26 jul. 2017

APRENDER A VER EN AJEDREZ.





Cuán a menudo escuchamos la historia de algún amigo explicando por que perdieron cierta partida, muchas veces querían mover una pieza que ya no estaba ahí, se les paso en sus cálculos que ya había cambiado de casilla.
Repito aquí: “Lo esencial es invisible para los ojos” decía Antoine de Saint Exupery.
Hay muchas cosas que no se ven cuando uno tiene los ojos abiertos que si se ven cuando están cerrados.
El gran maestro Siegbert Tarrasch afirmaba lo siguiente: “Una partida de ajedrez se juega como si fuese a ciegas. Por ejemplo, cada combinación de cinco jugadas se ejecuta mentalmente, con la única diferencia de que uno tiene el tablero enfrente. Las piezas que uno está mirando frecuentemente obstaculizan los cálculos efectuados
Hay muchas cosas que uno no ve en ajedrez que si ve cuando cierra los ojos y viceversa, por lo que hay que entrenar esa conciencia de tablero.
En la Unión Soviética, desde el inicio de sus programas de enseñanza en 1926 ya trabajaban sobre la visualización.  Ponian como hábito que los niños estudiaran los libros de ajedrez sin usar piezas y tablero, solo con la mente estudiaban las posiciones.
Para ayudar en ese proceso, se pedía a los editores pusieran un diagrama al menos cada diez jugadas y como máximo, cada tres jugadas.
El plan era habituar a los ajedrecistas desde niños a “imaginar en la mente las jugadas”
El MI Boris Zlótnik expresó:
La posibilidad de comprender a la ciega una partida es equivalente a la capacidad de un músico de leer una partitura.”
Por su parte, el GM Yermolinsky apuntó:
“Las habilidades de cálculo varían de un jugador a otro, pero en general, todo fuerte GM puede calcular lo suficientemente profundo cuando es necesario. ¿Exactamente cuán profundo?
Bien, esto depende. ¿Cuál es el problema?, diría alguien como Vasili Ivanchuk, sólo tienes que continuar dando jaques o atacar sus piezas, o crear amenazas de cualquier otra forma, y las respuestas de tus rivales serán forzadas; luego todo lo que tienes que hacer para continuar es poder visualizar con claridad las posiciones resultantes.
Para él es fácil decirlo.
La visualización es el punto en donde los ajedrecistas comienzan a diferenciarse, ordenados por un grado de talento natural.”
“La visualización es un asunto de modelos.”
Yermolinsky señala que cuando emigró de Rusia a los Estados Unidos, notó que los jugadores no estaban entrenados en Visualización:
“Desafortunadamente, el régimen de entrenamiento ajedrecístico actual es algo relajado y no ayuda a afilar nuestra habilidad de visualización.”
Y Achaca eso a:
“Observar las partidas en la pantalla de la computadora, disfrutar videos ajedrecísticos y clases personalizadas, todo esto ha desplazado ampliamente a la lectura de buenos y viejos libros de ajedrez.
Piensen al respecto, no importa cuantos diagramas tengan, todavía requiere un esfuerzo seguir la partida de uno a otro.
“Tu cerebro se acostumbra a hacerlo - en una situación bastante similar a la partida verdadera”
En encuestas que he realizado, sobre todo en el Nacional Abierto de 2017, en León Guanajuato, el 87% de los niños manifestaron que no trabajaban en visualización, y el 63% de los instructores expresaron que no trabajaban en ello, y muchos del 37% restante, no pudo decir como lo hacían.
Por eso, para Ponerse al Cien en Ajedrez, he reunido varios libros editados en Rusia y otros países para hacer una serie de cuadernos de trabajo con ese fin, que espero difundir en el próximo Bucanero de Ajedrez y en el Torneo Nacional de Verano próximo. Informes en chesscom@hotmail.com . Creo que serán herramientas útiles a todos niveles.