27 jun. 2013

Bibliotecas de Ajedrez Digitalizadas y Enseñanza a Distancia. Parte 1



Las comunidades académicas, científicas, gubernamentales e industriales de la mayor parte  de los países del mundo, han trabajado con mucho esfuerzo para hacer disponible, a través de las redes de comunicación global, la herencia cultural de los pueblos, al igual que  los conocimientos y demás productos culturales  de la humanidad.
En lo que respecta al ajedrez, creo que las generaciones vivientes deben hacer lo mismo para que las futuras hereden tal acervo.
El propósito general, de este tipo de trabajo colectivo y global, es que todos los conocimientos, libros valiosos, fotos,  pinturas, sonidos, videos, películas, y demás  expresiones del ser humano, estén disponibles  digitalmente y puedan ser utilizadas y compartidas por los nacionales de los países y por  todos los pueblos del mundo.
El acopiar bibliotecas digitalizándolas debe ser una tarea de importancia para todos los gremios, sean médicos, ajedrecistas, educadores, pintores, etc.
Estos propósitos se lograrán, en cada país, cuando los Estados  y los diferentes sectores comprometidos con estas causas, asumen decisiones políticas que le dan soporte y prioridad a este tipo de proyectos y cuando estas decisiones penetran en cada una de las estructuras de la nación.  Por supuesto que cada uno en el ámbito de su competencia debe trabajar en ello.
Debemos comprender, que las colecciones existentes en cada país, especialmente las que  poseen las Bibliotecas Nacionales, son únicas y producto de muchos años de acumulación  sistemática. Cualquier esfuerzo por acopiarlas y empoderarlas para que sean accesibles a mayor número de personas es loable y no debiera ser obstaculizado por ninguna legislación obsoleta, ni por secrecías que, con el slogan de que “Conocimiento es Poder”,  evitan que otros lo tengan, reservándolos para si.
Estas colecciones solo pueden ingresar al concierto global de las redes de información y conocimiento disponible, sí las políticas Estatales hacen  posible la transición  de los documentos originales a formato digital, y sí los documentos producidos  digitalmente son preservados y se hacen  accesibles digitalmente en la red.
Es de preocuparse el control que ciertas minorías con poder tratan de tener en Internet y así mismo las campañas de desprestigio que se hacen de la difusión del conocimiento por esta vía.
La palabra innovación está de moda en el argot de las organizaciones y empresas actuales. En casi todas las organizaciones, en sus paredes, en el contenido de la visión, en los valores corporativos, en sus objetivos o en algún espacio de su sitio web; puede apreciarse que las compañías, las organizaciones diversas tienen en cuenta el término innovación. Sin embargo, ¿la preocupación por la innovación realmente se respira al interior de las organizaciones  o se queda como se dice coloquialmente “de labios para afuera”?
Todos los países están haciendo un gran esfuerzo por transformarse. En la actualidad se asiste a un período de turbulencias y de cambios drásticos a nivel mundial, que están dando lugar al surgimiento de una nueva época, caracterizada por la incertidumbre sobre el futuro: cambian las demandas de la sociedad y de las personas, cambia la situación internacional, se proponen nuevas reglas del juego, cambia el papel que juegan los agentes otrora conocidos como permanentes y surgen nuevos actores sociales. La educación no puede ser ajena a estas transformaciones.