27 jul. 2017

METODOS BASICOS PARA ESTUDIAR AJEDREZ ACTIVAMENTE.





El estudio-entrenamiento de Ajedrez para que sea realmente efectivo, según lo expresaba el GM Romanovsky, debe ser activo, no solo el estudiante debe tomar la actitud de receptor sino interactuar con los textos. Solo así tendrá una experiencia viva y asimiladora.
Romanovsky sugería al entrenador que debía retar constantemente al estudiante con preguntas y que su labor era la de un capataz enérgico pero abierto, para no permitir respiro al pupilo y habituarlo a ser un critico de sus propias ideas y del entrenador.
Estudiar sin Piezas y Tablero.
El uso de piezas y tableros para estudiar los libros se debía evitar, pero el profesor debe contar con procedimientos y cuadernos de ejercicios para que los alumnos gradualmente adquieran la capacidad de analizar con la mente las jugadas. En la bibliografía del Manual de Romanovsky de 1961 figuran 14 de esos manuales, publicados solo 7 por la Unión Soviética y otros 7 por diveras editoriales de Repúblicas que formaban parte de la URSS, siendo estos últimos muy difíciles de conseguir. En total de los 14 citados solo he podido conseguir en Dejavu y PDF 9 de ellos.
Las planillas de diagramas eran el material más usual y sigue siéndolo. Me comentaba el GM Annakov, entrenador del texano Jeffrey Xiong, campeón mundial sub 20 a los quince años de edad, como usaba esas planillas en sus clases y amablemente me envió fascimiles diversos de ellos por Facebook.
Consecuentemente, mande gratuitamente a 146 direcciones paquetes de este material a diversos entrenadores que altruistamente trabajan con niños y jóvenes que no poseen medios para comprar los costosos libros de ajedrez.
Agendas, Bitacoras y Escribir a mano.
Según escuelas de Learning de la Universidad de Harvard, sobre el método de estudio activo, se apunta: “El peor enemigo en este método son las tecnologías, que son muy útiles a la hora de estudiar, pero no tanto al momento de memorizar. Para esto, lo mejor esescribir a mano. Por ejemplo, hacer resúmenes es una forma que ayuda a sintetizar a que el estudiante piense en el contenido, seleccionando las palabras correctas, lo que es de gran utilidad para tener éxito en las pruebas”. Los soviéticos por su parte recomendaban el uso de libretas de apuntes, siendo famosos los cuadernos de los GM Botvinnik y Kotov. Personalmente pude ver los cuadernos del GM Gipslis cuando trabajo conmigo, el GM Zapata de Colombia, el Maestro Acosta también de ese hermoso país, y otros compañeros iberoamericanos en un curso especial en 1980 realizado en Ciudad de México en que participaron como conferencistas también el GM Alberik O Kelly de Galway y el más notable de los entrenadores iberoamericanos de la historia, el célebre Maestro Internacional Eleazar Jimenez, base fundamental de lo que hoy es la escuela cubana de Ajedrez. También vi los cuadernos de notas del GM Robert Fischer y los tarjeteros del GM Rossolimo, su indirecto mentor.
Hacer notas escritas a mano, juntarlas en libretas o cuadernos, revisar agendas y programas de estudio son de máxima utilidad. Luego, si se quiere, se pueden escanear y pasar a Word para guardarlas en bases de datos computacionales, pero escribir a mano, coinciden los especialistas de Harvard y Moscú, hay que hacerlo inicialmente, para mejorar la asimilación con esa interacción manos y cerebro.
Alternar Temas de Estudio.
Sobre esto hay un debate. Algunos entrenadores soviéticos como Dvoretsky y Ragozin lo recomendaban, pero el GM Nimzovich decía que había que usar la “Radioactividad del estudio”, pues estudiar a fondo finales de peones mejoraba la comprensión de las aperturas y del medio juego. Los especialistas de Harvard afirman:
“Los estudiantes se deben organizar para cumplir con los diversos ramos en las mallas curriculares. Según un estudio de especialistas, no es necesario que cada día se estudie para una materia en específico, ya que aseguran que variar en temas refuerza la memoria a largo plazo.
Establecer “Descansos” durante el estudio.
En eso coinciden todos. Los de Harvard dicen: “Es importante que exista un descanso entre cada materia, ya que la concentración y la memoria no funcionan correctamente cuando se estudia de corrido”. Los rusos promueven el método Pomodoro, con cronometros que señalan cambios de actividad cada 20 minutos, sobre todo cuando se trabaja por estaciones. En las clases on line de dos horas no es muy práctico hacerlo, ya que surgen problemas de conexión, pero en lugar de descansos se hacen los  cambios de actividad sin descanso entre ellas.
Hábitos saludables y régimen deportivo.
El ajedrez como cualquier actividad deportiva requiere para tener un buen resultado en competencias buena alimentación, buen descanso, y no tener adicciones, sobre todo de bebidas embriagantes. El descanso y el sueño suficiente permiten al cerebro guardar la información. De nuevo las agendas y cuadernos nos ayudan a tener un orden en los hábitos de sueño y ayudan a alcanzar nuestra mejor versión de uno mismo.
Manuales de Procedimientos y Cuadernos de Trabajo.
Para los instructores contar con toda la herramienta para colaborar en que el pupilo realice un estudio-entrenamiento activo es necesario. Es un deber llevar un expediente del alumno y de revisar que el alumno mismo cumpla con sus bitácoras. Requiere planes de trabajo y estudio detallados y tener programado cada minuto de trabajo con el alumno y ayudarlo a que este programe su estudio independiente. Los libros no bastan, se requieren las planillas de ejercicios, las bitácoras y las antologías, tanto impresas como digitales. Sin esas armas que debe elaborar por si mismo el instructor o dotarse de ellas en los cursos para instructores, estará incapacitado para dar colaboración completa a sus pupilos y no cumple cabalmente la responsabilidad que acepta al acordar colaborar con un jugador aspirante a mejorar.