13 abr. 2014

Un espejismo o realidad, la visita de Kasparov en México.




Dicen que todos podemos hacer un “Matrix” y que los deseos con una mente poderosa y entrenada pueden convertirse en realidad, aunque al parecer puedan parecer solo espejismos.
Con la personalidad de Kasparov muchos políticos de diferentes partidos y de diferentes ideologías, y más diferentes perfiles y preparaciones, acudieron subyugados a los llamados de dos influyentes amigos de Kasparov, el promotor cultural Hiquingari Carranza y el Lic. Emilio Lozoya A., director general de PEMEX, que convocaron a los personajes claves de la política, la cultura y el deporte en México, como el Lic. Jesús Mena Campos de CONADE y los líderes camerales Aureoles y Manlio Fabio Beltrones, agregándose Miguel Angel Mancera, jefe de gobierno del D.F. y Legisladores de diversos partidos. Que muchos en realidad tenían conocimiento superficial de las ideas políticas de Kasparov quedó demostrado cuando en algún evento se ondeó la bandera rusa en recinto oficial, cuando para el actual gobierno ruso Kasparov es un opositor denodado y tiene la nacionalidad croata como una manera de rechazo al régimen de Putin. Todos se unificaron en que el ajedrez debe promoverse e institucionalizarse en las escuelas, a pesar de que no tienen conocimientos vagos de lo que eso implica, parecería que las voluntades se unificaban con Kasparov.
Es normal que Kasparov estuviera entusiasmado, pues hay constancia que en ningún país ha sido tan bien recibido y él mismo notó que incluso políticos de ideología contraria a la suya lo apoyaban y así lo manifestó en sus sitios oficiales en la Internet.
Pero aunque el entusiasmo es contagioso, si uno se detiene a reflexionar se llega a la conclusión que no es seguro que algo pase, que la secuencia, los pasos que deben darse a continuación son muy difíciles, máxime que a esos eventos tan sonados lo natural sean reacciones contrarias muy fuertes también. Tras la euforia de los momentos y la embriaguez de la presencia de Kasparov como que ha venido una realidad “cruda”, como un despertar de una noche efímera y a menudo huera, de una alegría pasajera y que deja la inquietud de que si ha sido espejismo o existirá manera de que eso deje algún producto o al contrario, cause una marcha hacia atrás finalmente.
Kasparov por ejemplo se reunió con una legisladora ajena a todo lo que se había hecho por el ajedrez en la Cámara, en lugar de buscar a la que ha producido algo verdaderamente concreto, como el exhorto de la Camara de Senadores, hecho sin lugar a dudas, que fue iniciativa de la Senadora Gastellum. Por lo visto Kasparov no tenía el antecedente más importante para sus propuestas. Luego se respaldó con un grupo de ajedrecistas que es difícil valorarlos técnicamente y que nada pueden hacer hacia lo que busca Kasparov, que es el apoyo para su candidatura en la FIDE o su colaboración con el ajedrez federado de México, se alió a los enemigos de quienes en verdad pudieran apoyarlo y colaborar. Para colmo tiene la flaca memoria de que en su primera visita a México esos mismos formaban parte del grupo que atacó su visita. Entonces se mostró un Kasparov que valoró mal la posición, lo que deja mucho que pensar.
Pero con los pasos enormes que dio, con los personajes con que se reunió, y finalmente con las declaraciones inoportunas que hizo para gobernantes de países amigos, el cortejo de la Dama que es el ajedrez, la dejó inútil para vos y para mi, como dijera el verso de Zorrilla.
Puede ser un gran paso hacia adelante para el ajedrez, puede ser un gran paso hacia adelante para los planes económicos de Kasparov y sus aliados, pero pueden ser pasos fatales que precisamente puedan causar lo contrario de lo que buscan, pues si buscaba la FIDE, puede estar más lejos, si buscaban apoyo económico para sus campañas electorales o para otros fines, como que alertó demasiado a los observatorios que están pendientes de la corrupción o malos manejos, máxime que con las enemistades políticas generadas, uno siente que todo el servicio secreto ruso está pendiente de algún paso en falso de Kasparov y su grupo en términos de legalidad, muestras de las que ya ha dado señales al salir al aire algunas rarezas de manejos de Kasparov con Leong de Singapur y magnates ingleses, y aunque muchas cosas no se prueben o tal vez se maquinen, es como para espantar a cualquier político iberoamericano. Por otro lado, todo aquel que en Iberoamérica vote por Kasparov lo harán sospechoso. No por nada se inventó un tal Santiago un sitio denominado “La FIDE no se vende”.
Por lo que toca al ajedrez en las escuelas de México, el que políticos de diferentes ideas a las de Kasparov tendrán sus controversias y surgirán mal estimuladas por la urgencia, mil tipos de propuestas de cómo hacerlo, pues cada entrenador de ajedrez profesional tenemos nuestro material y nuestros proyectos, así como nuestras habilidades y contactos para tratar de que sea estilo oposición, a la manera de la reforma educativa, como se dirima cual es la manera, entre tantas, de hacerlo.
En resumen, ¿sería sueño, pesadilla, espejismo, matrix, o simple carnaval antes de Semana Mayor?