26 ago. 2009

La Escuela Armenia de Ajedrez.



(Extracto del Libro del Torneo Grand Prix en Honor de Tigran Petrosian, campeón mundial, en Jermuk 2009)

De las escuelas derivadas, o, más bien, herederas de las tradiciones y normativas de la Escuela Soviética, las más llamativas son las de Moscú y San Petersburgo, en Rusia; así como las de Lvov y Odessa en Ucrania; pero igual de importantes debieran considerarse las de Bakú en Azerbaiyán, la de Tiflis en Georgia y la Ereván en Armenia.
Tras de ganar dos veces consecutiva las tradicionales Olimpíadas Mundiales de Ajedrez, Armenia cada vez es más reconocida como una potencia mundial de ajedrez.
El reciente evento del Grand Prix de la FIDE en Armenia, en honor al gran campeón mundial, Tigrán Vartanovich Petrosián; me dio oportunidad en adentrarme más en el conocimiento de sus escuelas de ajedrez.
Existen dos escuelas muy notables: La Academia de Ajedrez de Armenia y la Escuela Olímpico Deportiva Nacional de Ajedrez de Armenia.
Ambas poseen respaldo gubernamental y de la iniciativa privada. Cuentan con especialistas en pedagogía ajedrecística y con grandes maestros internacionales para cubrir prácticamente todos los niveles de enseñanza del ajedrez, desde principiantes y escolares, hasta el nivel de Máximo Desempeño, para convertir a Maestros Internacionales en Grandes Maestros y preparar estos para las competencias mundiales, así como apoyar con entrenadores y sekundants a los representantes de Armenia.
En la era soviética, con sus grandes exponentes como Petrosian, campeón mundial de 1963 a 1969 y candidato al campeonato del mundo de 1953 hasta 1981; así como el GM Rafik Vaganian, contendiente del máximo nivel mundial desde 1970 hasta la fecha, 39 años de triunfos internacionales; así como una serie de importantes entrenadores como Karen Grigorian; Armenia se mantuvo siempre como una de las repúblicas soviéticas más destacadas en ajedrez.
Actualmente, con una treintena de Grandes Maestros Internacionales y unos 6 de super grandes maestros, ha ido definiendo un estilo propio y métodos particulares de enseñanza.
Constantemente se efectúan seminarios de actualización de instructores y entrenadores.
Lo curioso es que muchos de estos seminarios se imparten en ruso y no en armenio. Se me explicaba que debido a que reciben solicitudes de inscripción desde muchas ex repúblicas soviéticas y de repúblicas vecinas parte de la Federación Rusa, así como de países como Turquía y del mundo pan árabe; y dado que prácticamente todo jugador de ajedrez armenio habla ruso, hacer del ruso una especie de idioma oficial alterno, como lo era en tiempos de la URSS.
Por razones de ancestrales rivalidades, sólo de Azerbaiyán no se encuentra uno participantes a los seminarios, pues incluso desde lugares lejanos como Moldavia, Francia y Marruecos, puede uno encontrarse a entrenadores que buscan superarse con las enseñanzas de la Escuela de Ajedrez de Armenia.
La bibliografía y material de computación utilizado es primordialmente ruso, pues aún la bibliografía de ajedrez en armenio es escasa, aunque existen publicaciones notables con material original en armenio, pero que, prácticamente, termina todo siempre traducido al ruso.
Las pequeñas publicaciones, de tirajes muy reducidos, que utilizan localmente los entrenadores si son mayormente en armenio, aunque los artículos más importantes y una selección de un 20% del material se traduce al ruso para beneficio de los participantes extranjeros.
Todavía la era soviética influye en la actual Armenia. La población en su mayoría entiende y puede manejarse en ruso como en los tiempos de la URSS; además de que una buena parte de la población joven también se maneja en inglés; lo que hace que la Armenia post-soviética entre cada vez más firmemente en la globalización.
A pesar de todo eso, la Escuela Armenia de Ajedrez es aún una gran desconocida para el medio mundial del ajedrez.