo sabemos bien en ajedrez.
Veamos ahora en que vamos:

En Tokyo se acaba de firmar ACTA según aparece en la Prensa Internacional.
"Representantes de la Unión Europea y 22 Estados miembros - incluyendo el Reino Unido, Austria, Bélgica, Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Polonia, Portugal, Rumania, Eslovenia, España y Suecia - asistieron a una ceremonia en el Ministerio japonés de Asuntos Exteriores . Los cinco estados restantes miembros - Alemania, Chipre, Países Bajos, Estonia y Eslovaquia, se espera que firme pronto.
Ahora, la UE se une a otros signatarios Australia, Canadá, Japón, Corea del Sur, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur y los EE.UU., que se inscribieron en el tratado en octubre de 2011."
Qué es ACTA?
ACTA son las siglas de Anti-Counterfeiting Trade Agreement o Acuerdo Comercial contra la Falsificación. Al igual que ocurrió con SOPA, el espíritu de este tratado se dice que es crear un marco legal para la protección de los derechos de propiedad intelectual en todo el mundo.  O sea mantener el poder de la información de los países ricos.
La “falsificación” que pretende prevenir (aunque como sabemos, “falsificar” es una palabra que no concuerda con el funcionamiento del Internet) es tanto para el software, como para bienes físicos, productos, marcas registradas y sobre todo medicinas. Apunta directo al corazón. Tan mala es una copia de una camiseta de Disney, que una película pirata o una medicina hecha sin pagar patente, una copia fotostática de un libro.
ACTA es un proyecto para prevenir el contrabando ilegal de propiedad intelectual y física (sobre todo medicamentos controlados, computadoras, aparatos tecnólogicos sofisticados) a nivel global; Dicen los periodistas que  la Unión Europea podría dar luz verde al proyecto a finales de esta semana, contando con el apoyo oficial de países como Estados Unidos, Australia, Corea, Nueva Zelanda, México, Jordania, Marruecos, Singapur, los Emiratos Árabes Unidos y Canadá. Se trata de un acuerdo global al que los países pueden unirse de manera voluntaria.
ACTA traería consecuencias muy nefastas no solo para las organizaciones dedicadas "pirateo", sino que también para las personas que descarguen, o tengan, material que viole derechos de autor. Se llegaría a establecer lo que se llama una legislación transversal para los países participantes del acuerdo.
Uno de los puntos que genera más conflicto entre sus detractores es que en la frontera de los países podrían revisar una notebook, smartphone o reproductor de música, para encontrar material ilegal y en caso de hallarlo sería legal requisarte el dispositivo o incluso destruirlo.
Si traes ropa falsa, te podrían encuerar. Y como todos somos piratas, todos somos Anonymus.
Examine su casa y haga una lista de todo lo que tiene pirata, pues muchas veces compra copias sin saberlo, incluso de Ron. ¿Nunca sacó fotocopia de un libro? ¿Nunca compró un producto en un tianguis? Seguro es pirata o bucanero, no hay forma de escaparse.
Aquí con ACTA se aplica la Ley De Caifas, al amolado amolarlo más. Al pobre hacerlo más pobre. Pero no se preocupe, se combate a la pobreza, no haciendo que los pobres lo sean menos, sino haciendo menos el número de pobres, matándolos y para ello la Bayer, era especialista, pues invento el gas de las cámaras genocidas de los campos de concentración nazis. Pero al perder la guerra Alemania, la Bayer no perdió sus patentes y siguió ganando mucha plata , aunque alguien hizo copias y mataba norvietnamitas con un gas pirata…