1 jul. 2010

El GM Carlos Torre Repetto y sus familiares.


En días recientes el pueblo de México se escandalizó por el asesinato del virtual gobernador de Tamaulipas, Dr. Rodolfo Torre Cantú. Todas las encuestas lo marcaban como seguro ganador de las elecciones del próximo domingo 4 de julio.
Tamaulipas, estado mexicano que hace frontera con Texas, Estados Unidos, con costas en el golfo de México y territorio rico en diversos productos, incluyendo el petróleo, ha sufrido recientemente por ser campo de batalla entre diferentes grupos del narcotráfico, así como del combate de las fuerzas federales contra la delincuencia organizada.
El Dr. Rodolfo Torre Cantú era nieto del renombrado jurista yucateco Egidio Torre Repetto, hermano mayor del GM Carlos Torre Repetto. `
Su padre Egidio Torre López, doctor de profesión, secretario de salud y eterno aspirante a la presidencia municipal de Ciudad Victoria. Fue el presidente de la primer comisión para la proceso interno del PRI durante el gobierno del ex mandatario Manuel Cavazos Lerma. A través de él conseguí unos datos sobre la vida de Carlos Torre Repetto en esa ciudad.

Dr. Egidio Torre Repetto era originario de Mérida, Yucatán; emigró a Nueva Orléans hacia el año 1923-1925; se internó en San Carlos, Tamaulipas, donde se casó con la hermosa señorita María López; se fueron a vivir a la Cruz, Tamaulipas, y después de nacidos sus hijos Egidio, Esther, Paula, Luis y Cruz Torre López hacia 1942, llegaron a Ciudad Victoria, donde estudiaron primaria, secundaria, preparatoria; los hombres en la Escuela Secundaria Normal y Preparatoria del Estado; Egidio y Cruz continuaron sus carreras de Médicos en la Escuela Nacional de Medicina de la UNAM en la Ciudad de México ; Esther y Paula estudiaron para Contadoras, desarrollándose como secretarias en Estudios Profesionales, Luis Torre López estudió derecho en Saltillo, Coahuila, y llegó a desempeñar el cargo de Procurador de justicia del Estado; falleció después de penoso accidente automovilístico.
El Dr. Egidio Torre Repetto, contaba con sus hermanos Enrique, Raúl, Carlos, una hermana en Yucatán de nombre Esther o Paula Torre Repetto, a la que en 1968, Doña María López conoció en Mérida, Yucatán; ya viuda doña María pues el Dr. Egidio Torre Repetto falleció en 1959 de infarto del miocardio en Ciudad Victoria, siendo un acontecimiento funesto y de gran trascendencia social.
El Dr. Enrique Torre Repetto tuvo un hijo Enrique Torre que vivió con sus padres en Antiguo Morelos, Tamaulipas
Carlos Torre Repetto vivió en 1946 en la casa del Dr. Egidio Torre Repetto en la casa de las calles Allende y Aldama No. 17, en Ciudad Victoria.
Egidio Torre Repetto era un destacado Masón del grado 32 del Rito Escocés, muy admirado y había ocupado los puestos más importantes de la Logia Victoria 7 de la Gran Logia de Tamaulipas.
En anteriores artículos, (marzo de 2008) comentaba yo, que al ponérsele el nombre de Carlos Torre Repetto a una calle de Mérida, se daba el caso curioso que dos hermanos tuvieran en su honor una calle con su nombre a más de 3000 kilómetros de distancia.
No deja uno de pensar en los avatares que la familia Torre ha sufrido desde que se fundara el Club de Ajedrez “Andrés Clemente Vazquez” en 1908 en Yucatán.
Varios de sus fundadores, como José María Pino Suárez, Vicepresidente de la República Mexicana, y quizás el mártir más limpio de nuestra historia, sufrieron la violencia de los años de la Revolución Mexicana. Don Egidio Torre, padre de los hermanos Torre Repetto, Egidio y Carlos, además de varias hermanas, tuvo que emigrar de Yucatán en medio de la lucha política. Carlos Torre así pasa a vivir desde muy niño a Nueva Orleans e inicia un camino que lo llevará a Marienbad y a Moscú, a la efímera fama mundial y a la debacle nerviosa que hace de su vida un languidecer triste durante medio siglo después. Sin hijos, no deja descendencia conocida. Egidio, su hermano mayor, radica en el norteño estado de Tamaulipas y se le reconoce como un gran pilar de la justicia. Y ahora un nieto suyo, Rodolfo, médico reconocido, ve cercenada su carrera de la peor manera, ejecutado por la delincuencia organizada.
