17 dic. 2017

EL AJEDREZ RAPIDO Y LA PREPARACION DE APERTURAS. LA REGLA DE MAKOGONOV DE LA ESCUELA DE BAKU.



(en la foto, el GM Vladimir Konstantinovich Bagirov)

En varios artículos y comentarios de sus partidas, el gran entrenador y jugador, Vladimir Makogonov apuntaba que si el ritmo de juego de las partidas se aceleraba, como en el blitz y el mal llamado ajedrez activo, la preparación en las aperturas tendría mas influencia en los resultados que la comprensión posicional y la creatividad.
Makogonov tenía esquemas de aperturas de su propia creación y los experimentaba con torneos de blitz antes de usarlos en las partidas de torneo. El problema es que hay una tenue línea roja que divide la sana práctica del blitz con el objetivo de la experimentación del insano abuso del juego continuo de esa modalidad que trae como consecuencia la superficialidad.
Varios alumnos de Makogonov se volvieron unos adictos al estudio de las aperturas y a darle una porción excesiva del tiempo disponible para estudiar y entrenar ajedrez.  Algunos de ellos, como es el caso notable de Chepukaitis se convirtieron en jugadores de excelencia en blitz, derrotando a grandes jugadores del nivel de campeón mundial, pero en torneos que ahora mal llamamos clásicos no logró resultados comparables a sus grandes éxitos como “blitzero”. Los Grandes Maestros Gufeld y Stein, alumnos en una época de Makogonov también traspasaron esa tenue línea roja del blitz positivo y el dañino, pero si lograron grandes alturas en el ajedrez internacional serio, además de ser excelentes jugando blitz. Pero ellos también se distinguieron en estudiar aperturas en mayor volumen que el recomendado por los “vacas sagradas” del ajedrez soviético, llamelos Botvinik, Kotov, Levenfish  o Romanovsky.
El excampeón mundial Kasparov, que llevó a la máxima altura la preparación de las aperturas y la formación de equipos de maestros que lo auxiliaban en ello, recibió esa herencia de Makogonov via el discípulo preferido de dicho maestro, el gran maestro y, en un tiempo, entrenador nacional de Azerbaiyán, Vladimir Konstantinovich Bagirov.
Vladimir Konstantinovich(1936-2000) era de padre armenio y de madre ucraniana y nació en Baku. Finalista en diez campeonatos de la URSS, donde calificó por primera vez en 1960, a los 24 años. Los lectores hispano parlantes seguramente conocieron el libro de Marimón del XXVII Campeonato de la URSS donde debutó y ocupó un excelente cuarto lugar en ese evento ganado por el GM Viktor Korchnoi. Seleccionado para el equipo de la URSS, ganó el Campeonato Europeo por equipos en Oberhausen y fue el que influyó en Kasparov en su dedicación en la preparación de las aperturas.
Tras algunas discrepancias con los directivos del ajedrez azerí, se mudó a Letonia a finales de los setentas y colaboró con Tal y formó, en unión de Koblentz a la formación del GM Shirov y del GM Shabalov, también notorios en su excelencia en la preparación de las aperturas.
Bagirov promovió entre sus pupilos el que dedicasen el 70% de su tiempo empleado en estudio y entrenamiento a la preparación de las aperturas, en discrepancia con varios entrenadores soviéticos eminentes.
Dvoretsky mismo estaba de acuerdo que cuando los jugadores llegaban a un nivel cercano al de un maestro internacional, había que concentrarse mucho en la preparación de las aperturas, máxime cuando se hizo común el participar en torneos blitz y “activos”.
Bagirov tenia una bien ganada fama de teórico en aperturas y todos los libros que publicó fueron monografías de aperturas, destacando la de la Defensa Alekhine, que fue parte importante de varios jugadores letones, como Aivar Giplsis que la empleó en el mejor resultado de su carrera en el gran torneo internacional de Moscú de 1967, uno de los más fuertes realizados en el siglo XX, ganado por el pupilo de Makogonov, el GM Leonid Stein, quedando Gipslis en segundo lugar.
Bagirov recomendaba profundizar en las aperturas, pero siempre tomando en cuenta los pryomes típicos de Medio Juego de cada sistema de apertura.
De esa manera el estudio de aperturas involucraba mucho del estudio del medio juego y en el siglo XXI el que ha publicado libros con ese sistema y enfoque de las aperturas es el GM Chernin, sobre todo los que escribió en colaboración con Alburt.
El GM Chernin nació en 1960 en Ucrania, aunque finalmente se radicó en Hungría tras la disolución de la URSS y es reconocido como un gran especialista en aperturas.
A los ajedrecistas muy jóvenes se les recomienda no aplicarse demasiado al estudio de las aperturas antes de reunir los conocimientos básicos de medio juego y final, que puede tomarles unas 400 horas de estudio y unas 1000 horas de ejercicios y práctica de torneos, pero después de eso se vuelve necesario en que formen su repertorio y dediquen la mayor parte de su tiempo al perfeccionamiento de sus aperturas, cuando ya hayan rebasado los 2000 de rating, lo que viene sucediendo normalmente tras su tercer año de competencias en torneos de primera fuerza. Ya al participar en torneos internacionales es imprescindible que trabajen más de 70% de su tiempo en preparación de aperturas, máxime si participan frecuentemente en torneos de ritmo rápido.
Bagirov falleció a los 64 años a consecuencia de un ataque al corazón que sufrió mientras jugaba una partida de un torneo internacional abierto en Finlanda, falleciendo poco después de ser trasladado a un hospital. La sociedad armenia de Letonia ha organizado varios torneos internacionales  en su  memoria en Riga.