4 mar. 2013

Métodos de ajedrez de los viejos instructores.




Inspirarse en los modelos de éxito es una reconocida receta y recomendada por todos. Son notables en la historia los nombres de grandes jugadores que están ligados a sus entrenadores, como Reti y Najdorf con Tartakover, Tal con Koblentz, Vera Menchik con Maroczy, Bruno Parma con Trifunovic, O`Kelly con Rubinstein; Khalifman con Nesis, Dolmatov y Yusupov con Dvoretsky, Dvoretsky con Roshal y muchos casos más; así como con sus seconds y amigos como Bronstein y Boleslavsky, así como Bronstein y Weinstein, Botvinnik y Ragozin:
Pero hay muchos otros entrenadores no tan conocidos, pero que fueron fundamentales para que la llamada “Escuela Soviética de Ajedrez” obtuviera tal prominencia. Debiera usarse más el nombre de Organización Soviética de Ajedrez, pues en la Unión Soviética había gran diversidad de escuelas de ajedrez, aunque por lo general tenían ciertos casi comunes denominadores como:
Una currícula definida para las categorías de 4ta., hasta candidato a maestro, sobre todo para niños menores de 14 años.
Bien calendarizadas competencias, con espacio suficiente para la preparación previa y el examen posterior de las propias partidas y mayormente en sistemas round robin de competencias.
Énfasis en algoritmos, o sea determinar paso por paso como tratar diferentes situaciones en el tablero.
Documentación amplia al alcance de todos, principalmente en bibliotecas de clubes.
Instructores generales para los jugadores de categorías 4ta., a primera, y de ser posible canalización de candidatos a maestros y maestros a entrenadores de máximo desempeño.
Clases en Casas de pioneros y asociaciones deportivas para los niños y en clubes de obreros y asociaciones deportivas para jóvenes y adultos.
Pero los métodos, en sus partes finas, variaban, aunque al principio los viejos maestros como Romanovsky, Levenfish,  los hermanos Rabinovich, Duz Chotimirsky y otros determinaron mucho del inicio y los textos de campeones extranjeros como Capablanca y Lasker se publicaron en grandes tirajes; posteriormente se promovieron la producción de los maestros locales soviéticos.
Por cierto que la triste historia de Romanovsky,  en donde se cuenta que durante el peor período del asedio de Leningrado, en el invierno de 1941-42, un grupo de rescate llegó a su casa. Encontraron a Romanovsky semiconsciente de hambre y frío. El resto de su familia había muerto de frío. Todos los muebles de la casa habían sido utilizados como leña. Un manuscrito de ajedrez que había estado elaborando Romanovsky se dijo que también se perdió; pero los familiares de Modell desmienten ese hecho y afirman que tienen gran parte de ese manuscrito y han tratado de publicarlo. A mi me pareció muy valioso, a pesar de ser escrito hace más de 70 años, ojala se publique completo pronto, como había prometido un editor de San Petersburgo.