26 abr. 2010

Cada vez más escuelas participan.


La numerosa participación de niños ajedrecistas en los torneos del 25 de abril hace notorio que cada vez son más escuelas las que promueven el ajedrez en sus alumnos y que el interés es creciente. Ahora la preocupación de los directos de los institutos de enseñanza es por la calidad del personal que imparte las clases, pues en un conmovedor email un director de una institución que ha tenido por más de 10 años clases de ajedrez para todos sus alumnos, me hace un historial de sus problemas con instructores, ya que ha tenido de todo, alcohólicos, faltistas, casi analfabetos y algunos auténticos mercenarios que fomentan que los niños jueguen ajedrez para ganar dinero utilizando trampas y arreglos. Ya con mas de 7 diferentes entrenadores, se queja de que no hay orientación o normas por las que las autoridades deportivas regulen esto y dejan inermes a los que reclutan profesores para sus instituciones. Menciona que 5 de ellos tenían cursos de entrenadores de la CONADE, y que supuestamente tenían experiencias en instituciones gubernamentales y ahora pide una guía para establecer que requisitos pedir a los aspirantes a profesor.
En muchos países hay normas bien establecidas, pero si las difundo y se aplican en México, supongo que sólo un par de decenas de profesores las cumplirían y la demanda y necesidades son infinitamente mayores. Creo que había que reducirlas a que tuviese experiencia, cultura general y quiera a los niños, y siga jugando ajedrez, que compita continuamente. Desconfíe de entrenadores que no sean jugadores activos, pues al menos esto le garantiza buenas costumbres. También vea referencias por Internet de su participación en torneos del pasado. No hay mucho que se pueda hacer.