21 ene. 2010

Presupuestos y compras para la carrera de un ajedrecista joven.



El avanzar en ajedrez se hace principalmente a base de voluntad, práctica y estudio, como pareciera obvio, pero cada uno de esos tres aspectos es sumamente complejo.
Primero la voluntad. Depende de aspectos psicológicos como motivación, autoestima y todo lo que envuelve la vocación. Ese aspecto fundamental involucra muchas cosas que trataremos en otra parte, pero que también inciden en el tema de presupuestos y compras, pues el apoyo profesional psicológico es fundamental, como en todas las disciplinas en que se desea lograr la excelencia.
Pero veamos los otros dos aspectos, práctica y estudio, para examinar que materiales necesitamos y sus costos.
La práctica que conduce a la excelencia es la práctica deliberada, queriendo decir con ello que es una práctica con sistema, con objetivos y con una serie de razones para emprenderla de manera específica.
La práctica de torneos es fundamental, pues la excelencia en ajedrez se demuestra en los torneos serios.
Por torneos serios me refiero a los que siguen un tiempo de reflexión reglamentario para que valgan para contabilizarlos en el rating o Elo de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE).
El resto de modalidades de ajedrez no dejan de ser importantes, pero no tienen el nivel de seriedad de la tomada en cuenta por la FIDE para sus clasificaciones.
Algunas de esas modalidades también pueden ser de importancia, tanto por los premios , reconocimientos y satisfacciones que nos pueden dar; que aunque no serán de la magnitud de las de los torneos más formales, no son nada despreciables.
Es importante seleccionar los torneos pues cada uno tiene un costo en tiempo, esfuerzo y dinero.
Generalmente los entrenadores de las escuelas de diversos países, de las derivadas de la Unión Soviética, dividían los torneos, en sus planes de preparación, en torneos docentes y torneos de promoción o ascenso.
Los torneos docentes son como parte del programa de estudio y entrenamiento, pues lo importante es aprender y entrenar, no alcanzar los primeros lugares.
Los torneos de promoción o de ascenso es para ascender y promovernos hacia estatus más altos, como mejorar nuestro rating o ascender de categoría u obtener un título nacional o internacional.
Habrá veces que tengamos que seleccionar como torneos docentes alguno que sirva para tomarse en cuenta para el cálculo del rating FIDE, pero por lo general se utilizan como torneos docentes aquellos que no son validos para el rating FIDE.
Que quede claro, ambos son importantes, pues cumplen importante función para el desarrollo de un ajedrecista.
Ahora bien, ambos torneos no necesitan ser muy numerosos. No es bueno participar en torneos, torneítos y torneotes constantemente, debe ser bien programada y deliberada nuestra participación.
Si jugamos demasiados torneos no tendremos tiempo para analizar las partidas que juguemos, para derivar conclusiones de las mismas, detectar nuestras deficiencias y mucho menos para irlas corrigiendo.
Por otro lado, si jugamos muy pocos torneos, no tendremos la manera de medir nuestros avances y redireccionar, en su caso, el rumbo de nuestros estudios y entrenamientos. Tenemos que tener una justa medida.
Una guía general es que debemos jugar poco menos de 80 partidas al año y poco más de 50. Todo también dependerá de nuestro presupuesto en tiempo y dinero.
Un torneo puede tener un costo muy diverso, de acuerdo a sus características. Puede costar en tiempo al menos 4 horas por ronda, más otras 2 por traslados, como promedio. Un torneo de 5 rondas nos cuesta al menos 30 horas de tiempo.
¿Cuánto vale ese tiempo? Ya que amamos el ajedrez, es un gusto que nos damos y nos provee de energías y motivación para otras actividades. Pero para aspectos presupuestales de costos, se puede calcular, según medidas aprobadas en muchos textos, unos 10 dólares la hora. Entonces un torneo de 5 rondas nos cuesta unos $300 dólares de tiempo.
Ahora otros costos. Traslados y comidas durante un torneo de 5 rondas en dos o tres días, nos costará al menos $10 dólares por ronda. Otros 50 dólares.
Inscripción va por lo menos otros $20 dólares, aunque algunos torneos con buenos premios pueden llegara $80 o $100 dólares, pero en promedio digamos que $40 dólares. Ya llevamos $390 dólares.
