10 ago. 2014

Sobre la FIDE y elecciones, etc. Parte 3.




Se acerca el día de elecciones, parece serán el 11 de agosto, aunque en algún programa salió que el primer día de descanso, pero fue un error. Una mala interpretación mía, pues a veces leemos una cosa y entendemos mal la intención de lo escrito.
Es curioso ver la guerra “sucia” que hacen hasta los cronistas, que casi quisieran obligar a entrevistados para que confiesen porque votan por uno o por otro y que esperan recibir a cambio.
Terminan muchos diciendo lo mismo: ¡Opacidad! Claro que unos y otros se mueven en la opacidad, pues si la disputa es tan dura es porque esperan ganancias personales, no solo para sus federaciones. El turismo dirigencial ajedrecístico es muy atractivo y tomarse la foto con las estrellas del ajedrez también. Muchos se toman fotos con Kasparov cuando en el fondo saben que votarán contra de él y además como que le tienen envidia, como todos se la tenemos, y le tienen algunos miedo, tanto por lo que dice, por lo que no dice y por lo que puede decir.
En estos días algunos creen ya ver claro quién es el ganador y se aprestan a estar en el bando “correcto”, como en la novela “Las Moscas”, donde todos se quieren subir al tren donde hay repartición de plata. Incluso reporteros y columnistas están haciendo su último esfuerzo para llevar agua a su molino.
La verdad es que el espectáculo es terrible. No porque sea nuevo, desde 1924, la misma fundación de FIDE ya mostraba como todos querían acomodarse, pero entonces había más jugadores de ajedrez en las directivas. Ahora digamos que son exjugadores.
Las acusaciones de uno y otro bando de que el equipo contrario está formado con delincuentes, hace sospechar que si lo que dicen ambos bandos tiene al menos un 10% de veracidad en lo que dicen de los contrarios, querrá decir que de una manera u otra, entronizarán en algunos días a varios delincuentes como directivos. Si no es cierto, significará que se entronizará a una buena cantidad de mentirosos.
Pero digamos que ni mienten ni dicen la verdad, podría haber matices, entonces se entronizará a una buena cantidad de personas que les agrada especular nada más y acusan al contrario como deporte, sin base, pero sin intención de mentir. Entonces, ¿diríamos que es Moral Utilitaria?
Hay otra posibilidad, y es que nadie en realidad acusó a nadie, simplemente tuvieron errores en la redacción y algunos mal pensados interpretamos que acusaban de delitos a los del bando contrario. Entonces hay muchos ajedrecistas que somos muy mal pensados. Me inclino por esta opción.
Esta bien, si soy mal pensado, como muchos otros que comentan los artículos acusatorios, podemos decir que el ajedrez produce o atrae a muchas personas con cierta paranoia. El mensaje entonces que da la comunidad ajedrecística interesada en las elecciones, hacia el público en general, es que o hay mentirosos, o delincuentes, o mucha gente mal pensada en el ajedrez.
También uno lee que hay quien va a votar o porque le cae mal un candidato, o porque alguna vez le hizo una grosería, o porque alguien le va a condonar una deuda, o porque le gustan los cambios, o porque no le gustan, porque en base al plan de trabajo nadie va a votar. Primero porque son muy parecidos, y no hay mucha confiabilidad en promesas. Algunos votarán en base, como yo lo haría, pensando que una persona que está contra el gobierno de algunos países podría mal utilizar el prestigio (¿) de la FIDE para fines ajenos al ajedrez, o precisamente podría alguien a votar por ese candidato por las mismas razones por las que yo no votaría por él.
El caso es que en los últimos días se soltaron el pelo algunos llevando las acusaciones muy lejos y esto prolongará la pugna más allá del día de las elecciones y sólo contribuirá a la división más aguda de la FIDE que lo que sucedió tras las elecciones entre Karpov y Kirzán. Porque Karpov no es tan arrebatado como Kasparov, y si alguien nunca va a aceptar la derrota es el gran Garry, máxime que cuenta con algunas cosas que hacen tan sospechoso el proceso, como un buen paquete de “proxys” y una rasurada al patrón electoral, que ya se ve venir.
Habrá algunos países beneficiados, como en los años 30s del siglo XX, cuando Alekhine hacía giras por el mundo y Capablanca pedía le organizasen visitas a lugares similares unos meses después para ir superando los records de simultaneas en cada ciudad y demostrar así el cubano que Alekhine le tenía que dar la revancha. Ambos pasaron así por una decena de ciudades en México y estaban todos felices de haber jugado con Alekhine primero y luego con Capablanca. Asi estaban Kasparov y Kirzán, uno detrás del otro, visitando ciudades.  Tendremos unas giras de uno cumpliendo promesas y del otro demostrando que no las cumplió el contrincante. De las elecciones seguirá una serie de recursos para demostrar que no hubo equidad, y así, seguirá el carnaval.
Como no quiero acusar a unos de mentirosos o a otros de delincuentes, admito que pertenezco a los mal pensados, a los que leyeron mal y no se dieron cuenta que había errores de redacción en las acusaciones…y que en realidad no se acuso a nadie, sino simplemente eran unas crónicas medio marcianas sin Orwell…