26 nov. 2009

Sobre preparación de Aperturas de Ajedrez al más alto nivel.


Mientras preparaba el tercer número de Aperturas al Día, revise el libro “Revolución de los 70s” de Kasparov, un volumen notable que se une a la serie de “los Garnades predecesores” que forman un compendio que hace Kasparov de todo lo que se sabe en ajedrez. En el libro de “Revolución” aparece un artículo del GM Sosonko donde aparece este fragmento muy interesante:
“El joven gran maestro Lembit Oll, quien era muy fuerte en la apertura y poseía una memoria notable, confidencialmente afirmaba que:¡en el ajedrez moderno cualquier apertura podía ser dominada en dos semana y al máximo nivel!
Ya no hay necesidad de compilar nada, todo ya estaba compilado en una base de datos. El proceso ahora es simplemente ir descartando lo que es muy malo. Todo lo que queda es cuidadosamente aprendido e inmediatamente comenzado a jugar. Así es como los grandes maestros, de 13 y 14 años, los niños computadora, nacen.”
Sosonko mismo le había preguntado una vez a Geller como cuanto tiempo era necesario para dominar unos esquemas que Geller recomendaba al máximo nivel y Efim Petrovich Geller le contestó: “Como año y medio”. Sosonko comenta: “Lo que Efim Petrovich tenía en mente es que uno tenía que compilar el material, procesarlo, jugarlo en algunos torneos por equipos o no muy formales, para poder captar y sentir las ideas principales y sólo entonces comenzar a emplearlos en competencias importantes”. Pero como se dijo antes, con las bases de datos, ahora lleva dos semanas.
Un Maestro FIDE en ocasión de que va a jugar el Campeonato Nacional “semiabierto” de diciembre, me contrató para preparar su repertorio, que luego probó con éxito en un evento previó, en que ganó unos 500 doláres, recuperando con creces los 150 que pagó por su nuevo repertorio. No podía creer que había cambiado todas sus aperturas en tres semanas, con tres clases presenciales y bases de datos, pero claro que tenia la ventaja en que habíamos trabajado en táctica y finales también durante meses de clases via email. Pero ahora el problema es que no cayera en el error de que la apertura lo era todo. El éxito se conformaba también con que había mejorado su sentido posicional en general.
Otro alumno me dijo que tenía excelentes libros, la serie de Kasparov y me preguntaba si podía avanzar estudiando nada mas esa serie. Le dije que por supuesto, que con una programación y haciendo una antología de esos, hasta ahora 8 libros, que tenía en inglés y en español, además de hacer ejercicios diarios tácticos. Por un pequeño costo le diseñe la antología y él puso voluntad en estudiar paso a paso, sin desviación , el programa diseñado y al cabo de cuatro meses ha notado un avance notable, aunque según mis parámetros, avanzaba más en el curso email, pero el problema es que donde iba a trabajar no podía usar computadora (me imagino que estaría en un desierto terrible) pero si con la antología impresa de 200 páginas y tres cuadernos con un total de 2000 posiciones para hacer ejercicios de otras 300 páginas. O sea con su único instrumento, sin ajedrez y piezas, solo las 500 hojas impresas, estuvo trabajando cuatro meses (tal vez en una isla desierta, o en el Desierto del Altar, o en un monasterio, no me quiso decir donde, sólo que lo único que podía llevar era su cuadernote de 500 hojas, 500 paginas impresas y su parte posterior en blanco para anotaciones. Al regreso de su “exilio”, jugó tres torneos y se sentía un personaje revivido.
Esas experiencias muestran para mi dos cosas básicas: que hay muchas maneras efectivas de estudiar y que queda quien quiere usar su propio camino. Además también me probó algo: En cada tipo de manera de entrenar, el entrenador puede resultar un factor determinante, pues en el buen diseño del repertorio y en la buena selección de la antología y la programación de cómo estudiarla, mi aportación fue factor muy importante. Estoy orgulloso de ello.