24 jul. 2017

LOS SECONDS EN AJEDREZ Y ENTRENADORES;





El Super torneo de Grandes Maestros de Dortmund, Alemania, lo ganó el second de Anand, Radoslaw Wojtaszek, cuyo prestigio en el ajedrez había sido mas como entrenador y second del varias veces campeón mundial, pero que ahora con una performance en el torneo de más de 2800, tiene que ser considerado también como jugador, no solo como entrenador.
La escuela polaca ha dado grandes estrellas y se continua la tradición de Janowski, Rubinstein, Tartakover; estos dos últimos también se distinguieron como grandes entrenadores. En la segunda mitad del siglo XX, destacó el GM Alberik O Kelly, quien fuese alumno de Rubinstein en los últimos años en que vivió en Bélgica, cuando de manera increíble los monstruos del Holocausto no lo devoraron, así como Mendel Najdorf, que fue bien influenciado por el gran Tartakover. Otros jugadores y entrenadores como Eliskases tuvieron pupilos notables como Mecking y algunos maestros de gran altura en Argentina.
El caso es que muchos seconds de grandes estrellas, en los tiempos que les dejan sus “jefes”, aprovechan lo trabajado con los super stars, brillando con luz propia. La motivación es muy diferente y el trabajo como entrenador o second es muy satisfactorio. Muchas veces se preguntan los aficionados sobre la diferencia de entrenador y second, más aun cuando algunos asumen los dos papeles, alternándolos. Se entiende por second, o Sekundant, como era el termino más aceptado en el ajedrez del siglo XX al que trabaja asesorando a un jugador para un compromiso o serie de compromisos específicos, y son contratados por períodos cortos o medianos; mientras el entrenador trabaja con un jugador o jugadores en períodos más largos, como en plaza permanente e incluso administra y contrata a los seconds, determina el trabajo del grupo y hace la planificación de la carrera de su pupilo o pupilos. En un tiempo los second suelen auxiliar al entrenador principal, por así decirlo. En un tiempo Kasparov tenía de entrenador a Nikitin, pero trabajaban como seconds un grupo variado, como Vladimirov, a quien incluso Kasparov acuso de filtrar información a los seconds de Karpov. El caso es que los entrenadores suelen ser más experimentados y muchas veces fueron los formadores de los jugadores y los seconds son ayudantes temporales, siendo normalmente el entrenador de más edad que el pupilo y los seconds de la misma generación o incluso de menor edad que la persona que apoyan. El caso es que con el tiempo, los seconds asumen finalmente el papel de entrenador con otros jugadores más jóvenes, como le pasó a Chuchelov, Rublevsky y Dohoian, que después de ser destacados seconds de jugadores que ahora ya pasan de los 40 años, ahora son entrenadores de jugadores de la siguiente generación, que aun no cumplen los treinta años. En fin, el caso es que el mundo de los entrenadores y seconds es muy especial y muy importante, y hace más notorio el hecho de que un gran jugador generalmente no es buen entrenador, pero hay seconds y entrenadores que de cuando en cuando, también pueden destacar como jugadores de competencia, pero las vocaciones suelen ser distintas. Lo que esta claro es que los grandes jugadores como Anand, Carlsen, Kramnik, Caruana, Karpov , en mucho dependieron y dependen de los entrenadores y los seconds, ya no se diga de las selecciones nacionales, que algunos países bananeros no reconocen eso y cometen la estupidez de poner como capitán y coordinador de los equipos a uno de los jugadores. A mí me tocó ser capitán, entrenador y jugador de los equipos de México en los Campeonatos Centroamericanos y del Caribe de 1974 y 1975, y realmente fue un trabajo muy pesado cubrir las tres funciones, máxime que tenía yo unos 21 años. Tuvimos resultados buenos, segundos detrás de Cuba, y en 1975 incluso les ganamos el encuentro a la selección de Cuba, gracias a una magnífica victoria del ahora MI Roberto Navarro sobre el MI Lebredo y Navarro no llegaba a los 19 años. Pero si bien descubrí que debía seguir entrenando jugadores, la carga era terrible, máxime que había que “grillar” con delegados de otros países que me doblaban la edad.
Pero en fin, el caso es que debieran los padres de niños ajedrecistas, adentrarse en el mundo de los entrenadores, para aprender a distinguir entre los que pudieran ser buena o mala influencia con sus hijos. Es lo mismo con los profesores de primaria, secundaria hasta los universitarios, los padres debieran tratar de conocerlos, pues juegan un papel fundamental con sus hijos.