19 ene. 2015

Inicio Concurso Taller 20 de enero de 2015 de 19 a 21 horas en Omnichess.




Inicio Concurso Taller 20 de enero de 2015 de 19 a 21 horas en Omnichess. Dos horas de clase intensiva de ajedrez para todos niveles.
Los talleres con el ejercicio de intentar acertar las jugadas de los maestros, dando puntos a los aciertos y premios a los participantes que acumulen más puntos, es práctica común en clubes de Rusia, Ucrania, Armenia y de muchas escuelas exitosas de ajedrez. Muchos libros se han publicado con ese sistema, que en Rusia se le denominó Troyka, trío, o sea los dos maestros de la partida y el tercer participante: el estudiante que trata de dar con la jugada del maestro triunfador de la partida.
La Troyka dirigida por un entrenador a un grupo ha demostrado ser una práctica muy positiva, tanto instructiva, como atractiva y divertida.
La Troyka es mitad una clase de ajedrez, y una sesión de entrenamiento, a la vez que un concurso que estimula participación al ser muy divertido además de instructivo.
Veamos lo que dice el GM Zenon Franco sobre las “Troykas”.
El placer que me proporcionaba, y proporciona, intentar acertar jugadas de los maestros, nace de una costumbre muy habitual en los clubes de ajedrez de Buenos Aires donde pasé parte de mi niñez y adolescencia.
El ambiente ajedrecistico argentino fue robustecido por la influencia de fuertes maestros que se quedaron a vivir en Argentina tras la Segunda Guerra Mundial, y aparecieron muchos clubes de ajedrez, con maestros de excelente nivel a cargo de la enseñanza, como los Clubes Jaque Mate,  Club Argentino, Club Villa Martelli, Club Vélez Sarsfield, y muchos otros, incluso varios clubes de fútbol tenían una importante sección de Ajedrez, en los dos clubes más populares, Boca Juniors y River Plate impartían clases el MI Bernardo Wexler y el GM Oscar Panno, mientras que el MI Jacobo Bolbochán hacia lo propio en el Club Jaque Mate, los GM Carlos Guimard y Julio Bolbochán también se dedicaban a la enseñanza, mientras que Miguel Najdorf era el revitalizador de todo lo que existente, con su enorme y contagioso entusiasmo.
Los concursos de "acertar jugadas" y de partidas rápidas semanales eran habituales en todos esos clubes, y me considero afortunado por haber vivido parte de esa etapa en Buenos Aires.
A mí siempre me atrajo muchísimo el ejercicio de intentar acertar las jugadas de los maestros, y recuerdo el gran impacto que me produjo ver un ejercicio extraordinario de Bent Larsen en la revista argentina "Ajedrez".
Con el tiempo vi que no había maestros que se dedicaran a ese tipo de entrenamiento, y de todo esto resultó que ya desde hace 25 años empecé a hacer los "Acierte las jugadas" o "Ud Juega" por primera vez en la también desaparecida revista argentina "El Rey''.
Sentí casi como un triunfo personal ver en estos días, en el excelente programa televisivo de divulgación científica "Redes" dirigido por Eduard Punset, que versaba sobre educación y aprendizaje, la gran importancia que tiene no limitarse a escuchar pasivamente, sino participar, referido a alumnos en toda la etapa del aprendizaje; creo que esto reafirma la utilidad de hacer ejercicios como los propuestos por las “troykas”.

Al cobrar una cuota para inscribirse en un concurso troyka, parte del monto de ella va para premios, otra parte para el entrenador que comenta la partida y guía el taller, así como lleva la contabilidad de los participantes, y otra para el club anfitrión. Es como un torneo de ajedrez formal, pero con una guía que permite el aprendizaje activo.
Para estas sesiones se cobra $150.00 por persona. Premios: Software a escoger por valor de $450.00 (recién traído de San Petersburgo) y entradas gratis a diversos talleres.