8 jul. 2010

El Maestro de Ajedrez de las mujeres de Cólquida y de Iberia.

El relato de Jason y los Argonautas es conocido por muchos, aunque sólo algunos identifican que su meta era Cólquida, en busca del Vellocino de Oro.
Colquida e Iberia (Kartli) fueron dos reinos georgianos, de las costas del Mar Negro y la Georgia Oriental, denominados de esa manera por griegos y romanos, pero ellos se denominaban a si mismos Kartvelios y a su tierra Sakartvelo. El pueblo georgiano , uno de los más antiguos del mundo posee lengua propia, y los primeros monumentos de la escritura georgiana se remontan al siglo VII antes de nuestra era. La lengua georgiana pertenece al grupo Kartvelio de las lenguas ibero-caucásicas y es uno de los idiomas más antiguos del mundo.
Desde el siglo XII el ajedrez fue muy popular entre la pequeña minoría gobernante que poseía un alto nivel cultural, ya que el pueblo georgiano en su mayor parte era analfabeto y vivía en la mayor miseria.
Georgia paso a ser parte del Imperio de los Zares por el siglo XVII, y ya el ajedrez poseía un gran reconocimiento social y su dominio se consideraba indispensable entre la gente bien educada.
Pero fue hasta después de la Gran Revolución de Octubre y que Georgia se convierte en una república socialista en que en medio de los grandes cambios económicos sociales, se manifiesta un movimiento masivo por la práctica organizada del ajedrez y se crea la Escuela Georgiana de Ajedrez que obtendría fama mundial, especialmente en el ajedrez femenil.
El papel más importante de la creación de esa escuela fue el maestro Victor Arsenievich Goglidze, aquel del que dijera Capablanca: “Afortunado el país que tiene tal ajedrecista”.
En 1923 se abre el club central de ajedrez de Tbilisi, capital de Georgia y Goglidze, con Nenarokov y Smorodvsky crean los primeros cursos y los primeros manuales de instrucción. Otros grandes jugadores, como el primer entrenador del campeón mundial Tigran Petrosian, Ebralidze, Grigoriev, Shishov, Pirishjalava, Kankava, Gambarashvili y Shinshadze, son los pilares de la escuela en que surgirán los excelentes entrenadores Karseladze y Gurgenidze. Pronto surgirán las grandes maestras georgianas Gaprindashvili, Alexandria, Ioselana, Gurieli y Chiburdanidze que acapararán medallas olimpícas y campeonatos mundiales femeniles además de grandes maestros de la talla de Dzhindzhishashvili, Azmaiparashvili y el mismo Gurgenizde, además del GM Tamaz Georgadze.
Goglidze, primer georgiano participante en torneos internacionales de maestros, y que entabla una memorable partida con Capablanca en el Torneo Internacional de Moscú 1935, se distingue también como pedagogo. Conforma un sistema especial de enseñanza de ajedrez para niños, y en 1957, por su iniciativa se abrió una academia de ajedrez en Tbilisi especializada en enseñar a los niños, la primera en la URSS. Esa Academia era conocida como la “Academia Goglidze” y ahí destacaron los dos grandes pedagogos especializados en ajedrez infantil femenil Victor Karseladze y M.V. Shishov. Karseladze desde que Nona Gaprindashvili era niña, hasta la muerte de él, fue el entrenador de la famosa campeona mundial.
Los cuadernos elaborados por Goglidze ya en los años 1950, se adelantan en mucho a su época y poco han sido mejorados desde entonces, siendo editados en numerosas reediciones por toda la URSS, ya que Goglidze los redactó originalmente en ruso y no en el celebre idioma antiguo del poeta Shotá Rustaveli, considerado como el creador de una verdadera joya universal: “El Caballero de la Piel de Tigre”, que era en la URSS tan obligada de leer como en México en las escuelas la obra de Amado Nervo, el inmortal nayarita.
No hace mucho leí por enésima ocasión el libro “La Escuela China de Ajedrez” de Liu Wenshe donde describe algunas ideas para conformar cursos de ajedrez que según el entrenador chino son de su invención. De pronto me di cuenta que era lo mismo que había visto en un manual de Goglidze de 1952. Como para un chino debe ser muy raro conocer la obra del maestro Victor Arsenievich, no me sorprende que crea novedades sus ocurrencias. En cambio Goglidze aclara que sus método derivó de una idea de Chigorin en un artículo en que el Gran Maestro ruso confiesa haberse inspirado en un libro del alemán Dufresne. ¡No hay nada nuevo bajo el sol! Ahora yo estoy adaptando la idea a ponerla en la plataforma informática del Chess Base. Va a decir alguien que se la copié a Liu Wenshe, pero fue a Dufresne en realidad.
Nacido en 1905, Victor Arsenievich Goglidze, obtuvo su título de maestro internacional un día como hoy, 8 de julio, hace 60 años y hace 50 el de maestro emérito de la Unión Soviética un 9 de julio. Su biznieto mexicano, el Ing. Victor Mendoza Goglidze me pidió que no se olvidase este aniversario en México, pues toda su descendencia, al menos hasta donde él sabe, son mexicanos.