El hermano mayor de Rodolfo, el arquitecto Egidio Torre Cantú, decide dejar los instrumentos de la construcción, la plomada y la escuadra, para como los viejos constructores de catedrales, a quienes seguía su bisabuelo Egidio Torre en Mérida, para tomar la estafeta de gobernador de hombres, como alguna vez hiciera George Washington. Así desde Yucatán, donde alguna vez aspirase a ser gobernador el primer Egidio Torre, un cuarto Egidio se convertirá Gobernador de un estado a muchos kilómetros del origen de la familia.
La genialidad de Carlos Torre Repetto, el sosegado razonamiento de Egidio Torre Repetto, y la conciencia cívica de Don Egidio, luchador social en los tiempos iniciales de la revolución mexicana, la vida limpia hasta el sacrificio de Rodolfo Torre Cantú; nos hablan de una familia muy rica en valores que derramaron sus dones por todo el litoral mexicano, de Yucatán a Tamaulipas, incluso a Nueva Orleans y Moscú.
No por algo, Manuel Marquez Sterling, amigo cercano del primer Egidio Torre y que uniese los títulos de Campeón de Ajedrez de México y Presidente de la República de Cuba, se expresaba de: “ los Torre Repetto son como los grandes frutos del preclaro tronco de un gran hombre de amplia cultura como Egidio Torre.”
Hay varias versiones del apellido materno del primer Egidio Torre, padre de Don Carlos y de Don Egidio, e inclusive, se me comentaba en Yucatán, que Egidio Torre Repetto ya era el tercero en su familia en llevar el nombre de Egidio, y que su abuelo, Egidio Torre Loret de Mola, era el nombre del abuelo de Carlos Torre Repetto y Egidio Torre Repetto. Pero a raíz de la emigración de los Torre Repetto de Yucatán, tras la decena trágica de 1913 y el asesinato de su cercano amigo José María Pino Suárez, se pierde mucho de la historia del pasado de los Torre en Yucatán y en Campeche, pues hay datos de que Egidio Torre Loret de Mola era de Campeche, pero son datos sin base, comentados por el mismo Carlos Torre Repetto cuando era un anciano y declaraba que no conoció a su abuelo. Carlos fue un hijo muy menor, pues su hermano Egidio casi era quince años mayor, por lo que los documentos familiares de los Torre Repetto habrá que buscarlos en Tamaulipas, donde seguramente los biógrafos de los Torre Cantú deben ya tener muchos datos interesantes de la familia de un personaje ilustre de su estado como Egidio Torre Repetto, aunque es posible que con tantos hermanos se les pase por alto el ajedrecista, el siempre modesto Carlos Torre Repetto.
Me preguntó a veces, pues aunque conocí brevemente al Dr. Rodolfo Torre, si su hermano, a quien no conozco, ahora nuevo candidato a Gobernador, sabe de la historia del ilustre hermano de su abuelo. En Yucatán pocos conocían el historial de Egidio Torre Repetto, como en Cuba poco se habla de los logros en campos ajenos al ajedrez de Don Ramiro Capablanca y Graupera, jurisconsulto y diplomático, a quien no sería nada raro que se considerase merecedor de que una calle de Cuba tuviera su nombre.
Al menos puedo decir que a cuatro personajes de la historia, unidos por el ajedrez, se le ha puesto su nombre una calle en su honor: Manuel Márquez Sterling en la Ciudad de México, José María Pino Suárez, en más de 30 ciudades mexicanas, Carlos Torre Repetto en Yucatán y Egidio Torre Repetto en Tamaulipas.

A los ajedrecistas tamaulipecos, es posible que les sorprenda el saber que su futuro gobernador es sobrino nieto de un Gran Maestro Internacional de Ajedrez.
Espero que en el IFE, donde mi primo Leonardo Valdés Zurita labora, no tomen esto como propaganda entre ajedrecistas tamaulipecos para que voten por Torre Cantú por ser familiar de un Gran Maestro de Ajedrez. Hay familias muy grandes, donde incluso hermanos y primos hermanos han sido competidores por una gubernatura, como padre e hijo, los Strauss, compitieron por ser el rey del Vals. O como el caso de Celso Golmayo padre, campeón de Cuba, nacido en España, y su hijo Campeón de España, nacido en Cuba.