20 jun. 2013

¿Enseñanza a Distancia o Presencial? Depende del como.



En conferencia de prensa, el subsecretrario de Educación Superior de México, Fernando Serrano Migallón, dijo que la Universidad Abierta y a Distancia de México, que depende de la SEP, ofrecerá 20 mil nuevos espacios para quienes deseen cursar estudios en la modalidad a distancia, cuya plataforma tiene prevista una cobertura de al menos 125 mil estudiantes, aunque hasta julio pasado sólo reportó 50 mil.
Cuestionado sobre la calidad de la oferta, reconoció que se requiere de una madurez para matricularse en ese subsistema, pues a los alumnos solamente se le da una guía de estudio y los textos que tiene que preparar en los exámenes.
Creo que ahí hay una imprecisión importante. Aparte de que una guía de estudio da a los textos, los libros, un valor agregado enorme, que potencializa el estudio de un libro al mil por ciento, la enseñanza a distancia posee muchos recursos que un profesor presencial no tiene a disposición.
En los mismos textos, no es lo mismo un libro, con limitaciones en papel y en gráficas, que una presentación en power point, pasada a PDF, que puede ser vista sin necesidad de empapelarse con la impresión y con cientos de recursos gráficos, resalte de notas, preguntas y respuestas en avances de láminas. Un libro “tratado” de esa manera, de 200 cuartillas se convierte en 2000 virtuales, pero con un diseño que asegura la comprensión.
Si agregamos videos y algunas plataformas de computadora, como en el ajedrez el Chess Base, puedo asegurar que una clase via email puede tener mayor efecto sobre el aprendizaje de un alumno que una clase presencial.
Si la Universidad Abierta y a Distancia de México plantea y diseña bien su material, el matricularse en ella es mejor que matricularse en la UNAM. Depende también de que su cuerpo docente sepa como manejarse en el lenguaje del email para responder preguntas o estimular el contacto permanente entre maestro y alumno.
La facilidad de estudiar las lecciones a la hora que uno quiera y las veces que uno quiera las puede repasar, las guías de estudio, los recursos de mapas mentales, gráficas, video y audio, hace que el estudio a distancia sea muy superior que el presencial. Depende de cómo se haga el material a enviar al alumno.
El no tener que construir instalaciones, el que el tiempo de traslado se ahorre uno, el bajo costo de las matrículas, ya que la demanda de servicios no tiene limitación geográfica y hay un potencial número enorme de alumnos, hace que la enseñanza a distancia sea la mejor opción para el futuro de un país, o de un gremio, como el del ajedrez.
Por eso yo orgulllosamente oferto constantemente mis cursos de ajedrez via email, tanto para jugadores, como para instructores. Informes en chesscom@hotmail.com la opción más económica y efectiva para mejorar en ajedrez a cualquier edad.