8 jul. 2010

Celebrando San Fermín.

Después del chupinazo de ayer y el pase a la final de España en la Copa Mundial de Futbol, estuve revisando material de efemérides para un libro sobre ajedrez iberoamericano, es decir de Nuestra América, además de España y Portugal.
Hace 40 años, en el Salón Embajadores del Hotel Habana Libre se realizó durante los meses de julio y agosto, el IV Torneo Panamericano de Ajedrez.
Camino a dicho torneo visitaron Ciudad de México los campeones de Argentina, Chile y Uruguay; por lo que tuve oportunidad de tratarlos y jugar algunas partidas blitz. El de Argentina era Carlos E. Juárez, de Buenos Aires; el de Chile, Carlos Silva, de Talca; y por Uruguay Pedro Lamas. Este último era cronista también de futbol, creo que lo sigue siendo, y cuatro años después me lo encontraría en la Olimpíada de Niza en junio de 1974, lo mismo que a Silva. Otros amigos que jugaron en ese Panamericano y con quienes tuve buenas relaciones y jugué incluso partidas de torneo fueron Eldis Cobo Arteaga de Cuba, Román Hernández también de Cuba, William Hook de Islas Virgenes, Alfredo Iglesias Trejo, de Guadalajara, Jalisco; México; que fue quien me presentó a Silva, Juárez y Lamas; además de Silvino García de Cuba. El torneo lo ganó el MI Eleazar Jiménez de Cuba, también gran amigo y sobre todo mentor en muchas formas, pues en la Universidad de La Habana tuve oportunidad de ver sus métodos de entrenamiento, así como durante décadas tuve interesantes conversaciones. A veces me parece increíble que ya hayan pasado 40 años de ese evento. Tengo muy frescos los recuerdos de todos ellos, incluso de Carlos Juárez, a quien no he vuelto a ver desde entonces. Jimenez, Cobo, Hook, Iglesias ya han fallecido y sólo a Silvino y a Román los veo mas o menos frecuentemente, ya sea en La Habana o en Mérida, Yucatán. No hace mucho vi una foto de Pedro Lamas en un sitio web de Uruguay y espero que alguno de los varios alumnos y lectores que tengo en Uruguay me lo saluden y le digan que lo recuerdo con cariño.