25 nov. 2013

Carlsen, Campeón Mundial de Ajedrez y los métodos escandinavos.




Más que los reportajes periodísticos y deportivos sobre el Campeonato Mundial realizado en la India, me interesa más  la parte creativa y técnica del suceso, sobre todo las enseñanzas que pueda dejar y que pudieran incorporarse en los cursos de preparación de jugadores e instructores.
Prácticamente, por acuerdos contraídos para la colaboración en algunos trabajos, tuve que guardar silencio hasta el término del match, pero ahora llega el momento de reunir informaciones y opiniones sobre nuestro nuevo campeón.
Ya el GM Timman apuntaba que el terreno en que mejor se desempeñaba Carlsen era en el de las posiciones  técnicas y es notorio que es en este campo donde supero ampliamente a Anand. Curiosamente,  la primera partida en que Carlsen venció a Anand a ritmo normal de tiempo, en el Torneo Internacional de Linares de 2009, fue una excelente demostración de técnica en el final.
Ese saber hacer bien una tarea, paso a paso, como si fuera un guión preestablecido, bien definido, siguiendo un algoritmo, en el caso de la partida citada, el de Capablanca,: lo que enmarcamos en lo que entendemos por técnica en ajedrez, ha sido una característica del juego de Carlsen a través de su desarrollo y lo une a varios jugadores de origen escandinavo, sobre todo al GM Ulf Andersson de Suecia.
El ajedrez es muy popular en los países de origen escandinavo. Daneses, Suecos, Noruegos, Fineses e Islandeses, constituyen unidos una potencia ajedrecística muy especial. Notable fue la carrera del GM Bent Larsen, considerado durante décadas el mejor jugador occidental después de Fischer, ambos eran los bastiones ante la hegemonía soviética de la segunda mitad del siglo XX.
El sueco Ulf Andersson es considerado el máximo exponente en la realización de las mínimas ventajas, al menos antes del surgimiento de Carlsen.
Ambos son jugadores capaces de convertir en un punto la más pequeña suma de mínimas inexactitudes de un contrincante. Solo en Capablanca y en Smylov se observaba ese ganar partidas como de la nada y que Karpov, mezclándolo con métodos tácticos, llevó a su máxima expresión táctica.
Son jugadores “instructivos” por excelencia. Difícilmente uno puede aprender uno muchas cosas aplicables al propio juego de las partidas ultra complicadas de Kasparov, pero de las de Rubinstein, Capablanca, Andersson y Carlsen puede uno apreciar las series de escalones que hay que recorrer para ganar posiciones ligeramente superiores. Son partidas, por decirlo así, “algorítmicas”, con una serie de instrucciones fijas para cumplir una tarea.
En base exclusivamente de partidas de Capablanca, de Rubinstein y de Andersson varios autores han hecho libros, manuales de instrucción completos y es de esperarse que surgirán igualmente de Carlsen. Son jugadores que ejecutan sus obras por nota. Tenían gran talento, por supuesto, pero su técnica era impecable y la basaban en metodologías bien definidas.
Capablanca, por ejemplo, apuntó claramente las reglas que seguía para jugar ajedrez, y muchos autores han basado programas completos de enseñanza en los métodos de Capablanca. Como era el campeón mundial al despegue de la escuela soviética de ajedrez, era natural que fuera el jugador de mas fuerte influencia en los instructores y teóricos de esa escuela, sin lugar a dudas la más desarrollada en la historia del ajedrez.
De Rubinstein y su técnica se ha escrito mucho y sus partidas eran ejemplos seleccionados por los mejores autores de libros de instrucción. Basta con hojear libros de diversos autores para encontrar partidas y posiciones jugadas por Rubinstein ilustrando diversos temas. Lo mismo pasa con Andersson, lo que es más notable si tomamos en cuenta que estos dos grandes jugadores no llegaron a ser campeones del mundo.
Claro que Carlsen, por muchas similitudes que tenga con esos jugadores “clásicos”, es una expresión diferente, propia de un tiempo totalmente nuevo y que muestra un constante cambio en ideas, conceptos e incluso en técnica.
Si bien la técnica de los finales no es tan cambiante como la de las aperturas y muchas veces la forma de manejar ciertas posiciones es la misma desde hace décadas, si se puede afirmar que ya Carlsen ha puesto su aportación en ese campo y ha introducido ciertas innovaciones. Hay que tomar en cuenta que Capablanca y Andersson jugaron la mayor parte de sus carreras con la regla que permitía aplazar partidas y daba ocasión a grandes análisis de finales, mientras que Carlsen toda su carrera ha sido desarrollado jugando las partidas de un solo golpe, por más prolongadas que sean, sin poder descansar y analizar partidas suspendidas, lo que antes era una escuela formidable para mejorar la técnica en finales. También la frecuencia de los torneos  es muy diferente, y Carlsen a sus 22 años ha jugado ya más partidas de torneos internacionales que las que jugó Capablanca en toda su vida.
El caso es que el advenimiento al trono de un ajedrecista técnico e instructivo, ayudará a los entrenadores a convencer a las jóvenes promesas que el estudio y la dedicación paga mejor que el confiarse solo en el talento, y que el estudiar finales es más redituable y tiene mejor relación inversión beneficio que el memorizar variantes de aperturas. Carlsen es un ejemplo positivo para los jóvenes ajedrecistas y llega en una época donde cada vez es más reconocida la importancia de introducir el ajedrez en las escuelas, por lo que al emularlo las nuevas generaciones, aportará enormes beneficios a las sociedades actuales, que reconocerán el valor de la meritocracia y que el nacer en tal o cual lugar no es definitorio. Tenemos un campeón nacido en un país relativamente pequeño y que nunca había tenido un jugador destacado mundialmente, pero a la vez pertenece a la cultura escandinava que si tiene enorme tradición en el ajedrez y cuyas sociedades guardan enorme respeto al juego ciencia.
Por lo pronto, con todo el material acumulado en las últimas semanas, el Bucanero dedicado a este mundial y sobre Carlsen espero sea de interés para mis lectores.
En unos días tendremos otro Campeonato Mundial, esta vez por equipos, así que habrá mucho que escribir, y ya terminado mi convenio, puedo hacerlo ampliamente, así como sacar a la luz las enseñanzas del match en Chennai. Estén pendientes…