30 jun. 2011

Tras un crack en la computación.

Reanudo la serie de escritos en el blog tras sobrevivir a las contingencias causadas por la saturación computacional al trabajar en tres proyectos ambiciosos relacionados con videos y libros.
Recientemente aparecieron dos documentales importantes de ajedrez: Uno sobre el campeón mundial Robert James Fischer y otro sobre el también campeón mundial Anatoly Evguenivich Karpov. El de “Fischer contra el Mundo” no me agradó tanto, pues se maltrata un poco a Fischer pero también presenta una serie de escenas importantes que eran difíciles de obtener sobre el gran jugador islandés de origen norteamericano. Intente hacer una traducción al castellano, una labor simple de subtitulaje, pero hubo muchas complicaciones al juntar este proyecto con el subtitulaje en español del documental que, en honor del aniversario sesenta del nacimiento de Karpov le hizo la televisión rusa con el título de “Todas las jugadas escritas” En el primer documental se presenta la sorpresa de una escena de Fischer desnudo mientras tomaba una ducha, en la segunda, vimos a un Karpov un poco obeso en paños menores nadando en el hielo. Eso me recordó a una revista mexicana que publico unas fotos de las Polgar, dos de ellas aun unas niñas, en bikini en una playa de Mazatlán. Pero mientras estas últimas fotos no eran “extremas”, eso de ver a Fischer en pelotas, no me parece muy propio. Pero ya hemos visto la mano en yeso del cadáver de Paul Morphy, la foto de varios campeones, entre ellos Capablanca, de sus mascaras mortuorias (una copia está en La Habana en el Club Capablanca) y una foto de Prserpiorka fusilado por los nazis, junto con una colección de 32 fotos de sepulcros de grandes maestros y un ajedrez de huesos humanos que conservaba el Ingeniero Ferríz. Por ahí se hablaba de un ajedrecista embalsamado en la Plaza Roja, etc. El caso es que entre viendo los videos escena por escena para poderlos traducir y titular, los discos duros sobrecargados, las memorias RAM insuficientes y algunos errores de tecla, congelaron la computadora que no resistió procesar todos los informadores, los chess base magazine y una colección de videos, y se hundió como el Titanic al primer contacto con un hielo, que seguramente le pareció un iceberg. Todo como diciendo: “llévame suave”. Así se han interrumpido las “Riflexiones” al estilo Héctor Zumbado y el blog estaba como aquella canción de “Los mariachis callaron”
El caso es que con los proyectos aún inconclusos hice temporalmente las paces con la computadora y tras unos días de vacilación, vuelvo a las andadas en el blog.
Lo que no paran son las novedades en la red y hay sitios en que los ajedrecistas parecen concursar a ver quien escanea libros más extraños y los sube a la red. Antes eran solo los rusos y de países de Europa Oriental, pero hasta un sitio web ruso tuvo que abrir una sección para los libros en castellano, pues todo mundo quiere poner enlaces.
Ya en ese sitio ruso se reúnen jugadores de todos los idiomas y ya hasta alguien diseño un teclado virtual en cirílico para que puedan enviar mensajes en ruso desde cualquier computadora aunque no tengan el teclado en ese alfabeto. Por supuesto que en los foros abundan mensajes en rusañol. ¡Lo que hay que ver!