6 mar. 2013

Reglas para dar conferencias y clases de ajedrez.




Las mejores reglas para dar una clase de ajedrez y hacerla interesante y valiosa depende de que convenza a su auditorio. ¿Cómo? Siga las reglas de los grandes expositores. Comencemos con uno de los grandes maestros en ese campo.
Rudolph Giuliani se convirtió en el símbolo de la determinación después de los acontecimientos trágicos del 11 de septiembre de 2001. De hecho, él habló tan bien que llegó a ser conocido como el alcalde de América. En su libro, Liderazgo, Giuliani describe sus estrategias para realizar y transmitir una presentación dinámica.
Cinco de aquellos puntos son:.
“Desarrolle y comunique fuertes creencias”
El alcalde Giuliani comunicaba sus creencias sobre cómo reducir el delito, la reforma para el bienestar, mejorar la educación y su política de protección  cada vez que podía. En consecuencia, todo mundo sabía que era lo que él quería, lo que apoyaba y contra lo que estaba.
“No guarde  su mejor argumento para el final”
Giuliani declara que los cinco primeros minutos son la mejor  oportunidad para lograr la atención del auditorio. Él aconseja que no guardemos el mejor argumento para lo último, cuando tal vez sólo un tercio del auditorio nos escuchará.
“Utilice los hechos  para construir su caso”
Hay muchos casos cuando los presentadores tienen que usar hechos y criterios objetivos para fundamentar y  dar sus razones. Durante su gestión como alcalde, Giuliani quiso que los  Neoyorquinos supieran que progresos se estaban haciendo y que avances seguirían.
 Entre los hechos que él solía utilizar para demostrar el progreso que estaba siendo realizado eran que el delito disminuyó en un 57 por ciento, los disparos de armas bajaron en un 75 por ciento, que los asesinatos disminuyeron en dos tercios, que el financiamiento para el sistema escolar de Nueva York aumentó en 4 mil millones de dólares, y  que la economía creó más de 485,000 nuevos empleos en el sector privado.
Leyendo el libro de Liderazgo de  Giuliani, verá que el alcalde usó hechos, estadísticas, y criterios objetivos cada vez que podía y consiguió construir su caso para  apuntar lo que Nueva York necesitó y para decir lo que Nueva York había llevado a cabo. La construcción de un caso fuerte y una presentación fuerte están  ambos basado en hechos.
Nuestras afirmaciones en ajedrez deben estar fundamentadas en hechos claros y comprobables. Una y otra vez.
Sea capaz de explicar y simplificar”
El alcalde Giuliani es un maestro en la explicación y simplificación. Él combinó esta habilidad con su capacidad de desarrollar y comunicar creencias fuertes en la prosperidad económica para la Ciudad de Nueva York y en el bienestar de sus ciudadanos.
Cuando se da una clase de ajedrez en que se dan conceptos y reglas, deben ser simples, para que sean captadas por todos. Digiera las cosas, de pasos y algoritmos simples.
Desafíe al auditorio y desafíese”
El alcalde Giuliani cree que el objetivo del  informe anual de la Ciudad  debía ser dirigido, marcar un rumbo, metas, y no ser  simplemente para hacer un informe si la ciudad estaba en buena o mala  situación. Su objetivo era desafiar a la gente que trabajaba para la ciudad,  a los ciudadanos de Nueva York, y, sobre todo, a él mismo. Poner retos y tareas, evitar conformismos.
Estas cinco reglas nos ayudarán a elaborar nuestras clases:

Creencias fuertes.
Presente su mejor argumento inmediatamente
Fundamente con hechos sus enseñanzas.
Explique y simplifique.
Ponga retos a sus alumnos y a usted mismo.

(Extracto de Bucanero Especial de Ajedrez No.1)