20 oct. 2009

Ajedrez en Televisión y Radio.




Experiencias de llevar el ajedrez a la Televisión y al Radio han sido sumamente interesantes en varios países.
Tanto en Cuba como en la Unión Soviética, donde el Estado controlaba y controla los medios la tarea fue desarrollada ampliamente aunque no tenían que combatir con la opinión de que al público pudiera no interesarle. Ya habiéndose considerado el ajedrez una actividad estimable, lo importante era promoverlo para que mayor parte de la población se integrase. A pesar de que los programas de TV de ajedrez de Cuba fueron realizados varios años después de los de la URSS, su calidad nunca ha sido de la altura de sus predecesores, ya que a pesar de que por la época se podría contar con más tecnología, los limitantes de una economía mucho más precaria no le permitían obtener ni la décima parte de los presupuestos que se utilizaron en la URSS. En cambio en Radio los cubanos lograron sostener una serie: “Cinco minutos de Ajedrez” dedicada a la enseñanza del ajedrez en la estación nacional “Radio Rebelde”, además de que las noticias de las competencias de ajedrez eran parte habitual en los noticieros deportivos cubanos. En la URSS la promoción del ajedrez por radio era mínima.
En los países capitalistas ha sido una lucha constante por lograr espacio en los medios ya que el mercado lo norma todo y es general y aceptada la creencia de que los ajedrecistas, y lo que es peor, los potenciales ajedrecistas, no integran un mercado atractivo.
En 1972 en México gracias al “boom” de Fischer, durante un mes tuvimos en el canal principal del país, en el noticiero más importante de la TV mexicana, el de Jacobo Zabludowsky, comentarios de 5 minutos diarios sobre el match Fischer-Spassky, conducidos por el entonces campeón nacional Isidoro “Willy” De Winter. Visto por millones de personas, ese espacio atrajo a muchas personas al ajedrez. Fue una situación única, como muchas en la explosión de popularidad que tuvo el ajedrez gracias a Fischer.
México recién había ganado el Campeonato Centroamericano y del Caribe en 1971, era sede del siguiente campeonato en 1972 con la participación más amplia de países de la serie; compitieron Cuba, Venezuela, Nicaragua, Puerto Rico, Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y muchos otros más, que hizo de este Campeonato el más asistido en la historia de estos eventos. En los campeonatos nacionales abiertos de ajedrez se rompieron todos los records y se establecieron otros que, por décadas, no serían rotos. Para finalizar ese año histórico de 1972, nos visitaron Karpov, Larsen, Keres, Hort y Suttles, cinco grandes maestros, cuando desde 1963, en que Keres y Petrosian jugaron en México, no habían venido grandes maestros a México. Tras ese “boom” se organizó el Primer Campeonato Nacional Cerrado con premios tan abundantes que el ganador se compró con el primer lugar un flamante automóvil. Para ese campeonato se realizaron eliminatorias por todo el país, donde también hubo premios sin precedentes. Una eliminatoria regional, de las que hubo 7, tenía en su primer lugar mayor cantidad que el primer lugar nacional del año anterior.
Esa temporada del ajedrez en la televisión mexicana y la ola “Fischer” se juntaron en un año de sueño para el ajedrez mexicano.