Redondeando, cada torneo cuesta como $400 dólares, como promedio, aunque si es en otra ciudad, los traslados y los hospedajes, requerirán por lo menos otros $100 dólares,
Entonces para motivos presupuestales lo dejamos en $500 dólares. Si jugamos unos 12 torneos de 5 rondas, ya hablamos de $6000 dólares de presupuesto al año para torneos. Aunque esto parece muy alto por que incluye el tiempo empleado, pero si tomamos en cuenta que necesitamos prepararnos para cada torneo, gastando tiempo y esfuerzo, más o menos si queda calcular e $6000 anuales para torneo.
Si quitamos el factor tiempo, y dejamos los 50 dólares para traslados y comidas, los 60 dólares para inscripción, y 100 dólares para hospedajes; muy por lo bajo para participar en un torneo necesitamos $210 dólares, ya menos que eso es difícil.
El caso es que si al año necesitamos jugar doce torneos de un promedio de 5 rondas, para jugar 60 partidas, requerimos de entre $6000 dólares a $2500 dólares.
El jugar los torneos, es sin embargo, un factor de ejecución, pero hay otras formas de práctica deliberada.
En la práctica deliberada entran los entrenamientos, ya sea solos o auxiliados con entrenador o con computadoras o ambos.
Con entrenador puede varias entre $25 y $100 dólares a la semana, dependiendo de la frecuencia con que presencialmente nos apoye el entrenador. Supongamos un promedio de $30 a la semana, 40 semanas al año, lo que da a $1200 dólares al año.
La computadora y los programas o material para entrenar, pensemos que se proratea en unos $15 dólares a la semana, unos $600 al año.
Ahí incluimos libros y revistas con posiciones a analizar o para realizar ejercicios tácticos. Necesitando al año unos cuatro libros con ejercicios o base de datos. Como estos varían mucho de precio, los $15 dólares los calculamos por lo bajo, suponiendo tienen buena asesoría para comprar bueno y barato, sino los •$600 al año se convierten en $3000.
Todo esto calculando de buena calidad. Hay libros buenos de $30 dólares con más de 1000 posiciones a resolver, pero hay otros malos de $15 dólares con 1000 posiciones mal escogidas que no darán los beneficios adecuados.
Libros y autores que puedo recomendar: Los libros de Combinaciones del Chess Informant FIDE, las posiciones a resolver de la Revista “Jaque o “Peón de Rey”, o la desaparecida 8x8 , programas como CT. Art 3.0, o Chess Quiz, Chess Hero o colecciones comerciales de ejercicios Chess Base o los que publican de táctica www.inforchess.com o www.notichess.com; las colecciones de los libros de Reinfeld con más de 1000 combinaciones o mates, el libro de Lazlo Polgar de más de 5000 posiciones, aunque muchas de esas son de mate en 1 o mate en dos muy sencillas como para que sirvan para entrenamiento.
Hay, en fin, muchas publicaciones y a muy precios diversos. Algunas hay que comprarlas en libros de más de $20 dólares de costo, pero muchas las hay ya pasadas a PDF y que se consiguen por un dólar. Lo mismo se puede decir de bases de datos con posiciones a resolver, las hay de $30 dólares o versiones “genéricas” de $3 dólares.
Las versiones “genéricas” son casi lo mismo que las comerciales originales, pero con algunos cambios para “engañar o disfrazarse” ante los controles de los derechos de autor, pero el costo es 10% del original y muchas veces los cambios o adiciones hacen que la versión “genérica” sea mucho mejor que la original de la que se derivan.
El caso es que en práctica deliberada andamos ya con $2500 de torneos, $1200 del apoyo de entrenador, $600 de computadora y material para entrenar, en unos $4300.00 dólares al año.
En lo que respecta al estudio, si se hace con apoyo de instructor y entrenador, hay que calcular, como en los entrenamientos unos $1200 al año.
En lo que respecta a libros y programas, ya la cosa se pone grave.
Según un plan de estudios que hice para jugadores entre 0 y 2100 basándome en los libros de Golosghnishev, Chejov, Panchenko y Suhin y textos de diversas escuelas, aunque principalmente soviéticas; las antologías comprendían fracciones o extractos de 35 libros, con un costo promedio en impreso de más de $900 dólares, o las versiones genéricas de $100 dólares por lo menos.
Entonces en estudio podemos calcular promedios de $1500 dólares, para añadir a los $4300.00 dólares, lo que da un total de $5800 dólares al año, cifra que veo muy difícil de reducir, si el que presupuesta esta operación no se asesora muy bien para lograr que se convierta esta cifra en una más manejable de sobre $3000 dólares.