23 jul. 2012

Argentina y las Olimpíadas.


En el Internet apareció una carta abierta
http://www.ajedreznd.com/2012/olimpico.html
En esencia me llamó la atención esta parte:
“En unas semanas empiezan los Campeonatos Argentinos Promocionales, competencia que en los últimos años perdió toda clase de prestigio. Hoy en día sólo participan quienes pueden pagar los altos costos que la FADA impone. Como su mismo presidente reconoce, para lo que más sirve este torneo es para recaudar. Muchos de los mejores jugadores quedan marginados, lo que hace que luego no vayan a panamericanos ni mundiales y que Argentina empeore cada año su rendimiento a nivel internacional.
En lo que estrictamente al Equipo Olímpico respecta, la FADA aun no canceló la deuda que mantiene con nosotros desde la última Olimpiada (Rusia, 2010). Sin embargo nuestro reclamo excede a esta cuestión, y lo que realmente queremos es que la FADA respalde a sus jugadores.
Necesitamos que toda la comunidad ajedrecística este unida en este reclamo. Empezamos nosotros, los referentes del ajedrez nacional y es nuestro deseo tener el apoyo y la compañía de todos en esto.
Creemos en lo primero es hacer que esta información se expanda, que todos sepan lo que los ajedrecistas vivimos por culpa de esta dirigencia.”
Firman muchos GM varoniles y femeniles.
Por lo visto esto es más común que lo uno piensa, pues si esto sucede en un país que ha tenido equipos que han quedado varias veces entre los cinco primeros lugares mundiales, ¿Qué será con países que normalmente en las últimas olimpíadas queda del 60 para abajo?
Algunos dicen que les deben dinero desde Turín, lo que ya es mucho. Uno murió antes de que le pagaran lo que le debían cuando fue a una Olimpíada.
Ya hay el rumor de que, en vista de que subieron muchos los costos de participación en Turquía, y de que es año de Hidalgo, y que rompieron ya la última piñata del deporte para irse a despedir a Londres, a los juveniles les cambiaran Grecia por Centroamérica y Turquía por un Turkey”
Al grito de “¡No alcanza más que para que vaya yo¡”, muchos turistas deportivos no viajarán y se les pide no usar el lema de “Somos más de 5” porque sería un insulto de facto el mezclar una lucha tan seria con un problema de “no voy a tomar mi cognac en Estambul, sino camote en Puebla”, que no afecta a nadie y nos evita contestar a todos los colegas entrenadores del deporte que gustan de preguntar “¿En qué lugar quedó tu deporte en la Olimpiada?” y uno tiene que responder: “¿A que reclu quieren mandar al Presi de tu Fede? “ Para ocultar la pena de que decenas de países con menos habitantes que el DF nos superaron. ¡Viva el Tercer Mundo!
Nosotros somos los culpables por no saber hacer reaccionar a la gente de lo importante que es que si a uno le gusta un deporte, debe uno aprenderlo.