6 jun. 2014

Cifras Publicadas por la FIDE, engañosas, a juicio de Kasparov.


En Noruega, en una entrevista el 5 de junio (ver http://es.chessbase.com/post/preguntas-a-kasparov-1), ente otras cosas, Kasparov afirma:
“Si la FIDE anuncia que se va a realizar elecciones presidenciales y presentan a ambos candidatos y anuncian la cantidad de países que apoyan a Ilyumzhinov, se podría echar un vistazo a las cifras y creo que no es correcto del todo, pero ¿qué se puede decir de eso?
Seamos honrados. Es un truco porque los apoyos, para muchos países no significan lo mismo que votos. Así que apoyar al presidente en funciones para muchos países no es otra cosa que demostrar su respeto.
No voy a dar yo cifras exactas, pero veréis que de pronto muchas de esas federaciones que se consideran que apoyan a Ilyumzhinov no estarán en su lista porque aparecerán en la nuestra. (...) Creo que a mediados de junio las cifras van a ser significativamente distintas.
¿Va a ser un duelo ajustado?
Que el presidente en funciones haya estado visitando países que ni se le hubiesen pasado por la mente antes, demuestra que ellos también se dan cuenta de que, a pesar de sus declaraciones, las elecciones ya se acabaron. Nosotros tenemos una respetable ventaja. Ellos se dan cuenta de que se trata de luchar por cada voto. Y así seguirá. Creo que las elecciones se decidirán en el propio Tromsø.”
Kasparov sigue viajando de un país a otro para reforzar sus prospectos de voto. En algunos países, como España y Puerto Rico, ha sufrido desaires, mientras que en México fue recibido por fanfarrias, excepto por los que participan del ajedrez federado, pero parece confiar que finalmente esos tres países pasarán a su lado finalmente. En donde seguramente no podrá lograr apoyo es en Georgia, Turquía y la misma Armenia, de donde parten sus orígenes familiares, ni con su natal Azerbaiyán, pues se ha expresado mal de sus federaciones y gobernantes. Pero en cambio espera contar con los países que orbitan en la influencia de Estados Unidos, como México, Canadá y los países centroamericanos, para compensar que los países bolivarianos, Venezuela, Ecuador, Colombia, Bolivia y Perú ya los puede considerar perdidos para su bando.

Considerando sus observaciones y las encuestas, aunque Kasparov dice estar arriba, debe andar como de 10 a 15 votos abajo del presidente actual de la FIDE. El apoyo reciente que el gobernante de Rusia le ofrece al presidente de FIDE podría significar mayor ventaja si, como acusa Kasparov, los embajadores de Rusia en los países de América promueven el voto contra Kasparov. Los asesores de Kasparov le han recomendado no hacer declaraciones ultraderechistas para aun poder hacer gestión en los países de Iberoamérica con gobiernos de izquierda  como son los del grupo andino del cono sur, pues América será decisiva para que se consume o no la reelección de Kirzan. Pero los asesores se quejan de que Kasparov solo considera su juicio propio el justo y poco caso hace a recomendaciones.