20 jul. 2013

Niños y computadoras. Estudiar ajedrez desde los libros sin tableros. Cuatro sugerencias de entrenador.



Se lee en revistas científicas sobre enseñanza:
Hay evidencias de que en la educación básica la computadora no es necesaria y es preferible que en esa edad los niños aprendan sin ellas.
Recientemente el diario Le Monde informó que expertos prefieren que sus hijos vayan a escuelas en las que no usan computadoras. Es el caso de profesionales de Silicon Valley, en el norte de California, donde prefieren que, por lo menos en las escuelas, sus hijos estudien sin ellas. ¡Y Silicon Valley es el centro líder para innovación y desarrollo de alta tecnología, en Estados Unidos¡
La Waldorf School de Peninsula, cerca de la zona, es una de las escuelas que eligen los hiperconectados empleados de Google, Apple y de otras empresas de punta de la computación para que sus hijos se eduquen alejados de pantallas. Tres cuartos de alumnos inscritos en la Waldorf son hijos de personas que trabajan en las nuevas tecnologías. La gente se pregunta por qué, cuenta Le Monde.
Ese periódico recoge el testimonio de un padre, Pierre Laurent, quien trabaja para Microsoft hace 12 años y eligió esa escuela porque no confunde informática con aprendizaje humano. La computadora no es más que una herramienta, y quien sólo tiene un martillo piensa que todos los problemas son clavos, dice.
Acerca de si le preocupa una posible desventaja de sus hijos por posponer el uso de computadoras, Laurent responde: No sabemos cómo será el mundo dentro 10 o 15 años; las herramientas habrán tenido tiempo de cambiar muchas veces.
Muchos instructores gustan de enseñar a los niños ajedrez con solo programas de computadoras que son muy entretenidos para ellos pero no necesariamente instructivos de manera proporcional al tiempo que se ocupa en ellos. Por eso los “Fritz para niños” a lo largo de sus ocho años de existencia no han tenido el efecto prometido para sus usuarios y ahora se considera un recurso fácil más para un instructor que desea aligerarse la carga de trabajo sin preocuparse de la eficacia en la instrucción de sus pupilos.
Son como aquellos instructores que fomentan el blitz en sus clases, olvidándose que en el ajedrez el juego es pensar.
Como los ganadores hacen lo que los perdedores no quieren hacer, hay tres cosas que se pueden hacer para mejorar de golpe en ajedrez:
Estudiar libros de ajedrez sin usar tablero y piezas, entrenándose poco a poco a visualizar el tablero en la mente.
No jugar blitz sino solo partidas con tiempo suficiente para realizar un proceso completo de razonamiento.
Resolver posiciones tácticas todos los días ya sea en pantalla estática o mucho mejor desde hojas de trabajo o revistas.
Por último, trate de estudiar ajedrez con libros no escritos en su lengua materna, sino en su segundo idioma, eso lo obliga a reflexionar más en cada palabra y de esa manera aprende más rápida y profundamente.