13 abr. 2014

Para estudiar ajedrez, el Zen Valedictoriano, ha demostrado su validez en 60 años de experimentación en Chelíabinsk.




Si bien los contenidos son parte muy importante en los procesos enseñanza aprendizaje del ajedrez, el orden y la manera de presentarlos es fundamental, pero aun si se cumplen en la medida adecuada a como la recomienda el estado del arte de la pedagogía, factores emocionales han demostrado ser de al menos el mismo peso.
El lema pitagórico de “Conócete a ti mismo” es el que mas significado tiene para los que quieran mejorar en ajedrez y con ese conocimiento de uno mismo, física y mentalmente se tiene el primer escalón, y el más importante, en la escalera de la superación. El famoso programa “Ponte al Cien” es uno de los mas grandes aciertos entre muchas acciones que pueda tomar un gobierno. Pero he insistido ante las autoridades que debe tener su complemento mental y emocional para realmente con el diagnóstico completo, se conozca cada persona a si misma, y si a eso le unimos el componente de psiquis que su religión o tradición aporte al individuo, podrá lograr progresos sorprendentes. “Y seréis como Dioses” remataba el apotegma de Pitágoras.
Si conociéndonos, o con ayuda de un entrenador bien capacitado, no de los de “fast t(c ) rack” de 15 horas que solo pueden ser de muy relativo soporte, estamos alerta de cómo aprendemos, como asilamos nuestras experiencias en torneos y las vividas en nuestro estudio casero, podemos cuidar la manera en que los “insumos”· alimentan nuestro cerebro para luego producir nuestro mejor desempeño.
“El Valedictoriano” (el termino más cercano a lo que significaba uno usual en el slang siberiano) era una forma de estado en que los alumnos de la escuela de Chelíabinsk debían llegar al tomar las sesiones con sus maestros y lo mismo al abordar el “estudio de gabinete” en sus casas.
Después algún siberiano emigrado le añadió lo de Zen y en la terminología de la pedagogía americana de plano lo bautizaron como Zen Valedictorian, especialmente Cal Newport, un experto en informática que ha aportado contribuciones muy importantes al estudio de las maneras de estudiar y que tiene muchos seguidores en MIT de Boston.
Muy joven aún, se ha impresionado o más bien, dejado impresionar, por algunas teorías que en la URSS ya eran tenidas por viejas y que con la diáspora soviética se han ido revelando pausadamente para no disminuir su atracción ante las audiencias de las generaciones de intelectuales que no conocieron la URSS, y apenas parece que descubren “el San Petersburgo de Pedro el Grande”…
El caso es que dado que cada paso en la URSS respecto al ajedrez tenía magnitudes enormes, pues eran para la atención de decenas de millones de personas, cada movimiento de esa gran mole, por pequeño que fuera, implicaba gran presupuesto y requería se tomasen las decisiones con mucho cuidado y nunca sin protocolos previos de experimentación.
En Chelíabinsk, ciudad de Siberia, que a veces parecía muy lejana de Moscú y en otras ocasiones muy cercana, pues varios siberianos estaban en el círculo de poder y siempre estimulaban ideas vernáculas de su tierra natal en una manera de resaltar su propio talento; se hicieron cuidadosos protocolos de muchos experimentos en la enseñanza del ajedrez. De esa escuela, en consecuencia, salieron todo tipo de especialistas raros y que destacaron sobre muchos otros provenientes de grandes ciudades, que no tenían la dinámica siberiana.
Maestros como Timoschenko, Panchenko, Sveshnikov, llevaron el pabellón de Chelíabinsk a la fama, y de las ciudades de menos de 5 millones de habitantes, es de la que mas han salido grandes maestros internacionales de entre las capitales locales de la Federación Rusa, que cada día tiene más regiones federadas, ahora que Crimea y Donchensk, también quieren unirse a esa gran Federación que ya tiene el 70% del territorio que tenía la URSS, y sigue creciendo….
Pero ¿Qué es eso del Zen Valedictoriano? Hay cuatro tipos generales de estudiantes, respecto al stress del estudio que van del totalmente relajado al totalmente estresado. Y quisiera enfatizar que hay un claro paralelismo del estudiar ajedrez con el jugar ajedrez. Así que también se puede decir que hay cuatro tipos de jugadores si con lo del stress los calificamos.
Debo advertir que los de Chelíabinsk implicaban ese mismo paralelismo sin enfatizarlo tan directamente como ya ahora lo hago.
¿Por qué hablamos de cuatro tipos? Solo por la arbitraria idea de facilitar su examen con cuadrantes.
Se hablaba primero de tres tipos, y el cuarto tipo surge del ideal, del que llamamos ahora el Valedictoriano.
Lo interesante es que si hacemos un cuadrante y ponemos en la mitad inferior dos tipos de los tres existentes y en la mitad superior el tercero faltante, se ve que se necesita otro.,  el cuarto nuevo, el Valedictoriano, entones si tendremos una referencia completa muy visual y fácil de comprender.
Hablemos de los tres tipos iniciales.
Ponemos dos mitades, una superior y otra inferior. En la superior pondremos a los impresionados, en la de abajo a los aburridos. En la columna izquierda a los relajados, en la derecha a los estresados.
En la mitad superior derecha  pondremos al Estudiante Estresado, (Impresionante, Estresado) aquel aterrado por la carga, que siente que necesita saberlo todo y ese todo ya…El Machetero: (acentuado stress) Es el tipo de estudiante que ss sobrecarga con actividades y cargas de curso y que moriría antes de aceptar un "6". Unos son conducidos por la presión paternal. Unos por la ambición. Su vida de estudiante les exige mucho. Y muchos se consumen, se queman. Pero aquellos con la constitución física lo suficiente fuerte para sobrevivir, terminan con resultados impresionantes.
Abajo, en la misma columna, habrá que poner otro de los tipos de estudiante:
Los Macheteros Frustrados. (Estresado, pero aburrido) No todo estresado que quiera ser machetero puede mantenerse al corriente con esta carga. Hay un cierto arte en empujarse usted mismo al límite sin quedar demolido. Mucho empuje con un poco de exceso en la fuerza en los sitios incorrectos y termina con grados erráticos, con una confusa masa triturada de actividades que son dejadas caer y esquemas fallidos, y  con una úlcera sangrienta grande. Los fracasados macheteros a menudo caen en la desesperación de la depresión. Odian la escuela. T

