18 feb. 2014

Un país dividido en el quien da mas de la FIDE entre Kasparov y Kirzan.




Según publica la prensa de internet en http://kasparov2014.com/2014/02/17/joint-declaration-by-the-national-chess-federations-of-cote-divoire-ghana-and-nigeria-regarding-the-2014-fide-presidential-elections/   Nigeria apoyará decididamente a Kasparov en la elección para presidente de FIDE. En un comunicado conjunto de cuatro países africanos se hace fuerte crítica a la dirigencia de tantos años de Kirzan Ilumishinov en FIDE en donde cuando menos se le tacha de negligente.
Pero en la misma Nigeria, nada menos que el comisionado de Policia, Sani Mohammed, influyente político habla de los buenos oficios del actual presidente y en una nota que aparece en http://allafrica.com/stories/201402180717.html se menciona que dan agradecimiento por las becas que ofrece el presidente de FIDE a jugadores nigerianos, además se resalta el apoyo del jugador nigeriano Odion Aikhoje, único nigeriano que ha ganado una medalla de oro en las olimpíadas de ajedrez, así como el apoyo reiterado de Emanuel Omuku, ex vicepresidente de FIDE y puntal del ajedrez nigeriano. Aquí en México nos visitó, impresionándonos por lo fastuoso de su vestir lujoso y su bella rubia acompañante, digna de una revista de “Esquire”, como dice la canción de Luis Alcaraz. Más que ajedrecista nigeriano parecía Pasha Turco de aquellos de los tiempos dorados del Imperio Otomano. Y algunos pensaban que en Nigeria no se las gastaban en lujos…
El caso es que aunque Nigeria ya dice que apoya a Kasparov, Kirzán le va siguiendo los pasos y peleando cada voto de los países de Asia, Africa y América. Lo que muestra un cambio, porque antes esos votos eran seguros del presidente actual de la FIDE y ahora los tiene que defender duramente con fortuna variopinta.
Kasparov tiene una fortuna personal, pero no tan enorme como la de Kirzán, coleccionista de Rolls Royces y expresidente de la república de Kalmikia, pero cuenta el excampeón mundial con apoyo de grandes capitalistas norteamericanos y de todo el que no ve a Putin con buenos ojos y ven en Kasparov el vocero de la disidencia en Rusia. Kirzán cuenta con apoyo de muchos países de peso en el ajedrez como Rusia y muchos del otrora llamado bloque socialista y de otros países de prestigio como Suiza, además de que antes lo apoyaba todo el mal llamado “tercer mundo”, pero que ahora en parte se deja seducir por las cuentas de colores que les ofrecen. Tal vez ya no se pueda comprar un Manhattan, pero se hace el intento de hacerlo…
La elección pasada Kirzán fue el candidato de la Federación de México, pues lo había nombrado miembro honorario, y el país de Kirzán, Rusia, optó por no darle un respaldo directo, aunque finalmente, tras algunas negociaciones, le dio el voto. Pero esa vez iba contra Karpov, miembro del mismo partido de Putin, ahora va contra Kasparov, totalmente contrario al poderoso dirigente ruso, por lo que Rusia si apoyará a Kirzán y no habrá que recurrir a algo como lo de miembro honorario, o federación “prestada”. Pero el apoyo de Putin tiene el precio de que muchos enemigos del régimen ruso apoyarán a Kasparov y eso significa muchos capitales.