En la mitad inferior,  la de los relajados, del lado izquierdo ponemos al Relajado, Aburrido, al:
Holgazán. (Aburrido/Relajado) una alternativa a la  tensión alta, es el “Me vale” Puede ser difícil para él encontrar un trabajo, pero, la vida es demasiado corta para tal perdedor. Mejor beber un poco de cerveza, antes de amargarse la vida.

Esos tres tipos, requerían ser complementados con el Valedictoriano. Uno que no sea dictador de si mismo, ni un me vale…

Uno que entiende …
   sus intereses y valores,
   la psicología de los impresionados, y
   como ser productivo y estudiar  eficazmente,
Uno que  puede construir un estilo de vida que sea …
   relajado y sin tensión crónica,
   intelectualmente comprometido,
    sociable y estimulado, y
   Tan  impresionante como si hubiese seguido el camino del machetero.

Podemos sumar todo esto en un lema sustancial:

Haga Menos. Viva Más. Avance.

¿Como Lograrlo?

Simplicidad radical
Dramáticamente reduzca su lista de estudio hasta que usted tenga más que el suficiente tiempo para hacer todo. Usted recobrará un amor por lavida y sacrificará  menos los resultados de lo que  usted piensa.
El Error de Lista de la lavandería
Por qué pensamos que hacer  muchas cosas es lo importante, y siendo lo contrario, es en realidad hacer pocas cosas, pero relevantes. Separar lo relevante de lo irrelevante es la clave de todo estudio. El secreto de la escuela soviética de ajedrez era determinar eso, que era lo relevante para estudiar.
¿Puede un Estudiante Relajado lograr el éxito?  Siempre  recompensa mas la simplicidad y el enfocarse, que machetear y sobrecargarse.
La Ley de Atracciones Complementarias. La ley oculta que ayuda a lograr parecer tan impresionante sin llegar a estar sobrecargado. Motivarse con lo que es atractivo. Me llama la atención un estilo de jugador, y necesito estudiar finales, entonces estudiemos la manera en que ese jugador juega finales.
Felicidad Descifrada.  Mantenerse feliz. (La pregunta más IMPORTANTE: ¿si usted no es feliz, entonces cuál es el sentido?) El estudio del ajedrez debe ser un disfrute. Uno no siempre hace lo que quiere, pero tiene el derecho de no hacer lo que no quiere.
Vea:
Todo se reduce a Conocerse a si mismo.
Identifique  lo que a usted le apasione, luego siga aquella pasión: esta idea proporciona la base  y  guía al mejoramiento de sus resultados,
Debe  rechaza esa tontería de reduccionismo. No hay límites, rompa uno cada día.
Debe Comprender la parte del consejo “sigan su pasión y todos serán felices” que es un cuento de niños. La mayor parte de personas no tienen pasiones preexistentes que esperan a ser desenterradas. La felicidad requiere más que la solución de un problema de correspondencia simple.
Un buen jugador sabe que no hay ningún “trabajo correcto  mágico” esperándole ahí. Muchas cosas  pueden proporcionar la base para una vida agradable.
Una  carrera no es descubierta por serendipity, sino es en cambio sistemáticamente trabajada.
El  proceso que funciona no  siempre comienza con el dominio de algo raro y valioso. Los rasgos que definen el gran trabajo (autonomía, creatividad, impacto, reconocimiento) son raros y valiosos por si mismos, y usted necesita algo para ofrecer a cambio. Puesto de otra manera: nadie le debe un trabajo de realización; usted tiene que ganarlo.
E l dominio de una técnica es solo el primer paso del trabajo que usted ama. Una vez que tiene la acción de palanca de una habilidad rara y valiosa, usted tiene que aplicar esta acción de palanca estratégicamente para hacer su carrera de ajedrez más plena y satisfactoria  Es entonces - y sólo entonces - que uno puede esperar que un sentimiento de pasión guíe su labor.
Uno debe guiarse por los datos. ¿Admira la carrera de algún jugador? Calcule exactamente como hicieron que las cosas pasaran. Las respuestas que usted encontrará serán menos románticas, pero más procesables de lo que usted podría esperar.
Uno tiene que creer  que el color de su paracaídas es irrelevante si llega a tiempo para tomar el vuelo del avión.